Una regla de or en el mercado de coches de ocasión es no tomar decisiones precipitadas y seguir algunos consejos
Una regla de or en el mercado de coches de ocasión es no tomar decisiones precipitadas y seguir algunos consejos

CONSEJOS EN COCHES DE OCASIÓNPrueba un coche usado antes de comprarlo y evita sobresaltos

Conocer la procedencia del modelo que nos interesa, el uso que ha vivido hasta llegar a nosotros o adquirirlo a un compraventa profesional con garantiás evitará, además, sobresaltos

MadridActualizado:

Cada vez son más los que optan por adquirir coches de segunda mano o V.O. El mercado de ocasión cerró en 2014 con un repunte del 4,3%, equivalente a 1.684.798 unidades vendidas en España.

En este sentido, la alquiladora Hertz, a través de su programa Hertz Rent2Buy, recuerda el interés de probar un coche de segunda mano antes de adquirirlo, como de hecho propone con su parque de modelos sustituidos a la venta. La idea no es otra que asegurarnos que el modelo en cuestión se ajusta a nuestras necesidades. Otros consejos en este sentido son:

1. Particular o empresa: la mayoría de las compras V.O. se centran entre particulares, pero los riesgos son menores cuando el vendedor es una empresa especializada en compraventa. Aquí los vehículos deben contar con garantías y suelen contemplar certificados extra de calidad, revisiones gratuitas o financiación a medida.

2. Origen: es vital conocer la procedencia del automóvil para tomar una decisión acertada. También repasar el historial de revisiones y averiguar si aparcaba en garaje, si sufrió algún accidente o golpes menores, para qué tipo de desplazamientos se utilizaba... No hay que dudar a la hora de preguntar; toda la información de que se disponga es útil para evitar contratiempos.

3. Edad y kilometraje: el mejor momento para comprar es cuando el vehículo tiene entre dos y cinco años, con un kilometraje medio por año que no supere los 25.000 km. Hay que tener en cuenta esta cifra tanto si el marcador es alto como bajo. Si el coche tiene muchos años y no supera los 10.000 kilómetros al año, hay que sospechar. Según un informe de la Comisión Europea, un 12% del mercado de ocasión tiene el kilometraje manipulado, lo que supone un impacto económico de hasta 343 millones de euros anuales en España. La Administración ha querido poner freno a esta práctica y, a partir de este año, cuando se realiza una tramitación del cambio de titularidad aparecen en el permiso de circul ación los kilómetros recorridos.

4. Estado general: lo adecuado es acudir a ver el coche con un mecánico de confianza que pueda revisar el estado general del coche, pero en ausencia de un profesional se deben revisar minuciosamente algunos elementos. El estado de la chapa y la pintura es buen indicador, pues puede dar pistas de anteriores golpes; hacerlo de día, con luz natural, ayudará a detectar defectos. A tener en cuenta: el estado de los neumáticos —que no presenten desgastes irregulares o excesivo—, el tubo de escape —la emisión de humos no debe ser desproporcionada—, el interior del vehículo —la tapicería debe estar en buen estado—, la seguridad —que los cinturones deslicen correctamente—, el motor —que no haga ruidos anormales ni presente fugas o salpicaduras visibles con solo levantar el capó—, los frenos —que no se hunda el pedal— o el volante —la dirección no debe estar rígida ni holgada—.

5. Documentación: se debe revisar con detalle para comprobar que el impuesto de circulación está al día, que no hay multas pendientes de pago o, incluso, que el coche no está embargado. Se puede solicitar en la DGT un informe de tráfico, que aporta toda esta información. Y hay que revisar la ficha técnica y la ITV (Inspección Técnica de Vehículos), donde aparecen los kilómetros hechos en cada revisión.

6. Precio: la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM) ofrece un listado de tasación en el que cotejar si el precio que nos piden es justo. Hay que evitar los precios extremadamente bajos porque pueden esconder sorpresas.

7. Realizar una prueba: es imprescindible probar el coche elegido para comprobar su funcionamiento y saber qué mantenimiento ha tenido. También se aconseja que, en el caso de que el vendedor sea un particular, conduzca primero él para que el comprador sepa si el automóvil ha sufrido una conducción inadecuada y así confirme posibles vicios del anterior dueño.

8. Formalizar el acuerdo: hay que firmar un contrato de compraventa que detalle cómo se efectuará el pago para que no haya lugar a dudas. En el caso de que el vehículo se señalice, se debe exigir un recibo.