El presidente de la cámara catalana, Roger Torrent (d) y vicepresidente primero, Josep Costa (i) durante la reunión de Mesa del Parlament
El presidente de la cámara catalana, Roger Torrent (d) y vicepresidente primero, Josep Costa (i) durante la reunión de Mesa del Parlament - EFE

La Mesa del Parlamento catalán pide un informe para ver cómo cumple el auto de Llarena

La decisión del tribunal alemán de extraditar a Puigdemont refuerza su tesis de que el auto del magistrado del TS que suspende a los seis diputados encausados judicialmente por rebelión no se tiene que cumplir

BarcelonaActualizado:

La decisión del tribunal regional alemán de Schleswig-Holstein, que tenía en sus manos el futuro inmediato de Carles Puigdemont, se conoció mientras la Mesa del Parlamento de Cataluña deliberaba sobre la aplicación, o no, del auto del magistrado instructor del Tribunal Supremo (TS) Pablo Llarena, que suspende de sus «funciones y cargos públicos» a seis diputados autonómicos acusados de rebelión -el propio Puigdemont, Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Raül Romeva-. La Mesa optó, finalmente, por pedir un informe preventivo a los letrados de la cámara -pues ayer no había llegado aún la comunicación oficial del TS- para «determinar el alcance de la citada interlocutoria», haciendo caso a la petición del PSC. Las posiciones políticas, así, no se movieron un ápice durante la reunión de la Mesa; y Cs, el PSC y el PP recordaron que los autos judiciales no se votan, simplemente, se ejecutan.

Sin embargo, Junts per Catalunya (JpC) y la CUP, a los que ayer se sumó convincentemente CatComú-Podem, mientras ERC sigue en segundo plano, consideraron que la decisión del tribunal de Schleswig-Holstein (aceptar la extradición solo por malversación) refuerza su tesis de que el auto de Llarena que suspende a los seis diputados encausados judicialmente por rebelión no se tiene que cumplir. Así lo defendieron los tres diputados autonómicos de JpC Eduard Pujol, Josep Costa y Gemma Geis que ofrecieron juntos una rueda de prensa. «Solo seremos obedientes a los derechos civiles y políticos de los diputados. Lo más coherente es que ni sustituyamos ni suspendamos a nuestros compañeros», indicó Geis.

Además, desde JpC están seguros de que el informe de los Servicios Jurídicos del Parlamento autonómico «acreditará» su posición de burlar la decisión judicial de Llarena. «No pediremos a ninguno de nuestros compañeros que deje el acta», concluyó Geis, quien, a preguntas de los periodistas, restó valor a que el tribunal regional alemán haya descartado que Puigdemont esté siendo perseguido políticamente en España, ya que el sistema judicial español es totalmente garantista y respetuoso.

Ridao, letrado mayor

Sobre el nuevo informe que los letrados tendrán que firmar en los próximos días, se estrenará Joan Ridao como letrado mayor del Parlamento de Cataluña. La Mesa, a propuesta de Roger Torrent (ERC), su presidente, aprobó el nombramiento en la reunión de ayer, tal y como estaba previsto. De los siete miembros del máximo órgano de gobierno de la cámara, cuatro votaron a favor (JpC y ERC), dos en contra (Cs) y uno se abstuvo (PSC).

Para Cs, el PSC y el PP este nombramiento es, como mínimo, inoportuno. Carlos Carrizosa (Cs) lo valoró como «un verdadero escándalo, con la que está cayendo», ya que Ridao fue secretario general de ERC y diputado de este partido en el Congreso y el Parlamento catalán durante 17 años en total. Ferran Pedret (PSC) expresó su sorpresa al insinuar que debería haber sido el propio Ridao quien rechazase el cargo. Y Santi Rodríguez (PP) indicó que: «No parece recomendable que el presidente del Parlamento, de ERC, proponga a un exsecretario general de ERC como letrado mayor».