Nueva gama 4X4 de SsangYong: para ponerse de barro hasta el techo

La firma coreana estrena el Tívoli 4WD, con lo que se convierte en una de las pocas marcas con versiones de tracción total y bloqueo de diferencial

MADRIDActualizado:

Lluvia, hielo, nieve y barro, mucho barro y muy resbaladizo. Estos han sido los elementos que nos han acompañado durante la presentación de la nueva gama 4X4 de SsangYong en los alrededores del Arroyo de Polendos. Unos compañeros de viaje que, en circunstancias normales podrían llegar a ser bastante molestos, pero que en este caso han servido tanto para pasar una jornada muy divertida como para probar las posibilidades de salir airosos de los vehículos de la marca coreana. Y la verdad es que la nota final es muy alta.

La “disculpa” para esta resbaladiza ruta ha sido la llegada al mercado español de las versiones con tracción a las cuatro ruedas y bloqueo 4WD del Tívoli, el más pequeño de la gama SsangYong, que está disponible en versiones Premium con cambio manual o Limited con cambio Automático Aisin de 6 velocidades.

Con esta configuración para su todocamino de acceso, SsangYong se convierte en uno de los pocos fabricantes que ofrecen versiones con tracción 4WD en todos sus modelos.

Para probar las capacidades del coche, además por una ruta por la AP6 hasta llegar a nuestro destino, con lluvia, frío y hielo en las carreteras comarcales por las que circulamos a continuación, los responsables de la firma nos tenían preparada una ruta sobre terreno resbaladizo. Y nunca mejor dicho, porque la combinación de lluvia y bajas temperaturas convirtieron la pista de tierra en una auténtica pista de patinaje sobre la que el Tívoli 4WD fue capaz de mantener la trayectoria de forma muy satisfactoria.

Hay que reconocer que en pocas ocasiones el comprador de un vehículo de estas características se va a enfrentar a un terreno en tan malas condiciones, y mucho menos con unos neumáticos mixtos, más aptos para circular por carretera que para practicar 4X4. Aún así, el pequeño SsangYong superó la prueba.

Además de contar con la tracción total con bloqueo, el coche destaca frente a sus posibles competidores por un precio que arranca, para la versión llamada “Premium” del Tívoli 4WD desde 20.000€, y superando por poco los 24.500 para el “tope de gama”.

El sistema de tracción 4x4 empleado es de tipo conectable controlado electrónicamente y reparte automáticamente el par entre los dos ejes según las condiciones de adherencia y necesidades de tracción, mejorando la seguridad en la conducción sin incidir apenas en el consumo de combustible. La posibilidad de incorporar la tracción a las 4 ruedas con función de bloqueo de diferencial para circular en superficies muy deslizantes por debajo de 40km/h, es un elemento diferenciador importante en el segmento SUV B. Esto unido a una altura libre al suelo de 167 mm y buenas cotas off-road asegura un buen comportamiento del Tívoli fuera de carretera.

Un peldaño más arriba SsangYong ha presentado un ligero “restiling” del Korando 4WD (desde 23.000€) y del Rexton 4WD (desde 29.400€), ofreciendo de serie niveles de equipamiento muy completos. Toda la gama 4WD equipa sistemas de bloqueo o de reductora según el modelo elegido y en el caso del Korando, Rexton y Rodius, se pueden asociar tanto a transmisiones manuales de 6 marchas como a las nuevas cajas de cambio automáticas recién incorporadas a la gama.

El Rexton se ha convertido en el segundo de los protagonistas de la jornada, ya que con él un reducido grupo de periodistas nos aventuramos por el terreno más resbaladizo de una auténtica ruta 4X4 en la Finca El Quintanar.

La nieve caída durante la noche anterior y durante la misma jornada de la prueba convirtió el terreno en una pista de pruebas en la que el Rexton (una vez más con la pega de los neumáticos poco apropiados para este tipo de terreno), demostró que es un auténtico 4X4, de los pocos que quedan en el mercado.

Y ya de regreso a Madrid, de nuevo por la AP6, el vehículo dejó ver sus buenas aptitudes para circular con soltura por autopista, incluso cuando una nevada intensa hizo de nuevo acto de presencia.

En el apartado mecánico, El Korando, Rexton y Rodius disponen de un nuevo propulsor denominado D22T. Se trata de un potente turbodiésel common rail con distribución por cadena denominado D22T que sustituye al anterior D20T, y frente al cual, ofrece mayor potencia y par, así como menores consumos y mejorados niveles de vibraciones y sonoridad. Las emisiones de CO2 se reducen también considerablemente, al igual que las emisiones de NOx y partículas.

El nuevo motor aumenta en 159 c.c. su cilindrada hasta los 2.157c.c. y su potencia hasta los 178 caballos, 29 más en el Korando y 23 más en el Rexton y el Rodius, frente al anterior motor al que reemplaza. Su par máximo también aumenta un 11% hasta los 400Nm, 40 más que antes y a lo largo de un margen más amplio de revoluciones que comienza en tan solo 1.400rpm y se mantiene hasta las 2.800rpm. Además, la nueva motorización, ofrece una mejora notable en la respuesta desde bajas revoluciones, las recuperaciones y el nivel prestacional.

El motor D22T mejora notablemente las cifras de consumo. En el Korando el ahorro va del 6,4% al 12,3% según versiones, en el Rexton entre un 4% y un 6,8% y en el Rodius entre un 3,7% y un 4%. La versión 4x2 manual del Korando ofrece un consumo medio combinado de tan solo 5,3 l/100km., la del Rexton 6,8 l/100km. Y la del Rodius 7,2 l/100km.

Otra de las grandes novedades para 2016 es la incorporación de nuevas cajas de cambio automáticas. En el Korando se incorpora una nueva caja de cambios de 6 marchas fabricada por Aisin y tanto en el Rexton como en el Rodius, equipan la nueva caja de cambios T-Tronic de 7 marchas fabricada por Mercedes Benz.