Internacional

Internacional / ENTREVISTA

«Nosotros, y no EE.UU., derrotamos a Al Qaida en Irak»

El líder del Consejo del Despertar suní asegura que no permitirán que Al Qaida vuelva a asentarse en Irak con la salida de EE.UU., al tiempo que apunta a Irán como «el enemigo real»

Día 29/08/2010
Su palacio descansa a orillas del Éufrates rodeado de fuertes medidas de seguridad. El jeque Ahmed Abu Risha ocupa el puesto dejado por su hermano, Abdul Sattar (asesinado en 2007) al frente de los Consejos del Despertar (Sahwa). Primero como milicia y ahora como partido político, fue la fuerza más votada en las elecciones provinciales, el nacimiento del Sahwa es considerado el punto de inflexión que marcó la caída de Al Qaida en Irak.
M. AYESTARÁN
El jeque suní, delante de un tapiz de la época monárquica
Ataviado con el traje típico árabe, con dos teléfonos Nokia E71 y unas gafas de aviador sobre la mesa, su sala de visitas está presidida por una alfombra antigua comprada en Irán con el dibujo del antiguo Irak de la época de la monarquía. El general David Petraeus y el entonces candidato a la Casa Blanca Barack Obama han sido huéspedes del hombre fuerte en Al Anbar, una de las provincias donde más soldados perdió EE.UU. en los primeros años de la invasión.
—Tras los atentados de los últimos días y con la salida de las fuerzas de combate de EE.UU., ¿puede Al Qaida volver a hacerse fuerte?
—Nunca, no lo permitiremos. En Al Anbar estamos seguros de que nunca volverán a tener una base sólida.
—En Al Anbar instalaron su emirato en 2005, ¿cómo fue posible?
—Al comienzo llegaron muchos milicianos y convencieron a la gente con su discurso islámico y de liberación nacional, pero en pocos meses mostraron su auténtica cara y empezó su declive. Los líderes tribales nos reunimos un 14 de septiembre de 2006 y formamos los Consejos del Despertar (Sahwa). Veinticuatro horas después empezó la guerra de verdad contra Al Qaida en Irak.
—¿Contaron con algún tipo de apoyo de Estados Unidos?
—El general Petraeus pasó por este mismo despacho en muchas ocasiones. No estaba muy seguro de nuestros planes y dudó a la hora de apoyarnos porque EE.UU. no había tenido buenas experiencias en Afganistán con el apoyo a grupos muyahidines durante la yihad. Pero le convencimos y nos respaldaron. Para cuando se decidieron el plan ya estaba en marcha.
—¿La formación de estas milicias no fue por tanto una estrategia del general Petraeus?
—Fue cien por cien iraquí. Nació de la unión entre jeques y otras destacadas figuras locales que logramos reunir un ejército de 250 voluntarios, más tarde llegamos a los nueve mil, que fue el número de hombres que luchó y venció a Al Qaida de la mano de las fuerzas de seguridad iraquíes. Recuerdo que los tres primeros meses tuvimos que pagar de nuestros bolsillos los sueldos y después ya empezaron a llegar fondos desde Bagdad. Tuvimos que comprar incluso los uniformes en Siria y Jordania.
—¿Cuál fue la fórmula de la victoria?
—EE.UU. no era capaz de distinguir a un civil de un miliciano, nosotros sí porque muchos combatientes provenían de nuestras tribus. Teníamos buenas intenciones, creíamos en la causa y sacrificamos a nuestros hijos. Nosotros, y no EE.UU., derrotamos a Al Qaida en Irak.
—¿Los hombres reclutados por ustedes no peleaban antes con Al Qaida?
—No, en Al Anbar los miembros del Sahwa eran las víctimas de Al Qaida, aunque en otras provincias es posible que algunos insurgentes se cambiaran de bando a cambio de un sueldo. Tampoco aquí Al Qaida está logrando ahora reclutar gente entre los nuestros como se rumorea en algunos medios, se trata de opiniones interesadas. Al Anbar no volverá a convertirse en un emirato, conocemos el Corán y no tiene nada que ver con el Islam que ellos predican.
—¿Están preparadas las fuerzas iraquíes para asumir la seguridad?
—Nuestro Ejército y Policía se establecieron en base a criterios sectarios y no están capacitados. Están pobremente equipadas y sus mandos no se dan cuenta de que el enemigo real ya no es Al Qaida, sino Irán. Los americanos deben aprovechar estos últimos 16 meses para acelerar la formación y presionar al gobierno para que acepte el retorno de oficiales del antiguo Ejército. Es la única solución.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Álvaro Ybarra Zavala Magazine
Dombass, crónicas desde el frente

Dombass, crónicas desde el frente

Una pequeña habitación con una vieja mesa de reuniones y un escritorio es el centro de operaciones del comandante Alexis en Shakhtars'k

Más historias en AYZ Magazine

Ver el reverso

Fotografías antiguas de ABC
6000 neoyorquinos a la caza de descuentos
comprar
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.