Tecnología

Tecnología

Windows 8, primeras impresiones

El nuevo soporte de hardware y el cambio radical en su interfaz son los engranajes principales que mantienen en funcionamiento el motor del nuevo sistema operativo de Microsoft

Día 15/09/2011 - 12.34h

Compartir

Después de luchar durante un buen rato con la descarga, al fin tenemos nuestra copia del preview de Windows 8. El nuevo sistema operativo de Microsoft ha tomado por asalto a los medios especializados, incluso superando a la expectativa que generó Windows 7 en su momento. El nuevo soporte de hardware y el cambio radical en su interfaz son los engranajes principales que mantienen en funcionamiento al motor de Windows 8. Hay mucha tela para cortar, pero si aún no has obtenido tu copia, aquí tienes un vistazo preliminar.

Más allá de las buenas intenciones, no todo comienza con el pie derecho. La aventura de Windows 8 da inicio con objetivos muy claros: Cerrar la brecha entre tablets y PCs, ubicarse como un sistema operativo especialmente optimizado para interfaces táctiles, revalorizar el concepto de “aplicación”, defender la postura de “Windows en todas partes” que mencionó Ballmer en su momento, e implantar la idea de “reinventar” al sistema operativo. Microsoft cree que ha logrado algo muy importante a partir del desarrollo de Windows Phone 7, por lo que no fue una sorpresa tan grande saber que en Redmond tomarían algunas cosas prestadas de la versión móvil de Windows para aplicarlas sobre Windows 8.

Como siempre sucede en estos casos, la idea del cambio polariza a los usuarios. Quienes desean ver algo nuevo en Windows recibieron la idea con mucha alegría, mientras que aquellos que todavía maldicen la eliminación del menú clásico de Windows 7 se espantan con solo imaginar a Metro en sus pantallas LCD gigantes. Microsoft puede haber dicho muchas cosas importantes en la conferencia Build, pero nada más importó cuando se supo que el preview de Windows 8 sería de acceso público. Aún así, como dijimos antes, no todo comienza con el pie derecho. ¿Qué sucedió en nuestro caso? Descargamos el ISO, y recibimos un error de hash cuando tratamos de utilizarlo. La mejor solución no fue otra más que tomar la ruta escénica: Descargar el ISO de nuevo para estar seguros.

El proceso de instalación de Windows 8 es prácticamente idéntico al de Windows 7 (450 millones de licencias y contando), e incluso se puede decir que hay algunos pasos ausentes, ya que el preview no requiere de activación. La instalación personalizada sigue brillando por su ausencia (básicamente, es instalación completa o nada), sin embargo, el tiempo que demandó ha sido más que razonable. Puede que al utilizar una instalación limpia nos hayamos ahorrado algunos dolores de cabeza y retrasos innecesarios, por lo que recomendamos que hagas lo mismo en caso de que decidas probar tú mismo a este reciente build.

Una vez finalizada la copia de archivos, recibirás la primera dosis de Metro, que para bien o para mal, está casi en todas partes. Tras un breve paseo por la configuración de usuarios, llegarás a lo que es el nuevo menú de inicio en un tiempo muy corto: Las promesas de tiempos de inicio reducidos parecen estar en buen camino.

Más personalización

Y lo primero que hice tras llegar a Metro en todo su esplendor fue... hacer clic en la opción del Escritorio. Bueno, tardé un par de minutos en realidad. El teclado responde bien, el ratón tampoco se queda atrás, las barras de desplazamiento aparecen para compensar la ausencia de hardware touch... pero Microsoft deberá permitir a los usuarios modificar algunos aspectos de Metro si quiere acelerar su absorción. Escoger si el icono de cada aplicación debe ser más pequeño o más grande difícilmente puede calificar como personalización. ¿Por qué solamente tres columnas de aplicaciones, y no dos o cuatro? ¿Qué hace Escritorio Remoto enterrado entre juegos? En Redmond han dejado bien en claro que Metro no puede ser deshabilitado ya que sería como deshabilitar toda la interfaz de Windows 8. Bien, pero hasta el menú de inicio de Windows 7, que dicho sea de paso eliminó por completo el “menú clásico”, permite modificar algunos ítems. Más allá de reordenar bloques y cambiar levemente su tamaño, el nuevo menú de inicio no le deja mucho al usuario en cuanto a modificaciones.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Prueba los nuevos juegos web

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.