Valoración:
Sábado, 06-12-08
AGENCIAS
TOLEDO. El alcalde de Ocaña, José Carlos Martínez (PP), negó ayer ante la titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de esa localidad que cometiera irregularidades en la concesión de licencias de obras, informaron fuentes judiciales.
El alcalde declaró ayer como imputado por los presuntos delitos de prevaricación y contra la ordenación del territorio por la concesión unas setenta licencias de viviendas y naves industriales, pese a los informes negativos del secretario y del arquitecto municipal.
Por esos hechos, que los socialistas pusieron en manos de la fiscalía de Toledo, que vio indicios de delito y que remitió el caso al juzgado, también están imputados otros cuatro concejales del PP que forman el equipo municipal de Gobierno.
Tras prestar declaración, durante la cual el regidor no reconoció los hechos, la juez mantiene la imputación para José Carlos Martínez.
La declaración, también como imputados, de los concejales del equipo de Gobierno ha sido pospuesta para los días 16 y 30 de diciembre, pues, aunque estaba prevista para ayer la juez no pudo tomarles declaración por falta de tiempo.
«Pequeños problemas»
El alcalde señaló a la salida de los juzgados que la comisión de presuntos delitos que se le imputan «son menores» y que el Ayuntamiento ha actuado «correctamente», ya que «lo único que se ha venido a dar es solución a diversos problemas que van surgiendo en la vida diaria de un pueblo». Insistió en que todo hace referencia a pequeñas actuaciones que no tienen un «gran daño ni a la sociedad ni a terceros».
Martínez manifestó que con su declaración ha quedado claro que el Grupo Municipal Socialista, que era conocedor de todas estas actuaciones municipales, «no ha actuado de ninguna forma por la vía de lo Contencioso-administrativo y hasta cuatro meses antes de las elecciones, persiguiendo sacar tajada política, actuó por lo Penal», agregó.
Aclaró que quien debe resolver si una licencia «está bien o mal otorgada» es el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo. «Ha quedado claro que la actuación municipal iba encaminada a resolver pequeños problemas utilizando como norma la costumbre del pueblo que han utilizado también alcaldes anteriores de otro signo político», añadió.
De este modo, Martínez manifestó que se pedirá que declaren anteriores mandatarios de Ocaña «para que digan por qué si nos denuncian por otorgar una nave agrícola a un agricultor, ellos, en el mismo sitio, la otorgaron de igual forma y no pasó nada», apostilló. «No es algo que se venga haciendo por costumbre en Ocaña, sino que en todos los pueblos de España hay actuaciones parecidas», afirmó.
El edil lamentó «la falta de lealtad y la traición al pueblo de Ocaña» por parte de los concejales socialistas, «que lejos de mirar por el bien de la población, el sector agrícola y los industriales, lo que han hecho es crear una indignación en el pueblo fundamentalmente hacia ellos», argumentó.
Informes no vinculantes
A preguntas de los medios, el regidor de Ocaña afirmó que puede existir algún informe que no sea favorable a la gestión del Ayuntamiento, «pero los informes no son vinculantes para nosotros, tienen la categoría de mero asesoramiento y tenemos que dar soluciones a diversos problemas que en el día a día de un pueblo surgen».
Confirmó que su declaración fue «tan larga y meticulosa» que el resto de los miembros del equipo de Gobierno no pudieron declarar. Aseguró que el proceso judicial será largo y esperó que «se salga de esta situación por el bien de Ocaña, porque si no es así tendrá graves consecuencias para el pueblo en el futuro».
Valoración:

Enviar a:

¿qué es esto?


Más noticias sobre...
Comentarios: