Monovolumen medio coreanoXLV, un SsangYong muy práctico

Se trata de la apuesta de la marca coreana para el segmento monovolumen compacto. Llegará a los comercios este mismo año

MadridActualizado:

El nuevo SsangYong XLV es un monovolumen compacto, rival de modelos tipo Dacia Lodgy e incluso Toyota Verso, derivado del SUV compacto Tívoli, pero con carrocería 24 centímetros más larga, fruto de su mayor voladizo posterior. Esto permite un súper maletero estándar de nada menos que 720 litros.

En concreto, el nuevo XLV mide 4,44 metros de largo (por 1,80 de ancho y 1,60 metros de alto). En su interior, con mucho espacio para cinco adultos, se podrá regular la inclinación de los respaldos traseros, partidos de forma convencional en secciones asimétricas.

Por motores contará con las mismas opciones 1.6 vistas en el Tívoli; esto es una de gasolina aspirada (sin turbo) de 128 CV y otra turbodiésel, que eroga 115 CV. Por su parte, el cambio será manual de seis marchas, aunque el turbodiésel también se podrá solicitar automático, con las mismas relaciones.

El XLV tendrá cierta capacidad para ir sobre pistas, a partir de una notable altura libre al suelo de 16,7 centímetros, o bien de unos ángulos de ataque y salida de 20,0 y 20,8 grados, en cada caso. Además, la tracción será delantera o total.

Sistema multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas, asientos calefactables, climatizador bizonal o cámara trasera para el aparcamiento serán elementos al alcance de un modelo que se podrá adquirir hasta en siete colores de carrocería, algunos bitono, y con llantas de 16 a de 18 pulgadas.