El iPhone 6 Plus, frente a los «phablets» rivales como Galaxy Note 4
Mira en el vídeo el iPhone 6 Plus - APPLE
Comparativa

El iPhone 6 Plus, frente a los «phablets» rivales como Galaxy Note 4

Samsung da un golpe de efecto con Note 4, que viene con una inmensa resolución, pero en el mercado se pueden encontrar otros modelos como el Huawei Ascend Mate 7 o HTC One Max que tienen pantallas por encima de las 5.5 pulgadas

Actualizado:

Samsung da un golpe de efecto con Note 4, que viene con una inmensa resolución, pero en el mercado se pueden encontrar otros modelos como el Huawei Ascend Mate 7 o HTC One Max que tienen pantallas por encima de las 5.5 pulgadas

12345
  1. iPhone 6 Plus

    Mira en el vídeo el iPhone 6 Plus - APPLE

    El fenómeno del formato « phablet», un dispositivo a caballo entre el «smartphone» y la tableta, no ha pasado por alto en Apple. Tras dos años en el mercado, rivales como Samsung o HTC se han adelantado en el lanzamiento de teléfonos de grandes dimensiones, que ha generado un gran éxito en Asia e India.

    La firma de la manzana llega tarde, sí, pero su acogida puede ser mayor que el resto de modelos existentes en las tiendas actualmente. Si bien es cierto que la «nueva Apple» de Tim Cook ha dado un golpe sobre la mesa con dos nuevos terminales, iPhone 6 y iPhone 6 Plus, este último que entra en el segmento de los «phablets».

    El consejero delegado de Apple ha construido de esta manera su legado en la empresa al cumplir con su promesa de abrir nuevas líneas de negocio y tranquilizar así a los que dudaban de su capacidad para innovar. Si bien es cierto que Apple se había resistido a producir teléfonos grandes, a los que Steve Jobs solía llamar «Hummers», en referencia a los enormes todoterreno de esa marca, la marca se ha rendido ante la evidencia.

    Y lo hace con un teléfono fabricado en aluminio, con un panel de 5.5 pulgadas, ligeramente inferior a algunos ofrecidos por sus competidores, que llegan incluso hasta las 6 pulgadas. Llega con un diseño muy delgado (7.1 milímetros de grosor, en lugar de los 8.5 de por ejemplo la nueva Galaxy Note 4) y más ligero que sus rivales (172 gramos).

    La resolución de pantalla, tecnología Retina HD, es de 1.920 x 1.080 píxeles, que provee de mejor contraste en oscuros y una mejor precisión en el color y en gran angular. Este terminal incluye un procesador de fabricación propia, el chip A8 de segunda generación con arquitectura de 64 bits, lo que hará que se mueva un 25% más rápido que el iPhone 5S.

    Asimismo, cuenta con un segundo procesador, el chip M8, que recopila los datos procedentes del acelerómetro, el giroscopio, la brújula y el barómetro. De esta forma, se descarga de recursos consumidos provenientes de aplicaciones que ruedan en segundo plano. Con todo, se espera que el teléfono tenga un manejo fluido.

    Una de las novedades, y que le pone al mismo nivel que el resto, es la incorporación de NFC, que sirve para pagos online y transferir archivos. Le acompaña el sistema de reconocimiento de huella dactilar Touch ID, que permite desbloquear el terminal rápidamente con el dedo, algo con lo que también cuentan otros modelos como la Galaxy Note 4 y el Ascend Mate 7.

    Una de las grandes diferencias también es en cuanto al precio de venta, ya que el iPhone 6 Plus se vende desde 799 euros, unas cifras superiores a las del resto.

  2. Samsung Galaxy Note 4

    Mira en el vídeo cómo es el Galaxy Note 4 - j.m.nieves

    Otro recién llegado y que supone una evolución de uno de sus terminales estrella es la nueva Galaxy Note 4, un «phablet» de pantalla 5.7 pulgadas (más grande que la del iPhone 6 Plus) y algo más grueso (8.5 milímetros frente a los 7.1 milímetros de la marca de la manzana), lo que en la mano puede sentirse más como un armatoste.

    La firma surcoreana ha dado un golpe de efecto con la inclusión de un marco metálico, que le confiere una sensación de robustez y elegancia, un concepto que parecía acaparar Apple. Una de sus mayores bazas es, sin duda, la resolución de pantalla, que sobre el papel supera con creces a todos sus rivales (2.560 x 1.440 píxeles con 514 píxeles por pulgada) con un panel Super AMOLED capaz de crear imágenes muy realistas. Esta es su gran baza, que supera con creces a todos sus rivales.

    También destaca el procesador escogido, un Snapdragon 805 a una velocidad de 2.7 GHz, que le sitúa, en cuanto a las características, como el «phablet» más rápido que, junto con una memoria RAM de 3 GB lo convierten en un terminal muy avanzado. La batería, comparando las especificaciones de todos ellos, se queda algo corta (3.220 mAh frente a 4.100 mAh de Huawei Ascend Mate 7), aunque la marca asegura que es capaz de cargarse de forma rápida (un 50% en solo una treinta minutos).

    A diferencia del resto, a la Samsung Galaxy Note 4 le incorpora el S Pen, un lápiz óptico mejorado que sirve para ampliar sus funciones así como manejar su interfaz de forma más rápida y efectiva. Por esta razón, la firma surcoreana ha añadido diversas opciones en su software buscando la mayor productividad. Está más que preparado para ser un terminal profesional de referencia.

    La memoria interna es de 16 GB, quizá algo escasa para un terminal de estas prestaciones, pero se puede ampliar con tarjetas externas de memoria MicroSD de hasta 128 GB, algo que no tiene el iPhone 6 Plus (aunque este tiene una versión de 128 GB).

    Otra de los aspectos que, a priori, puede superar a la propuesta de Apple es la cámara escogida, que llega a los 16 megapíxeles (frente a los poco defendibles 8 megapíxeles del iPhone 6 Plus), aunque ya se sabe que más megapíxeles no es sinónimo de mejores fotos. Precisamente, el teléfono de Samsung cuenta con enfoque automático rápido, Live HDR (que promete unos colores intensos), mientras que el «phablet» de la firma de Cupertino ofrece una apertura de ƒ/2.2 y estabilización óptica de imagen, con flash True Tone y una lente de cinco elementos.

    Aquí también se observa algunas diferencias, ya que Note 4 añade una cámara frontal de 3.7 megapíxeles capaz de hacer fotos panorámicas de hasta 120 grados, mientras que el iPhone 6 Plus, con sus 1.2 píxeles es capaz de tomar fotos panorámicas hasta 43 megapíxeles.

    La apuesta de Samsung también viene con lector de huellas dactilares y monitor de ritmo cardiaco y sensor de gestos.

  3. Huawei Ascend Mate 7

    Detalle del Huawei Ascend Mate 7
    Detalle del Huawei Ascend Mate 7 - HUAWEI

    Es el más grande de su generación (6 pulgadas), pero está fabricado de tal manera que el marco de la pantalla es muy fino, con lo cual la sensación visual es un móvil más pequeño de lo que es realmente. El Huawei Ascend Mate 7 presenta una apuesta por la sencillez y con un precio contenido en los 499 euros, más barato que los 699 euros del Galaxy Note 4 o los 799 del iPhone 6 Plus.

    Como los dos modelos dos dos gigantes anteriores, este «phablet» chino ha añadido también un lector de huellas dactilares. Sus prestaciones son: una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles, un procesador Kirin 925 de ocho núcleos, 2 GB de RAM y con una capacidad de almacenamiento de 16 GB -ampliables mediante tarjeta microSD-.

    La batería del dispositivo es de 4.100 mAh, lo que permite que la carga ofrezca una duración superior a la normal. Aquí es su caballo de batalla, ya que a priori este modelo tendrá una autonomía superior al resto de competidores.

    Otra de las ventajas es su cámara que, aunque la trasera llega a los 13 megapíxeles (frente a los 16 megapíxeles de Note 4), cuenta con una frontal de 5 megapíxeles, muy pensada para el fenómeno de los «selfies» -autorretratos, en español-. También parte con un valor añadido de estar compuesto por un 95% de metal, el material del que todos coinciden en que resulta más llamativo y elegante para un terminal de alta gama, que se sitúa por encima del umbral de los 600 euros.

    El sistema operativo es Android KitKat 4.4.4 y, además, incluye el nuevo paquete de herramientas de la compañía denominado Emui. Este nuevo paquete otorga al dispositivo de funciones exclusivas y servicios específicos para el teléfono.

  4. HTC One Max

    Detalle del HTC One Max - HTC

    Además de aumentar de tamaño hasta las 5.9 pulgadas, el HTC One Max, uno de los «phablet» que lleva más tiempo en el mercado, incorpora también un lector de huellas digitales. El terminal tiene un acabado en aluminio y ofrece unas características muy aplaudidas como su cámara con ultrapíxeles.

    La pantalla tiene una definición de 349 píxeles por pulgada y en cuanto a resolución es Full HD. También tiene un gran rendimiento de batería, con 3.300 mAh, aunque ya muy alejado de otros modelos del mercado. Como inconveniente, se puede decir que es el más pesado de su segmento (217 gramos) y unas grandes dimensiones (164.5 x 82.5 x 10.29 milímetros).

    Como diferenciación del resto, cuenta con su propia capa de Android y servicios propios además de un sistema de altavoces excepcionales (frontales), capaces de reproducir música en alta calidad.

    Aunque no llega a las tremendas especificaciones del Note 4 o el Z Ultra, también va bien servido de potencia. Monta un procesador Snapdragon 600 quad-core a 1.7 GHz, con 2 GB de memoria RAM, 16/32 GB de almacenamiento interno (ampliable con microSD de hasta 64 GB y con 50 GB gratuitos en Google Drive durante dos años).

  5. Sony Xperia Z Ultra

    Mira en el vídeo la prueba con el Sony Xperia Z Ultra - c.mínguez

    Es el más antiguo (en cuanto a fecha de lanzamiento, que data de hace un año), pero sus especificaciones son muy actuales. El Sony Xperia Z Ultratiene una pantalla gigante, de 6.4 pulgadas, la mayor de todos los terminales, y una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles. Esta -el tamaño- puede ser su gran baza o, por el contrario, su perdición, ya que esta diferenciación puede marcar la decisión de compra.

    La firma japonesa incorporó el procesador el Snapdragon 800, una auténtica «bestia» de cuatro núcleos a 2.2 GHz en su momento, pero que se maneja a las mil maravillas en los tiempos que corren. La firma también cuenta con su Smart Watch 2 y un nuevo auricular, el SBH 52, que constituye el complemento perfecto.

    El dispositivo es extraordinariamente fino (apenas 6.5 milímetros frente a los 8.4 del Note 4) y su peso es de 212 gramos (aquí gana el de Samsung, que pesa 180 gramos). Está muy pensado para la reproducción de vídeo y consumo de juegos (3D games y Juegos de movimiento).