Nace Alfred, el mayordomo virtual de atención personalizada a personas mayores

Nace Alfred, el mayordomo virtual de atención personalizada a personas mayores

Actualizado:

El cuidado y atención de las personas mayores es un tema recurrente en proyectos relacionados con la tecnología, así desde la robótica y o el área de asistentes virtuales se trata de facilitar la vida a un colectivo dependiente. Uno de estos proyectos es Alfred (Asistente Personal para la Vida Independiente y el Envejecimiento Activo), un mayordomo virtual personalizado que se está gestando en Europa con la participación de Atos.

El mayordomo virtual trabajaría con dispositivos y plataformas móviles y permitirá la interactuación con los ancianos mediante la interacción avanzada por voz, con lo que sería posible hablarle directamente para que reaccionara.

Su manejo es sencillo, apto para personas que no estén muy acostumbradas a manejarse con la tecnología, y, además de ofrecer los cuidados necesarios a los ancianos, les permitiría trabajar en otras áreas, como es el caso de la inclusión social, el ejercicio físico y la realización de juegos cognitivos.

Alfred consta de cuatro elementos: un asistente de interacción con los usuarios al que las personas mayores pueden hacer preguntas o definir comandos; un sistema de inclusión social personalizada para sugerir eventos en función de los intereses y el entorno social del usuario; un sistema de atención personalizada relacionada con los cuidados de la tercera edad y que permite al médico acceder a la información necesaria para asegurarse del bienestar del anciano; y un asistente cognitivo y físico para detectar deficiencias y trabajar en la mejora de sus condiciones mediante el uso de videojuegos.

Los primeros resultados del proyecto europeo se probarán a lo largo de 2015 en Alemania, Francia y Holanda.

Como decíamos, Alfred cuenta con la participación de Atos, empresa internacional de servicios de tecnologías de la información, a través del grupo Research & Innovation y tiene como objetivo identificar el público potencial creando soluciones que examinen y ofrezcan información sobre las actividades que realizan las personas mayores, así como estudiando sus gustos, capacidades y redes de contactos para personalizar las búsquedas y consejos que se ofrezcan con el asistente. Por su parte, Worldline, filial de Atos, aportará su experiencia en el desarrollo de apps móviles para adaptarlas al perfil de usuario de Alfred. Además, informará sobre las últimas novedades tecnológicas para que se puedan ir incorporando progresivamente al proyecto.