CarvanaCompra coche en un vending

Una compañía estadounidense propone una nueva fórmula para adquirir un vehículo, casi simétrica a la de sacar un café o un sandwich en una máquina automática

MadridActualizado:

La firma norteamericana Carvana acaba de poner en marcha una fórmula pionera para vender coches, en este caso usados. Se trata de una máquina expendedora instalada en la ciudad de Nashville (Tennessee).

Su propuesta es realmente parecida a la de comprar una chocolatina, un café, un refresco o tabaco en una de esas populares máquinas de vending: la adquisición se lleva a cabo usando una gran moneda que equivale al precio del vehículo. En detalle, el cliente selecciona el coche concrerto introduciendo su nombre en una consola.

Claro está, la «máquina de vending» no es propiamente como las que conocemos. De hecho, se trata de una llamativa torre de cristal de cinco pisos que aloja 20 coches, en una línea parecida —aunque a escala— al sistema que Volkswagen posee en su sede germana de Wolfsburg. Los moviliza un robot que los transporta y deposita en una plataforma de manera automática. Solo cuando el cliente recibe el automóvil se realiza el cargo.

Carvana, que lleva varios años funcionando desde 2013 como concesionario online para hacerse con un vehículo en solo 15 minutos —entre que se aprueba la financiación y se firma el contrato—, suministra a cada comprador un vídeo personalizado sobre el modelo escogido. Luego ofrece probarlo durante siete días.Carvana, fundada en 2013, asegura que ahorra a los futuros propietarios en cada compra

Según sus impulsores la fórmula, abierta de 9 a 19 horas, permite ahorrarse más de 1.600 dólares; contemplan llevar su máquina a Houston, Austin, Dallas y Birmingham y subvenciona con billetes de avión a clientes de otros estados para recoger su nuevo vehículo.