Grado de rentabilidad tras inversión de 1.000 dólares
Grado de rentabilidad tras inversión de 1.000 dólares - abc

¿Cuánto habrías ganado al invertir en Amazon o Google cuando salieron a Bolsa?

Actualizado:

Una crisis de las puntocom y una Gran Recesión después, la conclusión es clara: la inversión en las grandes compañías tecnológicas habría sido un buen negocio. El crecimiento más espectacular es el de Amazon. Los datos, recogidos de un estudio de Mashable, rubrican demuestran dos cosas: que invertir en Bolsa a largo plazo es un buen negocio y que las redes sociales parecen querer unirse a esta dinámica de jugosos rendimientos. Todo ello, con el rumor en el mercado que apunta a la inminencia de una burbuja tecnológica.

El premio gordo se lo lleva Amazon. Quien hubiese invertido 1.000 dólares en la salida a Bolsa de la compañía dirigida por Jeff Bezos esa cuenta se habría convertido hoy en algo más de 239.000 dólares. Cuando Amazon decidió salir a Bolsa ya era capaz de generar 16 millones de dólares en ventas, pero tenía un problema de financiación. Su salida al mercado, con un repunte del 30% en la cotización en la primera sesión, le otorgó no sólo esa financiación, sino también esa visibilidad e imagen de marca para crecer en su volumen de ventas.

Pero la salida a Bolsa más espectacular fue la de LinkdIn, que llegó a disparar su cotización un 146%, llevando el cambio de sus títulos a 110,7 dólares, muy por encima de los 45 dólares que fijó su precio de salida. Eso significaba que el mercado estaba valorando a la empresa 670 veces su ganancia en 2010, el año anterior a su debut bursátil. Así, quien hubiese invertido 1.000 dólares aquel 19 de mayo de 2011, vería como sus títulos valen hoy cerca de 5.000 dólares.

Entre ambas compañías encontramos el caso de otras gigantes tecnológicas que dieron el salto al parqué y han multiplicado la inversión de quiénes permanezcan fieles a ellas desde el principio. Todo ello teniendo en cuenta el reparto de dividendos. Ebay, el portal de compra venta de productos de segunda mano debutó en Wall Street el 24 de septiembre de 1998, y 1.000 dólares invertidos en ese momento se habrían convertido en 68.638 dólares.

Los dos grandes buscadores tampoco son ajenos a esta dinámica. Los 1.000 dólares invertidos el 12 de abril de 1996, fecha en la que Yahoo salió al mercado, serían hoy 61.052 dólares. Google, con ocho años menos de recorrido bursátil, ha visto multiplicado por 12 su cotización. 1.000 dólares de aquel 19 de agosto de 2004 se habrían convertido en 12.072 dólares.

Facebook, ¿espejo para Twitter?

El de Facebook es un caso aparte en este análisis. Lo primero porque lleva apenas un año en el mercado, salió a Bolsa el 18 de mayo de 2012, pero también porque su periplo en estos meses ha estado plagado de dudas. A día de hoy, un inversor ya ha recuperado su apuesta. Esos 1.000 dólares serían hoy 1.269.

En ese primer momento, el aire joven y global que desprendía la red social no fueron suficientes alicientes para la inversión. El día de su salida a Bolsa comenzó a cotizar por encima de los 42 dólares, superando los 38 dólares en los que se fijó la oferta de salida. Llegó incluso a rebasar la barrera de los 43 dólares. Pero rápidamente, se desplomó. La situación obligó a los bancos colocadores a incrementar sus posiciones para evitar entrar en números rojos. Terminó el día solo 20 centavos por encima de su salida, en 38,2 dólares. Demasiado poco

Año y medio después y pese a los malos presagios de algunos análisis, que situaban el precio objetivo de la acción por debajo de los 20 dólares, Facebook se recupera demostrando a los inversores su capacidad para seguir generando beneficios. Su ejemplo, pese a las turbulencias iniciales, bien podría valer como ejemplo a Twitter. Empeñados en hacer sostenible su crecimiento y no dejar crecer la burbuja tecnológica.