Claves para entender el rompecabezas político de Italia
Renzi se dirige ayer a los medios tras reunirse con el presidente Napolitano - reuters

Claves para entender el rompecabezas político de Italia

La irrupción de Matteo Renzi, que intenta estos días formar gobierno, es el último episodio en el caótico laberinto institucional italiano

Actualizado:

La irrupción de Matteo Renzi, que intenta estos días formar gobierno, es el último episodio en el caótico laberinto institucional italiano

1234
  1. Quién es Matteo Renzi

    Renzi se dirige ayer a los medios tras reunirse con el presidente Napolitano
    Renzi se dirige ayer a los medios tras reunirse con el presidente Napolitano - reuters

    A sus 39 años, el alcalde de Florencia y secretario general del Partido Democrático protagoniza una carrera política meteórica. De la noche a la mañana, sin haber sido elegido para ello en las urnas y sin haber tenido nunca responsabilidades de gobierno más allá del ámbito local, Matteo Renzi se asoma al cargo de primer ministro. Sería el más joven que nunca ha tenido Italia. Florentino, graduado en Derecho y padre de tres hijos, Renzi escaló vertiginosamente desde su alcaldía toscana hasta pelear con Pier Luigi Bersani en las primarias del centroizquierda por ser el candidato en las elecciones. Aunque finalmente Bersani fue el elegido, desde entonces, su discurso inclusivo y talante juvenil han disparado la popularidad de Renzi. En un panorama político tan anquilosado como el italiano, muchos ven en Renzi un soplo de aire fresco, aunque tampoco faltan quienes creen que se trata solo de un nuevo tiburón ambicioso.

  2. Por qué cayó Enrico Letta

    Letta abandona su domicilio en Roma rodeado de periodistas tras conocerse su salida del Gobierno
    Letta abandona su domicilio en Roma rodeado de periodistas tras conocerse su salida del Gobierno - efe

    El último primer ministro fue víctima de la precariedad intrínseca al sistema político italiano, donde la debilidad de las mayorías y lo que se ha denominado bicameralismo perfecto hacen sumamente vulnerables a los sucesivos gobiernos. Esto explica su escasa duración media en comparación con otros países europeos. El caso del final de Letta tiene la particularidad de que ha sido la defección de sus propios compañeros del Partido Democrático, la formación de centroizquierda que obtuvo la mayoría en las elecciones celebradas en febrero de 2013, la que ha abocado a él. El golpe interno lo ha dirigido Renzi, que ha hecho valer en el seno del partido su estrella ascendente. Renzi reprocha a Letta que no ha emprendido las reformas administrativas que, según el criterio generalizado, necesita el país y su incapacidad para propiciar el crecimiento de una economía estancada. Con Renzi, su partido ha acabado por creer que el Ejecutivo de Letta había agotado sus energías.

  3. Qué papel juega Napolitano

    Napolitano, en su residencia del Palacio del Quirinal tras reunirse con representantes de las fuerzas políticas
    Napolitano, en su residencia del Palacio del Quirinal tras reunirse con representantes de las fuerzas políticas - efe

    Desde que en 2011 el delirante final del entonces primer ministro Berlusconi llevara a las finanzas públicas italianas al borde del colapso y la crítica situación desembocara en la llegada al Gobierno del tecnócrata Mario Monti, el anciano presidente Giorgio Napolitano se ha erigido en una figura arbitral referencial. Su prestigio y la credibilidad que suscita su figura en Bruselas lo han convertido en el último dique de contención que ha evitado un cortocircuito institucional definitivo y lo ha obligado a adoptar un papel proactivo del todo inusual en la figura del jefe del Estado un rol moderador que tuvo que asumir también para deshacer la situación de bloqueo que condujo a Letta al Gobierno. Pero al presidente se le acaban las fuerzas y las ganas para mantener en orden el gallinero indomable de la política italiana. En esta crisis, se ha limitado a expresar su desacuerdo con una hipotética convocatoria electoral que, a su juicio, hubiera sido inoportuna y desestabilizadora. Las espaldas de Napolitano, de 88 años, no pueden seguir siendo el pilar del sistema por mucho más tiempo.

  4. ¿Podrá Renzi formar gobierno?

    Matteo Renzi abandona en automóvil el palacio del Quirinal tras reunirse con el presidente Giorgio Napolitano
    Matteo Renzi abandona en automóvil el palacio del Quirinal tras reunirse con el presidente Giorgio Napolitano - efe

    Los avatares de la República son imprevisibles y el flamante Renzi está obligado a lograr un complicado equilibrio. La necesidad de estabilidad económica y el progreso del país deberían hacer llegar a un acuerdo para que Renzi pueda formar su equipo, pero aún no está claro que vaya a ser así. El reto del aspirante es captar los mismos apoyos que sostuvieron a Letta. Imprescindible será el del Nuevo Centroderecha, el partido que lidera Angelino Alfano, el que fuera delfín de Berlusconi y que terminó enfrentándose a él. Alfano, vicepresidente en el equipo de Letta, ya ha advertido que no dará su plácet sin recibir nada a cambio y recela la posibilidad de un Ejecutivo excesivamente virado a la izquierda. Más difícil todavía, Renzi está obligado a seducir a Alfano sin que eso menoscabe sus apoyos en sus propias filas. El otro soporte imprescindible para el alcalde de Florencia habrán de ser los diputados de la coalición centrista de Mario Monti, también aliados de Letta y a los que una negativa podría condenar a la irrelevancia. Con los que Renzi ya sabe seguro que no podrá contar son los representantes del Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo, empeñado en la estrategia antisistema que le ha hecho dispararse en las encuestas, y los leales a Berlusconi de Forza Italia. «Il Cavaliere» ya comunicó a Napolitano que los suyos votarán en contra, a pesar de que la irrupción de Renzi ha supuesto de hecho una reivindicación pública del condenado magnate, con el que acordó la reforma electoral que proyecta y al que ha permitido retomar un papel protagonista en la batalla política.