La estudiante sudafricana Sibongile Mani recibió una beca de 922.000 euros por error
La estudiante sudafricana Sibongile Mani recibió una beca de 922.000 euros por error

La «vida loca» de una estudiante con la beca que recibió por error

Ingresan cerca de un millón de euros en su cuenta y vive a todo tren durante dos meses y medio

Actualizado:

¿Quién no ha soñado alguna vez con recibir por error una transferencia millonaria? Bastan unos cuantos ceros en el lugar equivocado para que nuestra cuenta bancaria pase de «corriente» a estratosférica, digna de una estrella de Hollywood o de un deportista de máximo nivel. No es sencillo que se produzca un descuido de este tipo, pero de vez en cuando sucede. Si la cantidad es importante lo normal es que acaben reclamándola, pero... ¿qué harías en esa tesitura? ¿Actuar con honestidad y dar el aviso o gastar como si no hubiese mañana?

Sibongile Mani, una estudiante de 27 años residente en Sudáfrica, no tuvo dudas: optó directamente por la segunda vía. Tal como relata el blog Sick Chirpse, un increíble error provocó que en su cuenta apareciesen nada menos que 850.000 libras, unos 922.000 euros. La negligencia fue de cuatro ceros porque lo que ella esperaba eran 85 libras, la cantidad correspondiente a una beca mensual del gobierno destinada a financiar su manutención. Con ese dineral entre manos, la vida de la universitaria dio un giro de 180 grados.

Lo primero que hizo fue retocar su imagen, gastando unos 200 euros en peluquería. También adquirió un iPhone 7 y abundante ropa de diseño. Organizó fiestas para sus amigos, en las que no faltaron regalos y botellas del mejor whisky. Según algunas versiones llegó a comprar billetes de avión y entradas para asistir a conciertos y espectáculos en compañía de su pandilla, reservando siempre a su nombre los mejores asientos. No parecía haber freno para Mani, encantada con su nuevo tren de vida.

Sin embargo, el sueño tenía un final. Duró exactamente 73 días, los que transcurrieron entre el 1 de junio y el 13 de agosto. Fue entonces cuando el error fue detectado y se procedió a retirar de su cuenta el dinero que le quedaba. Eran unas 810.000 libras, aproximadamente 43.400 euros menos que lo que había recibido. Dicho de otro modo, Mani gastó cada día cerca de 600 euros, lo equivalente a 7 mensualidades de la beca a la que tenía derecho. Concluida la fantasía, las pesadillas han comenzado para ella.

La estudiante ha recibido orden de devolver todo el dinero que derrochó, bajo amenaza de ser procesada por robo. A través de su cuenta de Twitter, Sibongile Mani ha tratado de defenderse, presentándose como víctima de un juego de intereses políticos. «Mi vida se ha convertido en un escándalo en las redes sociales. He sido señalada y humillada públicamente como una mala persona, como una persona que ha robado el dinero de los estudiantes», asegura en un extenso comunicado. Sólo tras el desenlace de su insólita historia sabrá si puede decir aquello de «que me quiten lo bailao».