ABC

Tecnología

Entrupy, la app que detecta las falsificaciones

El dispositivo tiene un porcentaje de fiabilidad de un 96'4% y mostrará el resultado en la pantalla del smartphone

La app analiza los tejidos de los bolsos de lujo
La app analiza los tejidos de los bolsos de lujo - ENTRUPY
ActualizadoRaquel F-NovoaRaquel F-Novoa Redactor MultimediaSeguirLeer despuésCompartir

«Para una empresa, la reputación lo es todo», este es el irrefutable lema que encabeza la página web de Entrupy, una app que lucha contra el negocio de las falsificaciones. Las copias de productos son un mal endémico que supone al sector del lujo un 10% del su facturación anual, más de 26 millones de euros.

Arrasa a las grandes marcas, pero también a la pequeña empresa, que vende por original la mercancía adquirida confiando en su autenticidad. También al ingenuo comprador que, tras gastarse una importante suma de dinero, mira con sensación su impotencia su nuevo bolso de Chanel al comprobar la estafa.

El comercio de falsificaciones salpica a todos los sectores de consumo, desde el textil a la cultura pasando por la sanidad y la tecnología. Solamente en España se han incautado en 2016 más de cuatro millones de productos falsificados, la mayoría de los objetos eran ropa, calzado, cosméticos y complementos de lujo.

Por otro lado, según el informe publicado en abril de 2016 por la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea, el comercio de falsificaciones representó en 2015 un 2’5 % del comercio mundial, lo que se traduce en 385.689’63 millones de euros en beneficios, cantidad que equivale al PIB de Austria.

Por eso firmas como Balenciaga, Dior, Gucci, Chanel o Louis Vuitton se han puesto en manos de la inteligencia artificial para frenar en la medida de lo posible la proliferación de copias ilegales. Esta panacea lleva poco tiempo en el mercado, pero promete detectar las falsificaciones hasta en un 96’4% de los casos.

El dispositivo permite ampliar hasta 260 veces el tamaño de los tejidos
El dispositivo permite ampliar hasta 260 veces el tamaño de los tejidos - ENTRUPY

La innovadora propuesta de Entrupy consiste en un microscopio que consigue ampliar el tejido en 260 veces su tamaño real y detecta detalles imperceptibles al ojo humano. Lo que hace es comparar el tejido escaneado con el original –previamente almacenado- y analizar el resultado mediante algoritmos. Al aparato no se le escapa nada, ni la mínima variación en las proporciones del logotipo ni la muesca más insignificante de pigmento que no se corresponda.

Es portátil, se asemeja a una linterna y apenas supera el tamaño de un puño. Se puede transportar a cualquier parte y con sólo enchufarlo al Smartphone se conseguirá una muestra fehaciente de la autenticidad del producto, certificado mediante para demostrar el resultado a quien lo ponga en duda.

La manera de emplearlo también es muy sencilla, una vez instalada la app simplemente hay que enchufar el microscopio al teléfono y acercarlo al tejido. A continuación se activará la aplicación, que podrá en marcha los algoritmos programados para escanear el producto y proceder a la autentificación y de forma casi instantánea servirá el resultado de la comprobación y el certificado de autenticidad.

Actualmente, las grandes marcas se gastan millones de euros en tecnología antifalsificaciones como etiquetas holográficas, microimpresión e incluso radiobalizas cosidas en los tejidos. Sin embargo, el colosal mercado del fraude parece imparable, en especial con el desarrollo del comercio por la red, donde los tentáculos de la picaresca se deslizan por los rincones más insospechados y un sencillo cambio de dominio es suficiente para reactivar el negocio desde cero.

La app se activa de forma muy sencilla en cualquier Smartphone
La app se activa de forma muy sencilla en cualquier Smartphone - ENTRUPY

Entrupy nació especialmente enfocado a dar servicio a pequeñas empresas, que a pesar de vender productos de lujo muchas veces no pueden permitirse los sistemas de detección de fraudes con los que sí cuentan los gigantes del lujo.

Muchas tiendas de segunda mano que operan en internet como RealReal contratan a expertos para analizar su género e impedir que se filtren falsificaciones. La labor de estos trabajadores es ardua: contar las puntadas de las prendas, sentir la textura y analizar cada nimio detalle de fabricación. El método es caro y no es infalible y, además, según el cofundador de Entrupy, Vidyuth Srinivasan, «para una empresa que está creciendo no es una solución viable».

El dispositivo se puede adquirir por 251 euros, una vez en tu poder, la empresa pone a disposición del cliente planes de alquiler mensuales desde 83 euros (100 dólares americanos) que permiten escanear 5 productos al mes.

El aparato está causando furor en los sectores más afectados por las falsificaciones como tiendas de segunda mano, casas de empeño, minoristas, mayoristas y tiendas online. Por ahora el aparato se enfoca especialmente en el sector textil, pero podría abordar un abanico más grande de objetos aunque, según reconocen desde la empresa, tienen todavía algunas dificultades con las porcelanas y los diamantes.

comentarios