Corte de la mina de wolframio
Corte de la mina de wolframio - ical
industria

La mina de wolframio de Barruecopardo generará más de 300 empleos

Su construcción se iniciará después de verano y producirá 1.850 toneladas al año, lo que supone el 12% de la producción mundial de este mineral

Actualizado:

La mina de wolframio que la empresa Saloro abrirá en el municipio salmantino de Barruecopardo (Salamanca), comenzará a construirse después del verano y generará alrededor de 110 empleos directos y unos 200 indirectos, según informó hoy el consejero delegado de la firma, Steve Nicol, durante la presentación de este proyecto.

Una vez obtenida la autorización administrativa y después del periodo de declaración de impacto ambiental, explicó que iniciarán los trabajos para que esta iniciativa sea una realidad. En total, se prevé que llegue a producir 1.850 toneladas de wolframio al año, una cifra que supone el 12 por ciento de la producción mundial de este mineral, cuyo mercado está liderado por China, con más del 75 por ciento de la extracción.

Por su parte, el consejero de Economía, Tomás Villanueva, señaló que de este modo esta localidad salmantina recupera «su historia minera», ya que fue uno de sus motores económicos principales, hasta que cerró la anterior mina en el año 1982. Ahora, continuó, se abre una nueva etapa con la extracción de este mineral que afirmó es «estratégico» para Europa, por sus «múltiples aplicaciones» y porque es escaso.

«Muy respetuoso» con el medio

Este proyecto, además informó que es «muy respetuoso» con el medio ambiente y la empresa se ha comprometido con la recuperación del entorno donde se asienta. En esta explotación, se han invertido más de 50 millones de euros y generará unos 200 millones de euros en recursos relacionados con su actividad, de forma directa e indirecta.

Durante la presentación de esta iniciativa minera, el alcalde de Barruecopardo, Jesús María Ortiz, mostró su satisfacción porque el proyecto se encuentre ya en su recta final, por la importancia que supone para esta «pueblo minero» recuperar su actividad. En este sentido, solicitó a la Junta que declare esta iniciativa como «proyecto industrial prioritario» y aseguró que continuará «luchando» para que se convierta en una realidad cuanto antes.

Por último, el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias destacó también la importancia de la apertura de esta mina, por ser un proyecto de «desarrollo, oportunidades y de futuro», que explicó es un «éxito compartido» entre varias instituciones.

Además, recalcó la «inyección económica fundamental» que supondrá la contratación de más de 100 trabajadores de forma directa y otros 200 indirectos, así como recordó que es un proyecto minero que cuidará el medioambiente y contribuirá a mejorar lo que ya se tenía.