null

El extraño caso del parto de los asteroides

Científicos descubren que estas rocas espaciales pueden «dar a luz» pequeños vástagos que toman su propio camino alrededor del Sol

Día 01/09/2010 - 20.40h
Lejos de ser unas rocas pesadas e inertes que siguen su camino imperturbable alrededor del Sol, los asteroides son capaces de «reproducirse» y desprenderse de un «vástago» que, en un momento dado y si se producen las condiciones de autonomía necesarias, se separará y tomará su propio camino. El estudio, dirigido por el Instituto Astronómico de la República Checa con la participación de la Universidad de Colorado en Boulder (EE.UU.) y otras quince instituciones de todo el mundo, descubre cómo se realiza este extraño proceso, en el que el efecto Yarkovsky, una perturbación en las órbitas de los objetos provocada por la luz del Sol, influye de una manera muy importante. La investigación ha sido publicada por la revista Nature.
El extraño caso del parto de los asteroides
JPL / NASA 
Algunos asteroides pueden escapar de su progenitor después de su formación

Los asteroides que pueblan el Sistema Solar se concentran en el principal cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, a 200 millones de años del Sol, pero se extienden hasta nuestros cielos. Es probable que casi un millón de estas rocas con un tamaño superior a un kilómetro de diámetro orbiten alrededor del astro rey. El mes pasado, la nave espacial WISE detectó en tan sólo seis meses 25.000 que nunca habían sido vistos antes.

Los astrónomos creen que la mayoría de estos asteroides no son trozos de roca sólida, sino montones de escombros con extrañas formas como muñecos de nieve, huesos de perro o patatas que se han pegado por la fuerza gravitacional. Sin embargo, cuando la luz del Sol golpea a uno de ellos de menos de 10 kilómetros de diámetro, puede cambiar su rotación durante millones de años, «una versión lenta de cómo funcionan las hélices en el viento», explica Daniel Scheeres, coautor del estudio y profesor de ingeniería aeroespacial en Boulder.

Cuestión de tamaño

Cuando se produce este cambio, las protuberancias del ecuador del asteroide y las rocas en su borde pueden llegar a desmontarse. Estas rocas se transforman en una pequeña luna y, durante millones de años, el asteroide grande y su pequeña pareja «se separan suavemente entre sí a velocidades relativamente bajas». Estas parejas de asteroides fueron descubiertas por primera vez en 2008 por uno de los autores del actual estudio, David Vokrouhlicky, de la Universidad Carolina de Praga, en la República Checa, pero su proceso de formación era un misterio hasta la publicación del nuevo estudio.

El asteroide «hijo» es capaz de escapar de la tutela parental y crear su propia danza orbital sólo en el caso de que su tamaño sea inferior al 60% del tamaño del grandote. De esta forma, puede alejarse e iniciar su propia «familia de asteroides». En el estudio se utilizaron varios telescopios distribuidos por todo el mundo, como el del desierto de Negev, en Israel, o el de La Silla, en Chile.

Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Investigadores insisten en la existencia de la primera supertierra descubierta en zona habitable, rechazada por otros estudios
José Manuel Nieves Encuentra aquí todos los vídeos del blog que te explica las noticias científicas
    Retos que ponen a prueba nuestra capacidad para el pensamiento lateral
    Lo último...

    Prueba los nuevos juegos web

    Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.