La inversión privada en I+D supera por primera vez a la pública

Las empresas se gastaron 6.107 millones en 2013, aunque el gasto total en el sector descendió un 2,8% con respecto al año anterior.

Actualizado:

La innovación en España sigue en estado crítico. Desde que comenzó la crisis, el presupuesto destinado a este sector no ha hecho más que caer. En 2009, las cuentas se redujeron en un 0,7%, llegando a alcanzar el -5,6% en 2016 y que ha continuado con una caída del -2,8% en 2013. Es decir, el gasto total en I+D ascendió a 13.012 millones, lo que representa un 1,24% del PIB, por los 13.392 millones que se invirtieron en 2012 (y que supusieron el 1,27% del PIB).

Pero durante el ejercicio 2013 se produjeron dos salvedades a este panorama tan sombrío. Por primera vez desde el comienzo de este socavón económico, la inversión privada superó a la pública: 6.107 millones por 5.947 millones. El gasto de las empresas y fundaciones supuso un 46,3%, mientras que el dinero procedente de la Administración Pública y la Enseñanza Superior (sobre todo universidades) fue el 45,7%. El otro 7,4% (unos 958 millones) viene del extranjero, tanto de inversores como de los fondos procedentes de la Unión Europea. "Hay más confianza fuera que dentro", resume Juan Mulet, director general de Cotec. Durante esta época de crisis, los fondos extranjeros han crecido un 14%, según el estudio de la fundación que analiza el sector desde 2008.

Por el tamaño de las empresas de I+D, las que tenían entre diez y 49 empleados son las que más han sufrido los estragos económicos, con una caída del 44,2%; aquellas que tenían entre 50 y 249 empleados cayeron un 22,6% y las que superaban los 250 trabajadores disminuyeron en un 16,5%. "El desmantelamiento de este tejido empresarial está hipotecando nuestro futuro desarrollo", ha asegurado Mulet. En la actualidad solo diez mil empresas se dedican a la I+D de las cerca de tres millones que hay en España. Vehículos de motor, Información y Comunicaciones y Farmacia siguen siendo las ramas deactividad con mayor gasto de innovación.

En cuanto al personal, el estudio de Cotec asegura que 20.3302 personas se dedicaban a este sector en 2013, de las cuales 123.225 eran investigadores. La mayor parte de este colectivo sigue trabajando en el sector público, un 64% (78.314), frente a un 36% (44.911) que laboraban en el sector privado. En comparación con el año 2012, el número de investigadores cayó un 2,8%: las instituciones públicas perdieron 3.311 personas (había contratados 81.625), mientras que en las empresas dejaron de trabajar 241 personas.