Los diez edificios más raros del mundo
Sede de Longaberger Basket Company, empresa especializada en hacer cestas de arce - Natalie Litz
arquitectura

Los diez edificios más raros del mundo

Actualizado:

Construcciones imaginativas. Museos o sedes de empresa para ver por fuera. Turismo para aficionados a la arquitectura

12345678910
  1. La casa cesta, en Estados Unidos

    Sede de Longaberger Basket Company, empresa especializada en hacer cestas de arce
    Sede de Longaberger Basket Company, empresa especializada en hacer cestas de arce - Natalie Litz

    ¿Qué hace una enorme cesta de picnic sobre el césped de Newark (Ohio)? ¿La habrá olvidado algún gigante? No sufra, los gigantes no existen y el edificio con forma de cesta es la sede corporativa de la empresa Longaberger Basket Company, especializada en fabricar cestas de madera de arce hechas a mano. Dave Longaberger, fundador del grupo, ideó este original inmueble basándose en su producto más vendido, la cesta de picnic. El edificio, con una base de 59 metros de largo y 38 de ancho, posee siete plantas y el techo de cristal permite ver sus asas superiores. Una construcción que se ha convertido en la estrella arquitectónica de Newark.

  2. El aparcamiento literario, en EE.UU.

    Timsamoff

    En Kansas City (Missouri) todo el mundo sabe dónde está la Biblioteca Pública y muchos turistas acuden a ella aunque no sean amantes de la literatura. La fachada del «parking» -una hilera de enormes lomos de libros- es una explosión de originalidad con un gran poder de atracción. Los títulos de las veintidós obras, elegidos tras una encuesta, reflejan los intereses literarios de los habitantes de la ciudad. Una fusión «arquitecto-literaria» muy tentadora.

  3. WonderWorks, la casa sobre el tejado, en EE.UU.

    Yaisog Bonegnasher

    Lo primero que pensará al ver este edificio es que la fuerza inmensa de un tornado lo arrancó del suelo (¡con parte del asfalto incluido!), lo elevó hasta al cielo y se desplomó boca abajo en Pigeon Forge, Tennesee. Esta singular construcción es WonderWorks, un centro de diversión que alberga en su interior exposiciones, atracciones que simulan los efectos de un terremoto o vientos huracanados y paredes para escalar. Diversión en una casa del revés.

  4. La casa danzante, en Praga

    Juliano Mattos

    La Casa Danzante (Tančící dům), en Praga, es popularmente conocida como el edificio «Ginger y Fred» -en homenaje a los grandes bailarines de los años 50 Fred Astaire y Ginger Rogers- o la «Casa del borracho». Fue diseñada por el gabinete de arquitectos de Frank Gehry y Vlado Milunic en 1997. Una construcción de estilo deconstructivista basada en la fragmentación de las líneas, curvatura de planos y manipulación de estructuras. Si quiere disfrutar de unas magníficas vistas y comida francesa, acuda al restaurante Céleste, en el último piso de este edificio de oficinas.

  5. House Attack, en Viena

    Quick

    MUMOK (Museo Moderner Kunst) es el museo de arte más grande de Austria con más de 7.000 obras de arte moderno y contemporáneo en sus salas. El exterior es un enorme bloque de piedra grisácea. Un edificio formal, sin nada que llame especialmente la atención hasta que se eleva la vista. ¿Cómo es posible que una casita se haya chocado contra el edificio? El culpable es el artista Erwin Wurm, que instaló una casa de campo incrustada boca abajo en la construcción del museo para simbolizar «la estrechez de mente de la vida cotidiana». En pleno corazón de Viena, «House Attack» es una de las piezas de arte moderno más representativa del arte contemporáneo.

  6. La Casa Torcida, en Polonia

    The Crooked House, en Sopot (Polonia)
    The Crooked House, en Sopot (Polonia) - Tomek

    En Sopot, localidad costera de Polonia, se encuentra «The Crooked House» (en español, la Casa Torcida o Casa Encorvada), un edificio diseñado en 2004 por los arquitectos Szotyński y Zaleski que se inspiraron en los cómics de Jan Marcin Szancer y Per Dahlberg. Para lograr que se pareciera a las animaciones dotaron al edificio de formas sinuosas, líneas curvas y aspecto irregular. Un curioso efecto óptico que nos transporta a un mundo de cuento. El interior de la construcción alberga un centro comercial, restaurantes y bares de copas. Un edificio singular y cita obligada para los turistas que acudan a Sopot.

  7. Casa Piano, en China

    Si es cierto que la música amansa a las fieras, seguro que este edificio relajará a los turistas. «La Casa Piano», la estrella arquitectónica de la zona moderna de Huainan, unos mil kilómetros al sur de Pekín (China), es una construcción muy musical en la que se distingue un enorme violín de cristal, que oculta la escalera mecánica del interior, y un edificio con forma piano con salas para que ensayen los músicos o se exhiban obras artísticas. Al llegar la noche se ilumina el borde de la estructura con luces azules y blancas que permiten entrever el perfil del piano y la estructura del violín con sus cuerdas. Incluso, si le echa imaginación, puede que escuche alguna nota musical.

  8. Ciudad contenedor, en Londres

    Diamond Geezer

    El reciclaje no está reñido con la arquitectura. Hace unos años, Eric Reynolds decidió aunar estos dos conceptos para reformar la antigua zona portuaria de Trinity Buoy Wharf, al este de Londres. Para ello reutilizó los contenedores de los barcos de carga del puerto -bases rectangulares-, troqueló puertas y ventanas y les dotó de una apariencia más cercana a las construcciones tradicionales. El resultado, sorprendente y original, ha generado una nueva forma de entender la arquitectura moderna. La Ciudad Contenedor, que parece una construcción de piezas de Lego de distintos colores, se ha transformado en un espacio cultural en la que residen artistas, diseñadores o estudiantes.

  9. Bosque en espiral, en Alemania

    oachim S. Müller

    El conjunto residencial Waldspirale, en Darmstadt (Alemania), o «Bosque en espiral», debe su nombre a su tejado-jardín plagado de flores, césped, arces y tilos. Su estructura, ideada por el arquitecto Friedensreich Hundertwasser, consta de doce plantas construidas con diferentes bloques de hormigón de distinto color que recuerdan a los estratos de la tierra. La fachada está salpicada por multitud de ventanas colocadas sin ningún tipo de orden lógico y con una característica común: ninguna es igual. Un río artificial fluye por el patio central de este original edificio con forma de U compuesto por 105 apartamentos con paredes y techos redondeados.

  10. Edificio robot, en Tailandia

    En plena zona financiera de la capital de Tailandia un robot enorme observa el bullicio. El edificio con forma de juguete clásico, al que no le falta ni un detalle: antenas, ojos, piernas..., fue creado por Sumet Jumsai que se inspiró en uno de los juguetes de su hijo para diseñar la sede del Banco de Asia, en Bangkok (Tailandia). Por la noche, los ojos del robot parpadean al ritmo de la melodía «Sinfonía Robot», compuesta por Jacques Bekaert y, pese a las críticas que surgieron tras su construcción, se ha convertido en un icono de la ciudad.