Juan de Dios Ramírez Heredia, presidente de Unió Romaní, que ya hace años pidió a la RAE que revisara el texto
Juan de Dios Ramírez Heredia, presidente de Unió Romaní, que ya hace años pidió a la RAE que revisara el texto - yolanda cardo

Los gitanos, contra la RAE por llamarles «estafadores» en su diccionario

Actualizado:

La Asociación Gitanas Feministas por la Diversidad ha convocado una manifestación el próximo 7 de noviembre frente a la sede de la Real Academia Española en Madrid para protestar por el hecho de que la última publicación de la edición 2014 les llame «estafadores». Es la cuarta acepción de la definición de gitano: «Que se sirve de engaños y artificios para defraudar a una persona en algún asunto. Que intenta engañar a alguien con astucias y mentiras».

A juicio de esta etnia, se trata de un término «obsoleto» que no hace más que alimentar «una serie de prejuicios y estereotipos que ya existen sobre nuestro pueblo».

La asociación recuerda que, en palabras de su director (José Manuel Blecua), el diccionario no debe ser políticamente correcto, «lo que nos lleva a pensar -dice el colectivo- que a los/las componentes de la RAE les gusta esta definición, ya que están de acuerdo en legitimarla aunque sea de manera lingüística», contribuyendo así a reproducir de nuevo los mecanismos de «manipulación, segregación y marginación de todo un pueblo y su cultura».

No es la primera vez que los gitanos piden a los académicos que revisen esta definición y rectifiquen. Tras solicitarlo en marzo de 2012 la Unión Romaní, la RAE se comprometió a revisar esta acepción, aunque ya advertía de que todas las decisiones que se adopten con el diccionario de la lengua tiene que ser consensuada con las Academias hispanoamericanas de la Lengua Española.

A juzgar por los dos años que han pasado desde esta reivindicación y que la nueva edición ya está a la venta, todo apunta a que ha triunfado la calle y no lo políticamente correcto.