Un disco duro que podría durar más que la humanidad
Desarrollan un disco duro que duraría un millón de años - universidad de twente

Un disco duro que podría durar más que la humanidad

Actualizado:

Ya en 1956, IBM introdujo en el mundo el primer ordenador comercial capaz de almacenar los datos en una unidad de disco magnético. El IBM 305 RAMAC usaba cincuenta discos de 24 pulgadas y era capaz de almacenar hasta 5MG, una hazaña impresionante en aquellos días. Hoy, sin embargo, existen discos duros que puden almacenar hasta 1TB de datos en un disco de 3,5 pulgadas.

¿La tecnología puede almacenar información de forma fiable en un millón de años?A pesar del enorme aumento de la densidad de almacenamiento y una impresionante mejora en la eficiencia energética, el plazo de vida de los discos magnéticos es todavía de una década. Esto plantea un problema interesante: ¿cómo vamos a poder preservar la información de nuestra civilización en una escala de tiempo que dure más que la propia humanidad? En otras palabras, ¿la tecnología puede almacenar información de forma fiable en un millón de años?.

Una investigación de la Universidad de Twente, en Holanda y liderada por el científico Jeroen de Vries ha intenado dar una respuesta a esta cuestión. Su equipo ha diseñado y construido un disco capaz de almacenar los datos durante un plazo de tiempo de un millón de años, un periodo mucho más largo que el que probablemente vivirá el ser humano, gracias a una teoría sobre la aceleración del proceso de envejecimiento basada en el calentamiento y en la nanotecnología.

En códigos QR

Esto se basa en la idea de que los datos deben ser almacenados en un mínimo de energía que a su vez está separada en pequeñas cantidades de energía por unas finas barreras. Para ello, crearon discos de wolframio cubiertos con una fina capa de nitruro de silicio -elegido por su alta resistencia a la fractura y su bajo coeficiente de expansión térmica- sobre los que se inscribió información en forma de códigos QR con líneas de 100 nm de ancho. Estos códigos contienen a otros más pequeños de manera que la totalidad de la información pueda ser leída con un microscopio.

Los resultados fueron impresionantes. Según la Ecuación de Arrhenius, un disco capaz de sobrevivir a un millón de años debería aguantar durante 1 hora a una temperatura 445 grados Kelvin, una prueba que los nuevos discos, ideados por el equipo de Jeroen de Vries, pasaron con facilidad. De hecho, soportaron temperaturas de hasta 848 grados Kelvin, aunque con importantes cantidades de pérdida de información.

El nuevo estudio sugiere que lo humanos deberíamos ser capaces de guardar gran cantidad de información en estos discos duros e incluso las futuras civilizaciones.

Sí es indestructible

No obstante, existen salvedades, ya que la teoría del envejecimiento acelerado solo se aplica en circunstancias muy específicas, a temperatura «ambiente», y no se tiene en cuenta su supervivencia en otros casos.

Es difícil imaginar que el nuevo disco duro pueda sobrevivir al impacto de un meteorito, por ejemplo. De hecho, sería poco probable que sobreviviera a las temperaturas alcanzadas durante un incendio en una casa común y corriente.

Sin embargo, de Vries y sus colegas están seguros de que en un futuro puedan desarrollarse sistemas de almacenamiento más robustos y creen firmemente que su trabajo será un paso interesante hacia la preservación de los datos para las futuras civilizaciones.