Las islas privadas más exclusivas y paradisiacas del planeta

Las islas privadas más exclusivas y paradisiacas del planeta

Actualizado:

Son un sueño. Muchas veces sus propietarios son famosos. Islas exclusivas a la venta o convertidas en hotel

12345678910
  1. Isla Necker (Islas Vírgenes Británicas)

    El magnate británico, Richard Branson, dueño de Virgin, le abre las puertas de su casa en la isla Necker. Puede alquilar la isla entera (o compartirla con otros huéspedes) y alojarse en la llamada «Temple House», propiedad de Branson, u optar por algunas de las seis casas «Bali» que hay en la isla construidas, tres de ellas, en un acantilado para no perderse detalle desde su ventana del imponente paisaje. A pocos pasos de la playa se encuentra también el llamado «Beach Pavilion», un espacio exclusivo con bar, cine y restaurante donde los chefs le prepararán lo que usted pida, al margen de la carta.

    Esta lujosa experiencia se ofrece a grupos de 16 a 28 personas y también puede disfrutarse en familia. A los habituales tratamientos de spa, se suman los que pueden disfrutar incluso sus hijos (mini spa) aunque probablemente más tentadoras sean para ellos las opciones deportivas: caminatas por la isla; navegar en un velero; hacer surf, windsurf o kitesurf…y si prefiere los deportes en tierra, puede optar por golf (para lo que será desplazado en helicóptero o barco a las islas vecinas), tenis o…no hacer nada y tumbarse en una hamaca.

    Pero si nada de esto le entusiasma, una de las actividades estrella de la isla es un paseo submarino con el «Necker Nymph», artilugio exclusivo de la casa. Se trata de una especie de avión submarino para 3 personas. Una forma original de bucear, sin usar las aletas.

    ¿El precio? Unos 8.900 euros tres noches. Más información, aquí. Branson, por cierto, inaugura un nuevo hotel en Kenia este mes de agosto.

  2. Isla Tagomago (España)

    Esta isla tiene el valor añadido de estar en el Mediterráneo, donde las islas privadas son poco frecuentes. A diferencia de la gran mayoría de las islas de lujo en alquiler, en este caso no se ofrece un sinfín de servicios y actividades sino que apuestan por la privacidad y un sereno ambiente que combina a la perfección con la sobriedad de las instalaciones y del propio paisaje, dominado por acantilados cuyo color tierra juega con el azul del mar.

    Este planteamiento se debe probablemente a que la diversión y el «despilfarro» se reserva para otra isla, la de la fiesta por excelencia, y que se encuentra a media milla de Tagomago: Ibiza.

    En cuanto a las instalaciones cuenta con todo lo necesario para no moverse de allí…jamás: piscina, 5 dormitorios con baños en suite, salón, comedor, cocina, una casa de invitados independiente y un pequeño puerto.

    Tagomago está recorrida por un gran número de senderos. Y, como no podían faltar, los deportes acuáticos también pueden practicarse.

    La isla privada de Tagomago se puede alquilar por un mínimo de tres días. No es fácil saber el precio ni en su web ni por teléfono, pero en esta página de alquiler de islas privadas piden 20.000 euros por noche (para diez personas).

  3. Isla Plitvice (Croacia)

    Esta isla no es de ningún millonario famoso, y tampoco hay programadas actividades porque no está en alquiler…sino ¡en venta!

    Esta isla se encuentra en el Parque Nacional de Lagos de Plitvice creado en 1949. Su superficie de 296.85 km2 lo coloca en el trono: es el más grande de los ocho que hay en el país. Lógicamente la isla comparte la belleza del parque en el que podrá encontrar hermosos lagos cuyos colores van desde el celeste, pasando por el verde, gris o azul. Cuenta con gran diversidad de bosques con más de 1.200 especies de plantas que «estallan» en primavera. La isla se encuentra en el lago más grande de los 16 que tiene el parque, el lago Kozjak, rodeada de un ambiente natural en el que aparte de hermosa flora podrá encontrarse osos, lobos, águilas y gatos salvajes.

    La isla cuenta con 1,36 hectáreas. Actualmente, es propiedad del Parque Nacional y no está permitido construir, pero el director del parque permite la posibilidad de optar por otra zona, quizás en los márgenes del lugar, donde sí podrá tener su futura casa.

    Posiblemente uno de los paisajes más hermosos, la isla Plitvice podrá ser suya por 350.000 euros.

  4. Belle Island (Nueva York)

    Con una poco usual carta de presentación: «Ofrecida con orgullo por $1.500.000», que sería algo menos de 1.200.000 euros, nos presentan esta isla en un destino muy tentador: Nueva York.

    Situada en Alexandria Bay, esta hermosa isla, como su propio nombre lo indica (Belle del inglés, bella), cuenta con una casa con 5 habitaciones, 3 baños, una inmensa cocina y un salón con vistas panorámicas.

    La isla se encuentra en la zona de las llamadas «1000 islas» donde se mezclan las aguas del Río San Lorenzo y el Gran Lago Ontario, lugar de encuentro entre Estados Unidos y Canadá.

    En un entorno único para disfrutar con los suyos sin límites de estancia porque la isla no se alquila, se vende.

  5. Motu Tane (Polinesia Francesa)

    La Polinesia debería significar paraíso. Es probablemente el destino por excelencia cuando de islas paradisíacas se trata. Motu Tane, en la Polinesia Francesa es una pequeña isla que se encuentra cruzando el canal desde la isla principal, Bora Bora. Está a unos 45 minutos de Papeete, la capital de Tahití.

    Motu Tane ofrece alojamiento a un máximo de 20 personas y la isla se alquila en exclusividad, es decir, que no se comparte con otros huéspedes.

    Las habitaciones se merecen una mención especial porque si bien no se puede esperar menos de una isla que cuesta más de 20.000 euros la noche, están amuebladas y decoradas con una elegante sobriedad donde dominan los marrones brillantes de la madera. Tanto las suites principales como el resto de habitaciones privadas se encuentran en bungalows de lujo totalmente equipados.

    Las actividades, típicas en estos destinos, van desde buceo a kayak, pesca, excursiones en moto de agua, hasta otras menos usuales como alimentación de peces (incluidas rayas y tiburones) o paseos en helicóptero.

    Para la cena podrá elegir el plato que más le guste, ya que tendrá a su disposición un chef privado. Las barbacoas en la playa irán acompañadas de grupos de danza tahitianos.

  6. Isla del Burguillo (Ávila)

    El lujo, el tratamiento vip y las playas paradisíacas no son propiedad exclusiva de islas de ensueño perdidas en el Pacífico sino que están más cerca de lo que cree (cerca no económica pero sí geográficamente hablando). La isla del Burguillo se encuentra en el embalse del mismo nombre en la provincia de Ávila. Una isla totalmente amurallada en exclusiva para usted, sus familiares y amigos. Podrá alojarse en un hermoso castillo, con una capacidad total para 10 personas que incluye un amplio y luminoso dormitorio en la torre desde cuya terraza podrá observar «su» isla y el pantano.

    Tomar sol en la playa, nadar, hacer piragüismo, remo, senderismo, navegación a vela o esquí acuático son algunas de las actividades que se ofrecen, además de la posibilidad de conocer la Reserva Natural Valle de Iruelas, declarada Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA). Allí se encuentra la colonia más numerosa de buitres negros de toda Castilla y León y una de las más importantes del continente europeo. También destaca la presencia del águila imperial.

    Se recomienda también la visita el Castañar del Tiemblo, un hermoso bosque de castaños (algunos centenarios), que parece rescatado de un cuento.

    El alquiler de la isla en su totalidad y en exclusiva asciende a los 1.200 euros por dos días (incluyendo la ocupación total del castillo) para un total de 12 personas.

  7. Dunbar Rock (Honduras)

    Se trata de un cayo privado cerca de la isla de Guanaja (parte de las islas de la Bahía) en Honduras.

    La residencia cuenta con 8 habitaciones y un balcón desde el que aparentemente se pueden ver los delfines merodeando su hogar. Posee piscina, gimnasio y bar en la azotea. También pueden hacerse las típicas actividades como buceo con el añadido que se trata del área de la gran barrera de coral mesoamericana, la más grande del mundo después de la australiana.

    Para ello contará con un instructor profesional, famoso en las islas por su entrenamiento que ofrece clases particulares y grupales incluso para los que jamás se han sumergido. Precio: a partir de 1.800 dólares por habitación.

  8. Musha Cay (Bahamas)

    Si considera que alquilar una isla supone llevar la ostentación a su máxima expresión, es porque aún no ha conocido Musha Cay, una de las 11 islas del famoso mago David Copperfield.

    Esta vez no hay trucos. Copperfield pone al servicio del público una interminable y exhaustiva lista de actividades, servicios y propuestas que van desde un gran cine al aire libre; canchas de tenis; gimnasio; paseos en catamarán o velero; windsurf; buceo; música en vivo; fuegos artificiales…un auténtico espectáculo muy al estilo del mago. Para los nostálgicos, una mesa de billar de otro gran mago (escapista corregirán algunos): Houdini.

    Copperfiled llama a su enorme imperio en las aguas «The islands of Copperfield Bay». Podrá elegir entre nada más y nada menos que 40 playas privadas para pasar el día con sus amigos haciendo las actividades organizadas por el «equipo de David»: rutas por lugares secretos de la isla guiados por «piratas»; los «Musha Olimpic Games», en los que podrá participar junto a sus invitados con encendido de antorcha incluido; o jugar al llamado «Musha Force», un juego de espionaje en el que tiene que salvar el mundo descifrando códigos y pistas con sonido de explosivos para hacer más real la experiencia. Nada de esto sorprende tratándose de la isla de un mago que no escatima en jugar con los efectos especiales, y la ilusión.

    El alojamiento, incluye 5 casas, todas con playa privada y cuidadosamente amuebladas y acondicionadas, algunas de ellas, de unos generosos 300 m2 o la familiar de 400m2 para llevar también a los más pequeños y perderse no solo en la isla, sino en el interior de estas impresionantes mansiones.

    Copperfield es generoso con las propuestas pero no con el precio, que va desde los 28.800 euros el día para 12 personas con 4 noches mínimos de estancia. Puede llevar un máximo de 24 personas.

  9. The Ocean Flower (Maldivas)

    Bajo las órdenes de la empresa Dutch Docklands International y el gobierno de las Maldivas, se ha puesto en marcha un complejo impresionante, en dimensiones, infraestructura, dinero invertido y por supuesto, en lujo y obligatoria belleza. Se trata de «Ocean Flower», una especie de isla artificial en el atolón sur de Malé, a unos 20 minutos en barco de la capital de Maldivas (Malé) y del aeropuerto.

    Están en venta un total de 185 residencias totalmente de lujo de 3 tipos diferentes, todas con piscina privada que van desde los 700.000 euros hasta las que superan el millón y medio.

    Pero al tratarse de un complejo, hay más opciones: piscinas, restaurantes, centro de buceo, spa, piscina e incluso tiendas…todo en un solo lugar: la isla.

    Sus ambiciosos creadores se dedican a las construcciones flotantes de todo tipo y en todo el mundo. Algunos de sus proyectos van desde una terminal de cruceros, pasando por una playa flotante hasta, incluso, una ciudad. Todo, sobre el agua.

    Este proyecto, que parece sacado de ciencia ficción está a punto de ver la luz. Se prevé que concluya entre este año y el próximo.

  10. Wilson Island (Australia)

    Esta isla presume no solo de belleza sino también de «albergar» en sus aguas parte del mayor arrecife coral del mundo: la Gran Barrera de Coral australiana. Una opción única e inolvidable para los amantes del buceo y también de la naturaleza, ya que en estas islas tendrá la oportunidad de convivir con tortugas marinas y unas 40.000 especies de aves. De hecho, hay un calendario para que el visitante sepa qué podrá ver en función de la migración de las aves.

    Se admiten un máximo de 12 huéspedes en este auténtico paraíso natural que también tiene biblioteca y áreas de avistamiento de un (obligatorio) hermoso atardecer.

    El alojamiento es en tiendas de campaña, por supuesto…de lujo. Esto y mucho más a partir de unos 5.000 euros por dos noches; ello en el caso de que quiera la isla para usted solo, porque además, este soberbio paisaje, se puede compartir.