España

España

El Gobierno cree que ETA esperará a que Bildu se consolide antes de atentar

Tras acumular su poder municipal, la banda presionará al nuevo Ejecutivo para forzar otra negociaciónLa Policía es más cauta y no descarta que la debilidad de los pistoleros les obligue a improvisar otra estrategia

Día 13/06/2011
AP

El Gobierno cree, en base a los datos de los que dispone, que ETAmantendrá el «alto el fuego permanente, general y verificable», al menos, hasta que se celebren las próximas elecciones generales, una vez que los pistoleros han logrado colocar a Bildu en las instituciones y esperan que el Constitucional legalice Sortu.

Los expertos en la lucha antiterrorista consultados por ABC se muestran, sin embargo, más cautos que el Ejecutivo de Zapatero acerca de las intenciones de la banda a corto y medio plazo. No obstante, coinciden en que en la actual coyuntura la banda criminal está «especialmente satisfecha», ya que aspira a reeditar el pacto de Estella, «en versión mejorada», y ha logrado con éxito el primer objetivo: la «acumulación de fuerzas soberanistas». Ésta aún está abierta, ya que ETA pretende atraer también a Aralar, a otros grupúsculos nacionalistas y a un amplio sector del PNV si consiguen desgastar a la dirección que encabeza Iñigo Urkullu.

La violencia como lastre

Para ello, ETA necesita que los cargos electos de Bildu se asienten en las instituciones, donde van a escenificar una aparente moderación con el objetivo de captar adeptos a su estrategia. Y sabe que cualquier expresión de violencia sería un lastre, ya que obligaría a Bildu a posicionarse con mayor contundencia. Con todo, los expertos se inclinan por la cautela y avisan de que cuaquier imprevisto podría llevar a los actuales jefes, inexpertos al mando de una estructura muy debilitada, a dar un giro en su vigente «hoja de ruta».

El objetivo es, por tanto, llegar hasta las generales en un escenario sin atentados. Tras consolidar y ampliar la lograda «acumulación de fuerzas soberanistas», ETA intentaría pasar a la segunda fase de su «hoja de ruta». Coincidiría con la llegada del nuevo Gobierno, al que emplazá a iniciar una negociación técnica bajo el principio de «paz por presos», porque la otra, mediante la «mesa política», ya estaría en marcha de facto con esa reedición del pacto de Estella por los partidos nacionalistas.

Tradicionalmente, cuando la banda ha intentado forzar al Gobierno a una negociación, su estrategia se ha basado en lanzar una fuerte ofensiva terrorista —«acumular cadáveres sobre la mesa»—. Pero ahora las cosas no están tan claras. ETA no tiene hoy capacidad ooperativa suficiente para presionar al Ejecutivo a través de las armas.

Así que intentará presionar al Estado mediante su hegemonía en el poder local cristalizado en la coalición Bildu. A través de ella se propone constituir un frente de interlocución que represente al pueblo vasco en una hipotética negociación con el «Gobierno español». Por ello, una vez que ha logrado amplia representación en las instituciones municipales y forales, ETA prepara el abordaje a Ajuria Enea y para ello pretende presentar como candidato a lendakari en los comicios autonómicos de 2013 a Arnaldo Otegi, si es que para entonces está libre y habilitado para la política. Si fracasara en ese intento de doblegar al próximo Gobierno mediante la presión del «frente soberanista», la banda entonces se plantearía la reanudación de la «lucha armada».

Así las cosas, los expertos antiterroristas advierten de que, pese a que Bildu va a mantener desde las instituciones una posición aparentemente de «guante blanco» —que no excluye campañas a favor de los presos o de la negociación—, a ETA sin embargo le conviene al mismo tiempo demostrar que el País Vasco y Navarra están lejos de alcanzar la normalización. Esto es, que permanece el «conflicto» lo que hace necesario un «proceso» de cara a su «resolución». En esta estrategia va a utilizar a la ilegal Batasuna, Segi, Askatasuna, Ekin, que se encargarán de mantener la tensión en la calle con propuestas desestabilizadoras.

Con ese objetivo, la vieja guardia batasuna y la coalición Bildu recorrieron ayer Bilbao para exigir el reagrupamiento de los presos en cárceles vascas, la liberación de los etarras enfermos y la aniquilación de la «Doctrina Parot». Ese debe ser el primer paso para la «normalización» del «conflicto», según dijo el líder de EA, Pello Urizar, quien equiparó a los familiares de los presos con las víctimas de ETA en la que fue la primera aparición pública de Bildu tras asumir el poder en 123 ayuntamientos. «El camino es la amnistía», proclamaron los convocantes de la marcha folclórico-festiva a la que se adhirieron miles de personas y en la que se instó a llenar de banderas reivindicativas los pueblos y ciudades para «desarticular» la actual política penitenciaria española.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es España en...

Blogs

La vida es circular, pero no eterna

Puentes de Palabras
José Manuel Otero Lastres

La sedición pierde aire

EL BLOG
Federico Ysart

Hollande, Valls y la cruda realidad

TOCA ESPAÑAR
Manuel Erice

Quedan 6 meses para el referéndum

el Blog de Edurne
Edurne Uriarte

por tierra, mar y aire
Esteban Villarejo

Los independentistas, pillados en otra mentira

EL ESCRITORIO
Mariano Calleja
El Foco de Ángel Expósito
Últimos vídeos

Abc_Opinion_24_02_2017_sociedad_EMontanes

Sigue ABC.es en...

ABC Marca España
Lo último...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.