La importancia de ser catalán en la historia de España: de Juan Prim a Miquel Roca
Boceto de un cuadro de Luis de Requesens - Wikipedia

La importancia de ser catalán en la historia de España: de Juan Prim a Miquel Roca

Lejos de la imagen que quiere transmitir la propaganda independentista, son muchos los políticos catalanes que han tenido gran peso e influencia en la dirección de España

Actualizado:

Lejos de la imagen que quiere transmitir la propaganda independentista, son muchos los políticos catalanes que han tenido gran peso e influencia en la dirección de España

1234567891011
  1. Luis de Requesens y Zúñiga, mano derecha de Felipe II

    Boceto de un cuadro de Luis de Requesens
    Boceto de un cuadro de Luis de Requesens - Wikipedia

    Luis de Requesens fue un noble del siglo XVI nacido en el antiguo Palacio Real Menor de los Reyes de Aragón, llamado el Palacio de la Reina, en la ciudad de Barcelona. Paje del Rey Felipe II, Requesens recibió la misma educación que el monarca, y en su madurez fue empleado para toda clase de cargos, desde Embajador en Roma hasta capitán de la flota Mediterránea. Y precisamente en el Mediterráneo vivió el momento clave de su carrera, al participar como uno de los capitanes principales en la batalla de Lepanto, «la más grande ocasión que vivieron los siglos».

    Designado gobernador de Flandes en sustitución del III duque de Alba, el noble catalán fue incapaz de reconducir la situación a causa de los motines y la falta de fondos. El 5 de marzo de 1576, Luis de Requesens falleció en Bruselas, probablemente a causa de la peste, sin haber podido reconducir la situación de rebelión en las posesiones de Felipe II.

  2. Manuel de Oms, I marqués de Castelldosrius, fiel a Felipe V

    A la derecha el embajador español en París acude a reconocer a Felipe V, a la izquierda, como monarca
    A la derecha el embajador español en París acude a reconocer a Felipe V, a la izquierda, como monarca - ABC

    Un episodio olvidado de la Guerra de Sucesión Española, que duró desde 1701 hasta la firma del tratado de Utrecht en 1713, es la historia de los políticos, militares, diplomáticos y ciudadanos anónimos procedentes de Cataluña que eran partidarios de la causa de Felipe V. Si bien la propaganda independentista ha vendido la imagen de «la nación catalana» luchando en bloque por la Casa de Habsburgo, lo cierto es que Felipe V contó entre sus filas con catalanes leales a su partido como Manuel de Oms, I marqués de Castelldosrius y embajador español en Francia. Este noble catalán pasará a la historia por acudir el 5 de noviembre de 1700 a reconocer a Felipe V como Rey de España ante el monarca galo Luis XIV en el palacio de Versalles.

    Como recompensa a sus servicios, Felipe V le nombró virrey del Perú en 1704. No obstante, Oms fue acusado formalmente de contrabando en 1709 y fue destituido del cargo. Pasados varios años y poco antes de que falleciera, la Corona le restituyó en su cargo.

  3. Guerra de Independencia: Agustina de Aragón y José Manso i Solá

    Agustina de Aragón se enfrenta a las tropas francesas
    Agustina de Aragón se enfrenta a las tropas francesas - Biblioteca nacional

    Durante la Guerra de Independencia que enfrentó a España y el Primer Imperio Francés en el siglo XIX, descataron varios catalanes en la lucha contra los franceses. Si bien la mayoría no son políticos, si tuvieron gran influencia en el devenir de España. Uno de esos casos es el de Agustina de Aragón, nacida en 1786 en la ciudad de Barcelona e hija de Francesc Ramón Saragossa i Labastida, natural de Fulleda (Lérida).

    Agustina se casó a los 17 años con Joan Roca i Vilaseca, cabo de artillería, al que acompañó en varios asedios acontecidos durante la Guerra de la Independencia Española. En el asedio de Zaragoza, Agustina llevó a cabo la acción que la hizo célebre tras protagonizar una célebre defensa de la última línea de la ciudad.

    Otro caso de un catalán destacado en el Ejército Español es el de José Manso y Solá, que participó en la conquista de Barcelona en 1814. Nombrado posteriormente teniente general ejerció como gobernador de Málaga (1828), Cádiz (1832) y capitán general de Castilla la Vieja (1835-1843), período en el que luchó contra las partidas carlistas.

  4. Laureano Figuerola implementó la peseta a nivel nacional

    Laureano Figuerola, ministro de Hacienda
    Laureano Figuerola, ministro de Hacienda - Wikipedia

    Laureano Figuerola fue un político y economista catalán que ejerció la cartera de Hacienda tras el triunfo de la Revolución de 1868. Aunque su carrera política no fue especialmente brillante, el 19 de octubre de 1868, como ministro de Hacienda, firmó un decreto histórico para España que implantaba la peseta como unidad monetaria nacional.

    Posteriormente, Figuerola recuperó el ministerio por un breve espacio de tiempo hasta el segundo gobierno del Reinado de Amadeo de Saboya, en que le sucedió Segismundo Moret. Su situación en las Cortes se hizo muy difícil a lo largo de este último período ministerial, en que fue seriamente combatido, por precisamente dos políticos catalanes, por Pi y Margall y por Tutau, luego Ministro de Hacienda en la Primera República.

  5. Juan Prim, presidente del Consejo de Ministros de España

    El general Prim en la guerra de África, obra de Francisco Sans Cabot
    El general Prim en la guerra de África, obra de Francisco Sans Cabot - ABC

    Juan Prim, nacido en Reus, es quizás el catalán que ha tenido un cargo más alto en España. Tras la Revolución de 1868 se convirtió en uno de los hombres más influyentes en la España del momento, patrocinando la entronización de la Casa de Saboya en la persona de Amadeo I. Pero el día antes de que el Rey Amadeo I desembarcara en España, Juan Prim fue acribillado a disparos por un grupo de «supuestos» republicanos –crimen aún hoy sin resolver– en la calle del Turco (actual Marqués de Cubas).

    En 2012 la Comisión Prim de Investigación, formada por expertos de la Universidad Camilo José Cela, estudiaron el cuerpo embalsamado y dictaminaron que los surcos y marcas en el cuello de la víctima eran «compatibles» con un posible estrangulamiento a lazo. No obstante, la lista de sospechosos es larga y variada, destacando entre estos al diputado republicano federal y rico comerciante de vinos de Jerez, José Paúl y Angulo porque esa misma tarde en la sesión de las Cortes tras un duro debate le había despedido diciendo «Mi general, a cada cerdo le llega su san Martín».

  6. Primer República: Estanislao Figueras y Francisco Pi i Margall

    Caricatura de la revista satírica La Flaca en la que aparece Pi y Margall
    Caricatura de la revista satírica La Flaca en la que aparece Pi y Margall - La Flaca

    El primer intento republicano en la historia de España fue una experiencia corta, caracterizada por la inestabilidad política, donde varios políticos catalanes gozaron de gran protagonismo. Una de esas figuras fue Estanislao Figueras, nacido en Barcelona, que en febrero de 1873, tras la abdicación de Amadeo I, fue elegido «el primer Presidente del Poder Ejecutivo de la República» por la Asamblea Nacional.

    Después de un breve periodo al timón de la Primera República Española, Figueras dimitió y otro catalán, Francisco Pi i Margall, tomó el relevo. Pi y Margall defendió la Constitución federal de 1873 y su programa de reformas contra viento y marea, sin embargo, el proyecto federalista que quería nunca encontró apoyos suficientes y el 18 de julio de 1873 dimitió.

    Finalmente, el carlismo, la guerra de independencia cubana y el cantonalismo terminaron por endosar un golpe mortal a la Primera República. El pronunciamiento monárquico de Sagunto el 29 de diciembre de 1874 puso fin al régimen.

  7. Francisco Cambó, pieza clave durante el Reinado de Alfonso XIII

    Alfonso XIII y Francisco Cambó
    Alfonso XIII y Francisco Cambó - Wikipedia

    Francisco de Asís Cambó y Batlle nació en un pequeño pueblo de Gerona, y tuvo una importancia capital en el Reinado de Alfonso XIII. En este periodo fue ministro de Hacienda y ministro de Fomento, entre otros cargos. Además, como líder de la Liga Regionalista a partir de 1917, Cambó propugnó el Estatuto de autonomía para resolver el problema catalán, aún cuando aceptó la Mancomunidad como solución de compromiso.

    No en vano, durante la II República su carrera política se apagó al no conseguir acta de diputado en las elecciones constituyentes de 1931, y emigró al extranjero.

  8. La II República, la importancia de los catalanes y de Cataluña

    Marcelino Domingo (derecha de la imagen) asiste al acto de firma del Estatuto de Autonomía de Cataluña
    Marcelino Domingo (derecha de la imagen) asiste al acto de firma del Estatuto de Autonomía de Cataluña - ABC

    Además de los conocidos políticos republicanos radicales, exaltados por la propaganda catalana, que tuvieron un papel protagonista durante la proclamación del Estado Catalán dentro de la II República Federal Española, como por ejemplo Lluís Companys, hay otros muchos catalanes que tuvieron cargos claves en el Gobierno Central durante este convulso periodo histórico. Sin ir más lejos, Marcelino Domingo Sanjuán, nacido en Tarragona, fue ministro de Agricultura y ministro de Industria y Comercio con el Gobierno de Azaña. A su vez, Nicolau D'Olber fue ministro de Economía durante un breve periodo de tiempo.

    Caso aparte para Alejandro Lerroux que, aunque nació en Córdoba, vivió y desarrolló la mayor parte de su carrera política a medio camino entre Barcelona y Madrid. Integrado en el Gobierno de Manuel Azaña como ministro de Estado, Lerroux fue acercándose poco a poco a posiciones más conservadoras y dimitió de su cargo en 1931. Poco tiempo después su carrera política terminó bruscamente a causa de su implicación en el escándalo del estraperlo.

  9. Importantes ministros catalanes en el Franquismo

    Laureano López Rodó en su ingreso en el
    Laureano López Rodó en su ingreso en el - racef

    La lista de políticos catalanes que ejercieron puestos importantes durante el Régimen de Franco es muy larga. Basta mencionar nombres como:

    Laureano López Rodó, miembro del Opus Dei considerado uno de los principales propulsores de la política económica de desarrollo de los años sesenta en España, que fue Secretario General Técnico de la Presidencia de Gobierno y posteriormente ministro de Asuntos Exteriores.

    Cruz Martínez Esteruelas, (Hospitalet de Llobregat (Barcelona), ministro de Educación de España entre los años 1974 y 1975, e impulsor del célebre examen de Selectividad.

    Pedro Cortina Mauri fue ministro de Asuntos Exteriores en los dos gobiernos de Carlos Arias Navarro, el último ministro de Exteriores de Franco y el primero de la Monarquía.

  10. Dos padres de la Constitución española son catalanes

    Portada de ABC del pasado 29 de octubre dedicado a Miquel Roca
    Portada de ABC del pasado 29 de octubre dedicado a Miquel Roca - ABC

    Entre los siete padres de la Constitución española de 1978, que estableció el actual sistema autonómico del que ahora reniega Artur Mas, se encuentran dos catalanes, Miquel Roca i Junyent (CiU) y Jordi Solé Tura (PSC).

    El caso de Miquel Roca es llamativo por su viraje político de los últimos años. Como tituló el diario ABC el pasado 29 de octubre, Roca ha pasado de ser « padre de la Constitución» «a padrino de los nuevos convergentes». Roca, habitualmente moderado, ha afirmado que «el modelo constitucional está agotado» y ha mostrado sus simpatias a la celebración de una consulta soberanista en Cataluña.

    Por su parte, Jordi Solé Tura fue ministro de Cultura en los gobiernos de Felipe González. Y durante su mandato como ministro se ejecutaron las obras de remodelación de la Biblioteca Nacional y se comenzaron las del Teatro Real de Madrid. Además, se inauguró en 1992 el Museo Thyssen-Bornemisza. Solé Tura falleció el 4 de diciembre del 2009, a dos días de la celebración del 31º aniversario de la Constitución Española de 1978.

  11. Piqué, Chacón y otros ministros catalanes de la Democracia

    El exministro Josep Piqué
    El exministro Josep Piqué - EFE

    Desde el inicio de la Democracia se ha vivido un proceso de plena integración de políticos catalanes en el Gobierno Central. Numerosos ministros de tanto UCD, PSOE y PP tienen su lugar de nacimiento en Cataluña. Entre ellos destacan nombres como Narcís Serra –ministro de Defensa con Felipe González–, Ernest Lluch –ministro de Sanidad con González–, Joan Clos –ministro de Industria con José Luis Rodríguez Zapatero–, Josep Borrell –ministro de Obras públicas con Felipe González–, o Carme Chacón –ministra de Defensa con José Luis Rodríguez Zapatero–.

    Y entre las filas populares, gozó de gran relevancia en el Gobierno de Aznar Josep Piqué, ministro de Exteriores, de Ciencia y Tecnología; y de Industria.