Medios y Redes

Medios y Redes

Los 10 grandes errores en los perfiles de Linkedln

Descubre como sacar el máximo partido de esta red social profesional con los consejos de los expertos

Día 30/08/2012 - 12.57h
Los 10 grandes errores en los perfiles de Linkedln

Compartir

Lanzarse a la búsqueda de empleo o estar siempre presente en el mercado es algo que hoy en día pasa por internet. Tanto los departamentos de Recursos Humanos de las empresas como los headhunters o caza talentos, utilizan las redes sociales para localizar o hacer un primer examen a los candidatos a un puesto vacante. Tener una cuenta en la red profesional LinkedIn y subir nuestro currículum es fundamental en estos tiempos. Pero debemos preguntarnos ¿hacemos bien nuestro perfil?, ¿Cúales son los fallos más frecuentes que cometemos? Meghan Casserly, de Forbes, consultó a la propia empresa de LinkedIn y a otros especialistas para elaborar una lista con los 10 grandes errores que cometemos a la hora de elaborar nuestro perfil.

1. No tener una foto. Poner cara a la persona da confianza y ayuda a poner cara a los candidatos es por esto que los perfiles con fotos son vistos siete veces más que los que no la tienen.

2. Tener una foto vieja o artística. Si importante es tener foto no menos es que la que pongamos sea actual y profesional. La persona que te reciba en la entrevista presencial no debe tener la sensación de haber sido engañada con una imagen que poco o nada tiene que ver con el candidato. Se crea desconfianza.

3. Educación. En frecuente que los usuarios mientan respecto a su educación. No inventes cursos, talleres o seminarios. La Red esconde muchos secretos y podrías quedar como un mentiroso.

4. No actualizar la información de contacto. Es común que esta sección permanezca igual a como se configuró cuando se creó la cuenta. El error es no actualizarla. Los empleadores te pueden descartar si, por ejemplo, no seleccionas la opción «Oportunidades profesionales».

5. Llamarte «ejecutivo de cuentas». Poner frases poco precisas como «ejecutivo de cuentas» o «agente de ventas» en el titular profesional no es lo mejor. Ese espacio te da 120 caracteres para escribir uno llamativo y original. La propia LinkedInlo recomienda poner algo parecido a «gerente de ventas dinámico y entusiasta en la toma de riesgos».

6. No poner tus habilidades. Los empleadores realizan la búsqueda de personas en LinkedIn por habilidades o palabras claves. Si quieres que te encuentren, debes colocarlas en tu perfil.

7. Decir que has trabajado con alguien que nunca has visto. Es mejor ser honesto. No es correcto decir que has trabajado con alguien solo para mejorar tus posibilidades de ser contratado. En la sección Recomendaciones puedes agregar algunas de tus verdaderos excompañeros.

8. No pedir recomendaciones. La sección Recomendaciones es una poderosa herramienta. No solo pidas recomendaciones, piensa qué es lo que quieres que digan de ti. Luego comenta esas ideas a las personas que quieras que dejen algún texto sobre tu personalidad y habilidades.

9. No hay que pensar a lo grande. Entre las recomendaciones elaboradas por los expertos figura la de buscar contactos próximos que te puedan ayudar en tu carrera. Esto es, es más fácil que un directivo de tu propia empresa te acepte entre sus contactos a que lo haga el presidente del Gobierno o el dueño de una multinacional de éxito. Si además, al enviar la invitación pones alguna referencias como por ejemplo que eres empleado de la empresa y admiras su carrera tendrás muchas opciones de éxito.

10. Mostrar tu desesperación. En los tiempos que corren muchos de los perfiles son de personas en paro. La recomendación es no actualizar el perfil en el mismo momento de perder el trabajo. Si se parece desesperado puede desanimar a muchos empleadores.

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Prueba los nuevos juegos web

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.