«Assassin's Creed III»: barcos, sigilo y tomahawks

«Assassin's Creed III»: barcos, sigilo y tomahawks

Ubisoft está mostrando nuevo material de Assassin's Creed III con cuentagotas.

Sandra van Leeuwen
Actualizado:

Ubisoft está mostrando nuevo material de Assassin's Creed III con cuentagotas. Y no es para menos teniendo en cuenta que se trata, con diferencia, del mayor lanzamiento del año para el gigante francés, que lleva monetizando la franquicia de los asesinos encapuchados año tras año desde su nacimiento en 2007.

La última vez que hemos podido echarle un vistazo al juego ha sido durante la presentación del mismo, a la que acudió el actor Luis Tosar, quien da vida a George Washington en Assassin's Creed III. El hecho de contar con un actor del renombre de Tosar (ganador de tres Premios Goya entre otros galardones), ya deja bastante claro lo en serio que se toma Ubisoft a la franquicia en España, donde ya lleva vendidas más de un millón de unidades.

Y es que Assassin's Creed, pese a llevar poco más de un lustro entre nosotros, ya se ha hecho un hueco importante en el mundo de los videojuegos. Tanto como para atraer la atención no sólo de los estudios de Hollywood (uno de los mejores indicativos de que una marca funciona), sino de uno de los hombres del momento en la meca del cine: Michael Fassbender. El actor alemán ya ha confirmado que coproducirá y protagonizará la película de imagen real, de la que todavía no se han dado fechas, pero ya tiene revolucionados a la gran mayoría de fans (especialmente al sector femenino, claro). Por comparación, Tomb Raider tardó exactamente eso, cinco años, en recibir su propia película protagonizada por Angelina Jolie, la actriz del momento.

Cine y actores al margen, durante la presentación del juego pudimos probar tanto las versiones de Xbox 360 y Playstation 3, que salen a la venta el 31 de octubre; como la de Wii U, disponible a partir del 30 de noviembre coincidiendo con el lanzamiento de la consola.

El actor Luis Tosar da vida a George Washington en Assassin's Creed III

En la primera de las dos demos no tardamos en comprobar que Connor, el protagonista de esta tercera entrega de la franquicia, se mueve aún con más facilidad de la que lo hacían los otros asesinos. Pulsar R1 (en Playstation 3) será lo único necesario para comenzar a trepar, saltar, balancearse y en definitiva hacer todo lo que llevamos viendo entrega tras entrega en la saga. Por suerte, los movimientos de Connor también son bastante más fluidos, y el nuevo motor de juego sale a relucir especialmente cuando le vemos colisionar contra cualquier enemigo, normalmente de forma letal. Como viene siendo habitual en la franquicia los asesinatos siguen siendo bastante satisfactorios, y aunque acabar con la vida de un enemigo resulta bastante sencillo, la impresión es que ésa es exactamente la sensación que debe transmitir un juego protagonizado por un asesino profesional.

En la segunda demo, la de Wii U, pese a que continuamos controlando a Connor, el protagonista no es otro que un enorme buque de guerra. Todavía no se sabe muy bien cómo, aunque estoy seguro de que habrá una buena explicación a lo largo de la historia del juego, nuestro joven y mestizo protagonista llegará a tripular un enorme barco armado con un docena de cañones. Y claro, los cañones no están precisamente de adorno. Durante la misión, el objetivo es hundir a dos buques rivales controlando el barco tal y como lo haríamos con el propio Connor, y utilizando los botones de ataque para ordenar que nuestra tripulación dispare los cañones.

Connor, el protagonista de esta tercera entrega, se mueve aún con más facilidad que otros asesinos

La pantalla del mando de Wii U, mientras, muestra una suerte de minimapa en el que podremos tener perfectamente ubicada la posición de los buques enemigos, así como la dirección en la que nuestros cañones estarían disparando. Eso sí, tampoco es particularmente útil, ya que como era previsible, si miramos la pantalla del mando dejamos de mirar el televisor, lo que puede llegar a ser fatal si terminamos empotrando el barco en unas rocas. Algo que por otro lado tendría mucho sentido si tenemos en cuenta que Connor es un señor que le ha dedicado bastante más tiempo a despellejar animales que a aprender navegación.

Una de las grandes dudas de la versión de Wii U (y en realidad aún de todo lo que rodea a la nueva consola de Nintendo) es si se ve mejor, peor o igual que sus hermanas Playstation 3 y Xbox 360. Y lo cierto es que tras probar las tres versiones de corrido, las diferencias han sido prácticamente nulas tanto en calidad gráfica bruta, como en tasa de imágenes por segundo. Habrá quien asegure y ponga la mano en el fuego porque una u otra versión se ve mejor, pero lo cierto es que Assassin's Creed III es visualmente espectacular lo pongas donde lo pongas. Una pena que a este efecto no pudiésemos probar la versión de PC.

La pantalla del mando de Wii U muestra una suerte de minimapa en el que podremos tener perfectamente ubicada la posición de los buques enemigos

La conclusión tras esta primera toma de contacto con la tercera de Assassin's Creed es que, tal y como llevan haciendo desde el inicio de la saga, en Ubisoft han intentado mejorar y ampliar en la medida de lo posible la experiencia de juego. El cambio difícilmente se acercará al que experimentó la franquicia de su primera entrega a la segunda, pero entre la nueva ambientación —que va mucho más allá de los simples bosques nevados vistos en los primeros vídeos— y algunas de las nuevas mecánicas, Asasssin's Creed III parece que va a seguir madurando. Y en esta ocasión, además, con tomahawks de por medio.