Peugeot 301, sencillo pero sólido

La última propuesta en la firma del león es un modelo compacto de tres volúmenes y 4,44 metros de largo esencialmente destinado a mercados emergentes. Contará con motores de gasolina VTi y de gasóleo HDi.

e.c.
madrid Actualizado:

El nuevo Peugeot 301no tiene precedentes en la marca francesa, aunque se aproxima a la línea de modelos como los también Peugeot 308 Sedán (sólo para China) y 408 (nuevamente destinado a mercados emergentes como el ruso, donde además se fabrica), o Fiat Linea (que sí se vende en España). Según Peugeot, será, a largo plazo, uno de sus modelos con mayor volumen de ventas, entre otros motivos por la cantidad de mercados a los que va destinado. En todo caso, y pese a la modernidad del producto, no cabe esperar un grado de refinamiento tipo 308, sino inferior.

De diseño robusto y compacto, ha sido desarrollado para adaptarse a todo tipo de condiciones de uso, incluso las más extremas en países cálidos y fríos, carreteras en mal estado… Mide 4,44 metros de largo y 2,65 entre ejes (batalla), lo que debe permitir unas plazas traseras bastante habitables. A todo ello, el maletero ofrece 506 litros, una cota sobresaliente.

Por lo demás, y en lo que toca a equipamientos de seguridad dispondrá de ESP, ABS con ayuda a la frenada de emergencia, cuatro airbag, amarres para sillitas infantiles Isofix...

Los motores del 301 serán dos de gasolina aspirados y un tercero de gasóleo turbo: 1.2 VTi de 72 CV (de tres cilindros, común al nuevo utilitario 208) y 1.6 VTi de 115, uno y otro con cajas de cambio manual o auto secuencial (en el primer caso motorizada); y 1.6 HDi de 92 CV, sólo con caja de cambios manual.

Y por lo que toca a equipamientos, desde climatizador electrónico a radio-CD/MP3, Bluetooth y conexión USB, apertura remota del maletero, ayuda trasera al estacionamiento... Se fabricará en la planta de PSA en Vigo y se presentará como novedad mundial en el Salón del Automóvil de París de septiembre. A partir del 1 de noviembre, iniciará su comercialización en Turquía y, posteriormente, en Europa Central y Oriental, Rusia, Ucrania, Grecia, el Magreb, Oriente Medio, los países del Golfo, países africanos y determinados mercados de América Latina.