Sigue estos consejos para saber si el aire acondicionado está estropeado

Conducir con mucho calor incrementa el riesgo de sufrir un accidente debido al aletargamiento que produce, así que ahora en verano es necesario mantener una temperatura adecuada dentro del coche

MadridActualizado:

Son varios los indicadores que pueden darnos la pista de que el aire acondicionado del coche está estropeado o de que el mantenimiento no ha sido correcto. Un sistema de aire acondicionado estropeado en verano es uno de los mayores males a los que puede enfrentarse un conductor, porque además de incómodo, el calor incrementa el riesgo de sufrir un accidente debido al aletargamiento que produce.

Por eso, es muy importante mantener el sistema de aire acondicionado en perfectas condiciones y reconocer posibles fallos, que suelen detectarse en varias situaciones. Si la refrigeración del aire acondicionado es insufiente algo está fallando. Un mayor consumo de comsbustible está asociado a que el compresor se pone en marcha a menudo y durante más tiempo del debido. Si se escuchan ruidos al encender el aire acondicionado, esto puede indicar una avería en el compresor, en alguno de los ventiladores del habítaculo o en los controles del climatizador.

Otro indicador de que algo está ocurriendo con el aire acondicionado del coche es el mal olor, relacionado con el moho provocado por las bacterias que han crecido en el evaporador del sistema, o porque el filtro sea excesivamente viejo. Además, si se empañan los cristales puede deberse a que el filtro esté sucio o, en el peor de los casos, a un fallo total del climatizador.

La mejor solución para evitar daños mayores en el aire acondicionado es acudir inmediatamente a un taller especializado. Pero si no se puede acudir a uno por estar de vacaciones, Hella ofrece una serie de consejos para mantener el aire acondicionado en perfecto estado durante el verano:

En los días más soleados, el vehículo debería aparcarse en la sombra si es posible. De lo contrario, la temperatura del habitáculo podría alcanzar los 60 °C.

Para eliminar la acumulación de calor en el vehículo, deberán abrirse las puertas durante un breve tiempo antes de subir al vehículo.

Para poder garantizar una rápida refrigeración, se recomienda encender a potencia máxima el aire acondicionado y el ventilador del habitáculo. Si se pone en marcha el aire circulante, se acelera el proceso de refrigeración.

El hecho de abrir las ventanas o el techo solar durante los primeros minutos de conducción produce un rápido intercambio de aire, lo que conlleva que el habitáculo se enfríe más deprisa.

Además, el aire acondicionado debe usarse en otras épocas del año y no solo en verano. Encenderlo una vez a la semana durante unos minutos, también en invierno, asegura su correcto funcionamiento.