La emoción del físico Andrei Linde, teórico del Big Bang, al saber que tenía razón
El físico Andrei Linde recibe la noticia del descubrimiento que confirma su teoría sobre la inflación - U. Stanford

La emoción del físico Andrei Linde, teórico del Big Bang, al saber que tenía razón

«Esto es algo que he estado esperando ver durante 30 años», asegura uno de los «padres» de la inflación cósmica tras recibir la noticia del descubrimiento que la confirma

Actualizado:

La teoría de la inflación del Universo fue propuesta formalmente por el físico Alan Guth en 1980, como una modificación de la teoría del Big Bang convencional. Guth señaló que el Cosmos se infló con gran rapidez a partir de una pequeña porción del espacio y se volvió exponencialmente mayor en una fracción de segundo. Pocos años después, el físico ruso Andrei Linde modificaba este modelo en un concepto llamado «nueva inflación», que generaba predicciones muy similares a las observaciones reales del cielo que este mismo lunes anunciaba un amplio equipo de investigadores, liderado por el Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica. Los científicos dieron a conocer la primera detección de las ondas gravitacionales, las deformaciones en el espacio-tiempo provocadas por la gran explosión.

Linde, ahora profesor de física en Stanford, no pudo ocultar su entusiasmo por la noticia cuando un colega de la misma universidad acudió a su casa a comunicarle la buena nueva. «Estos resultados son una prueba irrefutable de la inflación, porque las teorías alternativas no predicen una señal de este tipo. Esto es algo que he estado esperando ver durante 30 años», señaló visiblemente emocionado. No es para menos, el hallazgo de los «primeros temblores del Big Bang» es considerado el «santo grial» de la Cosmología y bien podría valerle un premio Nobel.