Trucos para pasar menos calor en el coche

Tanto si nuestro coche dispone de aire acondicionado como si carece de este sistema, siguiendo unas sencillas recomendaciones podemos lograr una temperatura interior más agradable

Actualizado:

Circular con una temperatura agradable no solo es un factor que afecte a la comodidad, ya que diversos estudios alertan de que la fatiga está directamente vinculada al calor, por lo que influye directamente en la seguridad.

Si la temperatura del interior del coche llega a 30ºC los errores de conducción aumentan un 20%. De todas formas, tampoco conviene «pasarse», ya que si ponemos la temperatura del aire acondicionado por debajo de 20ºC podemos generar un aumento del consumo de combustible de hasta un 20%. Que un exceso de frío no nos haga pasar por la gasolinera más de lo debido.

En los días más calurosos, antes de conectar el aire acondicionado baja las ventanillas del coche para que la temperatura del habitáculo no sea tan elevada ya que si conectas el aire nada más subirte y sin v entilar el coche harás que trabaje al máximo rendimiento y se deteriore más.

Cada vez son más los coches que disponen de aure acondicionado. Pero también son muchos los que carecen de este dispositivo, o bien sus conductores no son partidarios de su utilización. Todos ellos pueden seguir las siguientes recomendaciones, que aunque no van a lograr que la temperatura sea tan baja como si se utilizase un climatizador, pueden ayudar a bajar algunos grados la temperatura en la cabina del vehículo.

Como en casi todos los casos, lo mejor es prevenir. Si aparcamos el coche en una zonas de sombra, su interior no va a estar tam caliente como si lo dejamos a pleno sol. También ayudan mucho la utilización de parasoles. Si tenemos cortinilla en el cristal trasero, también sería recomendable dejarla puesta. Si el coche lo aparcamos en una zona privada y tenemos la posibilidad de dejar una rendija de las ventanillas abierta mucho mejor.

Si no disponemos de aire acondicionado, con un sencillo truco podemos lograr bajar la temperatura algunos grados de manera inmediata. El sistema consiste en bajar completamente una ventanilla del vehículo antes de abrir y cerrar enérgicamente la puerta del lado opuesto cinco veces. El efecto de presión-depresión generado por el movimiento de la puerta provoca una fuerte corriente de succión dentro del habitáculo. Así, el aire caliente sale por la puerta y es sustituido por el fresco que entra por la ventanilla abierta.

Aunque no se consigue enfriar totalmente el interior, al menos podemos lograr que los primeros minutos de conducción no sean un suplicio y, en el caso de poseer aire acondicionado, este puede refrescar el vehículo mucho más rápido.

El tintado de lunas también logra que la temperatura interior del coche nos ea tan elevada, por lo que podemos recurrir a la instalación de láminas solares. Estas se instalan fundamentalmente, como medida de seguridad ya que mantien,e los cristales pegados en caso de colisión. Pero tambiénsirven para proteger a los más pequeños de los rayos del sol (bloquea más del 99% de los rayos UV). Y un tercer motivo, y el quer ahora nos ocupa es el de ahorrar en el uso del aire acondicionado, ya que algunas lláminas, como la Energysa, soncapaces de repeler el 70% del calor. Según nos explican desde CristalBox Fuenlabrada, la diferencia entre llevar las lunas tintadas y no llevarla es enorme. Gracias al tintado de lunas se puede mantener una temperatura más fresca con menos tiempo de funcionamiento del aire acondicionado.

Otras soluciones «caseras» que se pueden probar son, por ejemplo, colocar un trapo húmedo en el respiradero central. Lo ideal es tener varios trapos preparados para irlos cambiando, porque se secan con rapidez. Una labor de la que es mejor que se ocupe el «copiloto».

También se puede lograr una sensación térmica de frescor conduciendo con la cabeza mojada, la que a medida que la humedad se evapora se consigue reducir la temperatura corporal.