El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo

Pedro Quevedo vota «por error» en contra de las enmiendas a los Presupuestos y permite su tramitación

El diputado de Foro Asturias Martínez Oblanca le habría cambiado el sentido del voto al creer que Quevedo se había equivocado

MadridActualizado:

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado del Gobierno ha superado el trámite de enmiendas a la totalidad gracias a «un error» inesperado. Sin embargo, aunque inesperado, el error lo ha cometido el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que permitió la aprobación de los anteriores presupuestos con su voto a favor.

Inicialmente se esperaba que en este trámite de enmiendas a la totalidad hubiera un empate a 175 votos entre lo diputados que rechazaron esas enmiendas (PP, Ciudadanos y PNV) y los que estaban a favor (Quevedo se encontraba en este grupo, ya que el miércoles aseguró que apoyaría las enmiendas a raíz de los rumores de que podría volver a ser el «diputado 176» que permitiera la aprobación de las cuentas del Gobierno).

Sin embargo, cuando se ha procedido a la votación, el resultado definitivo ha sido de 176 votos en contra de las enmiandas frente a 174 a favor, lo que ha permitido que los Presupuestos superaran este trámite al primer intento, no haciendo falta repetir la votación, como estaba previsto en un principio.

El punto rojo entre los puntos verdes señalaba de nuevo al parlamentario de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que ha explicado que su voto es producto de «una equivocación», y que su posición siempre había estado y está «a favor de las enmiendas» a la totalidad.

Quevedo ha señalado a su compañero de escaño, el representante de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, su al explicar su error en la votación de las enmiendas de totalidad de los Presupuestos de 2018, que buscaban la devolución de las cuentas. «Menudo disgusto», ha comentado, informa Ep.

En los pasillos de la Cámara Baja, Quevedo ha explicado a los periodistas que, en consonancia con el discurso que viene manteniendo su partido y que él defendió la víspera, había pulsado el botón a favor de las enmiendas, pero que Oblanca, «con toda la buena fe», pensó que se estaba equivocando y le cambió a última hora el sentido de su voto.

«Menos mal que no ha pasado nada», ha comentado un Quevedo visiblemente nervioso y que ha salido en todo momento en defensa de Martínez Oblanca porque está «destrozado» y porque en su actuación no hubo mala fe. De hecho, ha comentado que le ha pedido disculpas «de todas las formas posibles».

«Me ha intentado ayudar. No fue a votar por mí, sino a intentar arreglar lo que él suponía que era un error mío. No tenía ninguna intención. Es una cosa un poco absurda. Siento que la noticia tenga que ser esto», ha manifestado.

De su lado, Martínez Oblanca ha pedido «disculpas» por lo sucedido. «Al creer que estaba equivocándose y con la mejor intención, le he inducido a cometer un error en la votación», ha explicado, admitiendo que ha actuado de una forma «absolutamente desafortunada». «Confío en que este tipo de cosas no vuelvan a suceder», ha zanjado.