Economía

Economía

Pemex busca un pacto con Carlos Slim para hacerse con otro 10% de Repsol

Día 20/11/2013 - 03.37h
Temas relacionados

La operación, valorada en más de 2.400 millones de euros, dejaría en manos de la estatal mexicana el control de la petrolera española

La empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), joya de la corona mexicana, está decidida a dar un paso al frente en el núcleo accionarial de la española Repsol para lograr su control. Y para ello buscará un inversor «afín» que le ayude a lograrlo con un 10% adicional al 9,3% que actualmente posee.

Según ha podido saber ABC, Pemex -que en otras ocasiones ha amenazado con salirse del capital de la española por divergencias con el presidente Antonio Brufau- presentará en su próximo consejo de administración un acuerdo con un importante multimillonario internacional con intereses en el mercado energético. Las mismas fuentes aseguran que todo apunta al mexicano Carlos Slim, que en los últimos tiempos ha diversificado sus negocios hacia este sector. Slim compraría en el mercado acciones de Repsol, grupo que tiene aún un «free float» de algo más del 60% de su capital. A precios de mercado a cierre de ayer (18,66 euros la acción), un 10% de Repsol costaría más de 2.400 millones de euros.

De esta operación tendría conocimiento el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien habría sido informado por el presidente Mexicano, Enrique Peña Nieto, en el marco de la Cumbre Iberoamericana celebrada hace un mes, añaden las mismas fuentes.

El papel de La Caixa, clave

Este toma y daca de la estatal petrolera mexicana con la española viene de lejos y ahora toma de nuevo fuerza en un momento en el que otros accionistas del núcleo duro de Repsol pierden peso. Es el caso de su principal e histórico socio, La Caixa, que está reduciendo presencia en la petrolera con el objetivo de cumplir con la nueva normativa bancaria.

En este contexto se explica la operación anunciada hace un par de semanas por CaixaBank. El grupo bancario anunció la colocación acelerada de bonos convertibles por acciones de Repsol. La entidad mantiene una participación del 12,02% del capital de la petrolera, que podría reducirse hasta el 9,52% si se convierten íntegramente los bonos. Su nueva situación la dejaría en tres años -cuando se harían convertibles los bonos en acciones- con similar participación que hoy tiene Pemex, si bien, su papel en esta estrategia será en el futuro clave dependiendo de a quién diera su apoyo.

El tercero en discordia aún hoy es Sacyr, con un 9,3% de Repsol, y que no hace ni un par de años, también en un momento de debilidad económica, estuvo a punto de vender sus acciones de la petrolera española a Pemex. Los problemas de Sacyr estallaron ese verano, cuando el presidente de la constructora, Luis del Rivero, daba un golpe de poder en Repsol, precisamente de la mano de la mexicana, que por entonces contaba con casi un 5% de las acciones de la petrolera. Ambas empresas sindicaron sus acciones para conformar un nuevo núcleo duro accionarial y tratar así de introducir un consejero delegado que restara poder al aún hoy presidente Antonio Brufau, con el que del Rivero siempre había tenido notables diferencias. Pero todo se quedó en agua de borrajas.

Llama la atención que sea precisamente Slim quien pueda estar detrás de esta operación, ya que es un aliado de La Caixa en nuestro país. De hecho, el magnate mexicano adquirió este verano un 0,5% de Gas Natural Fenosa (con opción de alcanzar un 3%), desembarco que no gustó a todo el consejo de la gasista y menos aún al presidente de Repsol, Antonio Brufau. Destacar que La Caixa (34%) y Repsol (30%) son los principales accionistas de la gasista. Ahora bien, peor le sentó a este el hecho de que Slim se hiciera con un 6% de YPF después de que esta petrolera argentina fuera expropiada al grupo español.

Prueba de las buenas relaciones entre Slim y el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, es que el año pasado adquirió 439 sucursales de esa entidad por unos 400 millones. Asimismo, el inversor mexicano también mantiene una alianza con Gas Natural Fenosa en sus negocios en México.

Incongruencias

Fuentes del sector explican las incongruencias de la operación poniendo sobre la mesa la actual situación económica y de negocio de Pemex y de las últimas declaraciones de su director general que advertía de sus relaciones poco cordiales con el equipo directivo de la española, lo que choca con sus verdaderas pretensiones. «Estoy muy decepcionado con la evolución de Repsol durante la gestión de Brufau. Queremos mejores resultados para nuestra participación en la compañía», afirmaba Emilio Lozoya,director general de Pemex, hace escasos días. Además, fue esta petrolera mexicana quien forzó a YPF a presentar hace pocos meses un acuerdo a Repsol que fue rechazado por este grupo.

Los últimos resultados del tercer trimestre de Pemex y Repsol hablan por sí mismos. Así, mientras la mexicana registraba unas pérdidas de más de 2.300 millones de euros, Repsol obtuvo un beneficio de 356 millones.

En el sector petrolero destacan el enorme interés que tiene Pemex en hacerse con la tecnología punta que posee Repsol en la exploración de petróleo, especialmente en zonas difíciles y en aguas profundas, donde cuenta con una gran experiencia adquirida sobre todo en Brasil.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Empresa
Mª. J. P. Las medidas de choque proponen los países más ricos no convencen a los expertos
Economía
Calcula cómo te afectará la reforma
    Motor

    Adivina qué avería puede tener tu coche por el color del humo

    abc.es

    Ciudades cada vez más contaminadas, y el humo de los coches como uno de los grandes responsables. Pero además el color del gas que salga de nuestro coche nos puede dar alguna pista sobre posibles ...

    Lo último...
    Últimos vídeos

    CC.OO y UGT piden ?prudencia?

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.