Así se vende el turismo español en el mundo
La «España verde» confirma que el sol y la playa no son los únicos reclamos para el turista británico - ABC

Así se vende el turismo español en el mundo

España recibió 60,6 millones de turistas en 2013. Un récord que se cimenta en el sol y la playa, pero que, como demuestra este repaso a pie de agencia de viaje por los gustos de los principales países emisores, crece gracias a una variada oferta de calidad

Actualizado:

España recibió 60,6 millones de turistas en 2013. Un récord que se cimenta en el sol y la playa, pero que, como demuestra este repaso a pie de agencia de viaje por los gustos de los principales países emisores, crece gracias a una variada oferta de calidad

12345678910
  1. Reino Unido: el amor de los británicos por España

    La «España verde» confirma que el sol y la playa no son los únicos reclamos para el turista británico
    La «España verde» confirma que el sol y la playa no son los únicos reclamos para el turista británico - ABC

    Con o sin Gibraltar, a los ciudadanos del Reino Unido británicos les encanta España. Según las cifras del gobierno español, los británicos fueron el mayor contingente de visitantes en nuestro país en 2013 con la llegada de 14,3 millones de turistas, un 23,6% del total, informa Borja Bergareche desde Londres. En un entorno de cifras récord en España (60,5 millones de turistas foráneos) y de fuerte crecimiento de los viajes al extranjero de los británicos, la llegada de viajeros de este país a España en diciembre fue un 20% superior al mismo mes del año anterior, según el Ministerio de Industria. Un repaso a los destinos más visitados en la página web de Thomas Cook, una de las grandes compañías británicas del sector, demuestra que el interés por España no es pasajero.

    La lista de términos más buscados estas Navidades está encabezada por las «Islas Canarias», seguida de «Turquía», «Islas Canarias Tenerife», «España» y «Grecia». En el caso de las mayoristas como Thomas Cook, su principal oferta son los destinos de playa. «Conocida por su sol eterno, sus vibrantes y coloridas fiestas y maravillosas playas costeras, España es siempre un destino popular de vacaciones», explica su folleto para este año, muy centrado en las opciones más conocidas de las Islas Canarias y Baleares. Virgin Holidays, especializada en los destinos de largo alcance a los que viaja la flota de Virgin Atlantic, mantiene en su catálogo –dirigido a un público joven y urbano- el hotel Ushuaia de Ibiza y el W de Barcelona, para satisfacer a los miles de británicos atraídos por esa insuperable mezcla de playa y discoteca.

    Pero un repaso a los paquetes que ofrecen distintas agencias apunta a que el turismo de masas y «sol y playa» –ese que genera, nos guste o no, el 11% del PIB y de los puestos de trabajo- va dando paso a fórmulas más sofisticadas. De hecho, el año pasado el 40% de los turistas británicos no se alojó en un hotel, un 4,3% más que el año anterior. Buscaron alternativas, como el alquiler o las casas de amigos o familiares. O las que ofrecen agencias especializadas como Kirker para Kuoni, dirigida a «viajeros con criterio». Entre sus ofertas para 2014, figura un itinerario por lo que llaman «España verde» (País vasco, Cantabria y Asturias) en el Transcantábrico, el tren de lujo operado por Feve (unos 4.200 euros por persona por siete noches).

    Recomiendan además la red de Paradores como opción de alojamiento, «muchos de ellos convertidos a partir del rico patrimonio español de castillos antiguos, grandes palacios, casas solariegas, conventos, monasterios y fuertes». Esta agencia ofrece también una ruta por «la costa de las naranjas» en Valencia, el Saler y Denia (1.500 euros por persona para ocho noches). En el caso de Trailfinders, uno de las agencias de viaje británicas más importantes, ilustran su catálogo para 2014 de «viajes acompañados» por Europa con una foto de la Alhambra y la Sierra Nevada al fondo. Su oferta es quizás la España más clásica –siete días en Sevilla, Córdoba y Granada a partir de 700 euros-, pero con una mirada inteligente. «Andalucía es simplemente uno de los rincones más bellos de Europa y sigue siendo, sin embargo, una desconocida para la mayoría», dicen. Sin evitar la tentación del tópico, que tantos visitantes atrae, cuando afirman que «la imagen popular de la España real de castillos en ruinas, fino y corridas tiene sus raíces en Andalucía».

  2. Alemania: no solo Mallorca

    Baleares es el indiscutible destino predilecto del turista alemán
    Baleares es el indiscutible destino predilecto del turista alemán - ABC

    Alemania es junto al Reino Unido el principal mercado emisor de turistas hacia España: la falta luz diurna durante el invierno es la razón por la que los alemanes optan especialmente por Baleares, Canarias, Cataluña y Comunidad Valenciana, informa José Pablo Jofré desde Berlín. España sigue siendo con gran diferencia el destino turístico favorito de los alemanes que aseguran encontrar «buenos precios, paisajes bonitos y hospitalidad». Palma de Mallorca es el destino preferido por los germanos donde «se sienten como en casa».

    Hasta la isla, a la que denominan «Mallo», llega casi todo el espectro social alemán. La cercanía y los precios atraen a la mayoría: una semana en junio en un hotel de tres estrellas con vuelo de ida y vuelta puede costar una media de 420 euros. Si el viaje se realiza en Marzo el precio para dos adultos en habitación doble de cinco estrellas es de 650 euros.

  3. Estados Unidos: pasión por los cruceros

    La oferta turística en Estados Unidos pone el acento en las principales ciudades de la costa española
    La oferta turística en Estados Unidos pone el acento en las principales ciudades de la costa española - ABC

    Teniendo en cuenta la predilección que los estadounidenses sienten por los cruceros –el 60% de los 20 millones de pasajeros de cruceros fueron en 2013 residentes de EE.UU.; uno de cada cinco estadounidenses han hecho al menos uno en su vida– no es extrañar que muchos de los folletos que se exhiben en las agencias de viajes norteamericanas sean sobre vacaciones en el mar, informa desde Washington Emili J. Blasco. Eso pone el acento en la oferta turística de las principales ciudades de la costa española. Singularmente Barcelona, que tras los JJ.OO. de 1992 ha crecido como puerto de partida o llegada de muchos tours. Pero también Cádiz, Málaga y Valencia se benefician de esas rutas.

    Dado que la apetencia de sol del público estadounidense la absorbe Florida y el inmediato Caribe, los turoperadores que apuntan a España están aumentando las ofertas de nicho. Como la que, al hilo de la película «El camino», interpretada por Martin Sheen, llama a seguir el Camino de Santiago. También está el clásico atractivo de los Sanfermines, desde que Hemingway los dio a conocer, aunque en Georgia le ha salido a Pamplona una imitación, que este último año atrajo a seiscientos corredores.

  4. Rusia: cultura, gastronomía y mucho «shopping»

    Barcelona y la Costa Brava son dos de los destinos favoritos de los turistas rusos
    Barcelona y la Costa Brava son dos de los destinos favoritos de los turistas rusos - ABC

    La caída del turismo ruso hacia países como Egipto o Turquía se ha desviado fundamentalmente hacia España en los últimos años, informa desde Moscú Rafael Mañueco. Pese a estar algo más lejos que otros países receptores tradicionales del turismo procedente de Rusia, ser un poco más caro y haber escasez de personas que hablen su idioma en los hoteles, los rusos valoran España como uno de los mejores destinos. Según un reciente informe de revistas de turismo rusas, en España impresiona especialmente «sus paisajes, su oferta cultural y su gastronomía», además del carácter «afable» de sus gentes.

    El turismo ruso ha sido el que mayor crecimiento ha experimentado el año pasado con un 31,3% en comparación con 2012, cuando ya se incrementó por encima del 30%. De hecho, Rusia ha pasado a ser el décimo mercado emisor de turistas a España. Sin embargo, en 2014 se espera que crezca solamente el 10% como consecuencia de la ralentización de la economía rusa. Así lo estima Natalia Vorobiova, directora de Natalie Tours, el operador ruso que más turistas envía a España.

    Esta agencia ofrece estancias también en países como Francia, Italia, Portugal, Grecia, Chipre, Emiratos, Tailandia, Cuba, México Dominicana y otros muchos, pero la estrella en los folletos y en las ventas es España. La oferta abarca toda la disponible para el resto del turismo internacional: Baleares, Canarias, Costa Dorada, Costa del Sol, Costa Blanca… Pero la más concurrida cada año es la Costa Brava. Natalie Tours propone también vacaciones de esquí en Baqueira Beret o hacer un recorrido por las principales «Ciudades de España», que incluye Madrid. El precio medio de un viaje de dos semanas a España en hotel de tres estrellas sale por unos 50.000 rublos por persona (unos 1.100 euros), incluyendo el transporte aéreo. Los rusos son los turistas más gastadores, sobre todo haciendo «shopping», comiendo y saliendo por la noche.

  5. Francia: una visión completa de España

    Riquezas culturales y playas espectaculares, el turista francés tiene una visión amplia de los atractivos de España
    Riquezas culturales y playas espectaculares, el turista francés tiene una visión amplia de los atractivos de España - ABC

    Los franceses que viajan tienen una visión bastante variada y completa de España, informa Juan Pedro Quiñonero desde París. Las agencias de viajes, por el contrario, venden esencialmente sol y playa, insistiendo particularmente en las Baleares, Canarias, Andalucía y las costas murcianas, valencianas y alicantinas. El turista o viajero francés que se desplaza a España, por su cuenta, sin agencia de viajes, tiene ideas muy precisas y, con frecuencia, ha viajado en otras ocasiones, visitando distintos paisajes y ciudades, con preferencia a Barcelona, Madrid o Bilbao, que tienen atractivos propios. Las agencias, por el contrario, centran su oferta viajera y hotelera en las zonas donde el programa playa y sol es el capítulo esencial del viaje.

    Desde París, las agencias turísticas suelen proponer un viaje y estancia en las Baleares que puede oscilar entre los 650 y los 850 euros, en temporada baja o alta. Se trata de ofertas tipo, con ligeras variantes. Una semana en las Canarias, viajando desde París, puede oscilar entre los 800 y los 900 euros. Ese precio incluye el viaje en avión y siete noches «todo incluido». Las propuestas a las costas andaluzas son muy variadas. Una propuesta tipo que incluya, viaje, 7 noches de hotel y pensión media o completa puede oscilar entre los 800 y los 900 euros. Alicante y las costas murcianas o valencianas figuran, igualmente, entre las ofertas turísticas francesas. Con precios muy similares.

  6. China: cultura, compras y la buena mesa

    El turista chino busca más el atractivo de las grandes ciudades que los clásicos destino de sol y playa
    El turista chino busca más el atractivo de las grandes ciudades que los clásicos destino de sol y playa - ABC

    Más que sol y playa, España «vende» su cultura, su gastronomía y, sobre todo, sus compras entre los turistas chinos, informa Pablo M. Díez desde Pekín. Cuando estos viajan a Europa, suelen hacerlo en paquetes organizados que incluyen visitas exprés a dos o tres países para ver así el máximo posible del Viejo Continente después de tan largo recorrido. En el caso de España, a las habituales estancias de dos noches en Madrid, Barcelona y alguna otra ciudad interior o costera, como Toledo, Segovia, Valencia o San Sebastián, se suma el desplazamiento a Portugal para visitar Lisboa y sus alrededores.

    Contratado con la agencia estatal China International Travel Service (CITS), un viaje de diez días a la Península Ibérica sale por unos 18.000 yuanes (2.175 euros) e incluye un recorrido por el Palacio Real de Madrid, la Puerta del Sol y el «outlet» de Las Rozas Village, donde los turistas chinos se gastan el dinero comprando las marcas más famosas a precios reducidos. Además, los visitantes tienen la posibilidad de asistir a un espectáculo flamenco o, si el tiempo lo permite, a un corrida de toros.

    Por su parte, el recorrido por Barcelona va desde la Sagrada Familia hasta el Parque Güell pasando por las tiendas más lujosas del Paseo de Gracia. Tanto en la Ciudad Condal como en Madrid son paradas obligatorias, al menos para hacerse una foto, los estadios del Camp Nou y el Santiago Bernabéu. Antes, los viajes también incluían una visita a algún casino, en cuyas ruletas y tragaperras podían los chinos desquitarse de la prohibición sobre el juego que impera en su país. Pero dichas excursiones han sido suprimidas de los itinerarios desde que, en marzo del año pasado, el presidente Xi Jinping tomó posesión y prometió acabar con la corrupción y los excesos del régimen.

    El año pasado, 252.099 turistas chinos visitaron España, lo que supuso un aumento del 35,1% con respecto a 2012. Una buena noticia para el exitoso sector turístico español porque estos viajeros son los que más se gastan junto a los rusos.

  7. Italia: Barcelona y Madrid son las favoritas

    El Camino de Santiago es una alternativa vacacional que sigue ganando terreno
    El Camino de Santiago es una alternativa vacacional que sigue ganando terreno - ABC

    Italia es el cuarto mercado emisor de turismo hacia España. Concretamente, en el 2013 viajaron a nuestros país 3.251.019 italianos. Con relación al año anterior, se registró una disminución de un -8.1%, sin duda motivada por la crisis económica que vive Italia, donde el consumo se ha reducido drásticamente, informa Ángel Gómez Fuentes desde Roma. El principal destino para los italianos ha sido Cataluña, gracias a Barcelona, su meta preferida. Le sigue a cierta distancia Baleares, sobre todo en la temporada estival. A continuación de las preferencias de los italianos se sitúan Madrid y Andalucía.

    En correspondencia con la bajada del número de turistas, hasta octubre 2013 el gasto de los italianos en España bajó en un 9,8% , con respecto al mismo periodo del 2012. Sin embargo, el gasto medio por persona en el mismo periodo se ha incrementado en un 10,59%. Todo hace prever que para el 2014 empiece a recuperarse el mercado y haya una disminución más moderada en el número de turistas que visitan España. El aumento de las conexiones aéreas entre ambos países facilitará la recuperación. A este respecto cabe destacar el papel que está jugando la compañía aérea española Vueling, con la apertura a finales del 2013 de su primer hub fuera de España, concretamente en Roma. Esto supondrá el inicio de nuevas rutas desde la capital italiana hacia España, como Sevilla, Alicante o Santiago de Compostela, además de la consolidación y ampliación de las ya existentes. Es previsible que también el gasto por turista siga incrementándose, teniendo en cuenta que la crisis económica ha causado una mayor disminución de turistas de las clases media-baja y media.

  8. Portugal: predilección por las islas y las estancias de nieve

    La variada oferta turística española está presente en los catálogos de las agencias lusas
    La variada oferta turística española está presente en los catálogos de las agencias lusas - abc

    Las islas Canarias y las Baleares así como las estancias de nieve y las dos grandes ciudades, Madrid y Barcelona, son los destinos turísticos más solicitados por los portugueses a través de las agencias de viaje. Allí encontramos folletos dedicados únicamente a las islas, a la nieve, a la costa y a circuitos en las principales ciudades españolas, Madrid y Barcelona principalmente, informa Belén Rodrigo desde Lisboa.

    Entre las ofertas disponibles esta temporada encontramos una estancia en Gran Canaria, todo incluido, 5 días y 4 noches, en hotel de cuatro estrellas por 570 euros por persona en cuarto doble, incluido en billete de avión. En Lanzarote, la misma oferta cuesta 547 euros y en Tenerife 605 euros. Valores muy similares encontramos en los destinos de Menorca e Ibiza.

    Las estancias de nieve despiertan igualmente mucho interés en los portugueses e incluso hay una agencia de viajes dedicada únicamente a este destino: Sporski. Sierra Nevada y Baqueira –Beret son los destinos de nieve más solicitados en el país vecino y cada año va a aumentando el interés por otras estancias como Formigal o Cerler. Para el periodo de Carnaval es posible encontrar ofertas por menos de 500 euros que incluyen el forfait para 5 días y 6 noches de hotel y seguro.

    Si se opta por un circuito en Madrid o Barcelona es posible pasar un fin de semana por menos de 400 por el pasaje aéreo y dos noches de hotel con desayuno. Y en lo que se refiere a la costa, de la Luz, del Sol, Tropical, Blanca o Rias Baixas, la oferta es muy amplia y los precios varían mucho, en función de los hoteles.

  9. Grecia: la vuelta a España con obligada parada en Dalí

    Viajar a España de vacaciones es más barato para un griego que hacerlo dentro de su propio país
    Viajar a España de vacaciones es más barato para un griego que hacerlo dentro de su propio país - abc

    Hace veinte años pocos eran los turistas griegos que viajaban a España y las ofertas de viajes muy reducidas. Pero ahora los números han aumentado y cada vez hay mas turistas griegos todo el año, informa desde Atenas Begoña Castiella. El mayorista especializado en viajes españoles es Kyklos (que significa círculo) y sus ofertas mas populares son viajes de cuatro días a Madrid (que incluyen excursiones a Toledo y Segovia) y a Barcelona (con excursión a Figueras y al Museo Dalí, dado que los griegos tiene pasión por este pintor). Y el «paquete» de mas éxito en invierno es el tour de una semana que incluye Madrid, Toledo, Valencia y Barcelona con diversas excursiones. Tambien existe una «vuelta de España» de 11 días que comienza en el aeropuerto de Barcelona y sigue en autobús a Valencia, Granada, Córdoba, Sevilla y Toledo, terminando en Madrid. Y uno nuevo, «Norte de España» que incluye llegar a Bilbao y seguir a Vitoria, Pamplona, San Sebastián, Santander, Gijón, Oviedo, Santiago de Compostela hasta terminar en La Coruña.

    «El cliente griego no entiende de política ni de autonomías cuando viaja. Le han contado que le gustará España y que todo es igual o un poco mas barato que en Grecia», dice Apostolos Yanuelas de la agencia de viaje ateniense Delta Travel.

    «Si los clientes quieren algo convencional, les gustan los paquetes organizados con precios ajustados. Sino les hacemos uno a medida». Y las ofertas si que son ajustadas: en Kíklos y siempre con los vuelos entre los dos países, el autobús y hoteles de cuatro estrellas incluidos con media pensión, el viaje de Madrid con Andalucía, ocho días en total comienza con 695 euros por persona compartiendo cuarto doble. El viaje con cuatro noches en Barcelona se puede hacer a partir de 495 euros, el de Madrid los mismos días por 445 euros. En oferta especial para los meses de enero, febrero y marzo están ahora la vuelta a España de 8 días desde 495 euros,el viaje a Madrid y Andalucia de 8 días a partir de 595 euros y 5 días en Barcelona a partir de 395 euros. Mucho más barato que viajar en la propia Grecia, dónde los vuelos locales son muy caros…

    Los griegos utilizan las dos únicas compañías aéreas que viajan directamente a Madrid y Barcelona esta temporada: Aegean (la compañía privada griega que compró a Olympic Airlines) y Vueling (que vuela directo a Barcelona) y no hay vuelos directos todos los días de la semana.Lejos han quedado los tiempos con vuelos diarios de Iberia a Grecia todo el año…

  10. México: búsqueda de la vida cosmopolita y el poso histórico

    Madrid y Barcelona y sus localidades más próximas son grandes reclamos para el turista mexicano
    Madrid y Barcelona y sus localidades más próximas son grandes reclamos para el turista mexicano - ABC

    A un país como México con 12.000 kilómetros de costa, incluidas las arenas blancas del Caribe, no parecería acertado «venderle» de España su oferta de sol y playa, informa Manuel M. Cascante desde Ciudad de México. Los turistas mexicanos, más de 270.000 en 2012, buscan en nuestro país la vida cosmopolita de sus grandes ciudades, el poso de la historia en sus monumentos emblemáticos y en sus grandes museos y, entre horas, unas tapas o la visita a una bodega. Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia y Andalucía son los destinos más repetidos en los tours que preparan las agencias de viaje. El Guggenheim, el Prado, la Mezquita de Córdoba y la Alhambra, los inevitables hitos del camino. Pero también existen opciones que permiten visitar Santiago de Compostela, Covadonga, Santo Domingo de la Calzada o Puerto Banús. Muchos paquetes permiten, además, una escapada a Portugal con Lisboa como objetivo.

    En sus alertas de viaje, la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana recuerda a sus nacionales que «en general, España es un país seguro y son raros los casos de incidentes de violencia. No obstante, lamentablemente sí se registran diariamente casos numerosos de robo de dinero y documentos de identidad a turistas mexicanos. Por lo tanto, (se) le sugiere que conserve siempre sus objetos de valor, dinero, tarjetas de crédito y otras identificaciones en un lugar seguro. Nunca lleve el dinero y las tarjetas juntos y, en el caso de viajar en grupo, no deje sus efectos personales y documentos de identidad a una sola persona». Las relaciones entre ambos países se tensaron después de que en 2011 y 2012 se les negara la entrada en España a casi cuatro centenares de turistas mexicanos por carecer de carta invitación. Pero Madrid ahora sólo exige un billete de avión de regreso y disponer de 62 euros por cada día de estancia.