CLIMA

Sequías más frecuentes, intensas y de mayor duración en Europa para final de siglo

Debido tanto al cambio climático como al incremento en el uso del agua derivado de una población creciente

Las tormentas con las que Europa ha despedido el año no impiden que la investigación nos recuerde la otra cara de la moneda. Para final de este siglo se espera que las sequías sean más frecuentes, más intensas y de mayor duración en el continente debido tanto al cambio climático como al incremento en el uso del agua derivado de una población creciente. Estos son los resultados de un estudio del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea (JRC) y la Universidad de Kassel (Alemania), publicados en la revista de la Unión Europea de Geociencias.

«Nuestra investigación revela que es probable que muchas cuencas hidrográficas, en especial en el sur de Europa, sean más propensas a sufrir periodos de reducción de suministro de agua debido al cambio climático», dice Giovanni Forzieri, investigador en gestión de riesgos climáticos en el JRC y autor principal del estudio. «Un aumento en la demanda de agua, a raíz de una población creciente y el uso intensivo del agua para el riego y la industria, se traducirá en una reducción aún mayor en la circulación de los ríos», añade el experto.

Para conocer hasta qué punto el cambio climático alterará el balance hídrico los investigadores analizaron modelos climáticos e hidrológicos para diferentes escenarios, que revelaron que las zonas meridionales de Europa serán las más afectadas. Así, la circulación de ríos y arroyos podría descender un 40%, y los periodos de falta de agua debidos solo al cambio climático pueden aumentar hasta en un 80% en la península ibérica, el sur de Francia, Italia y los Balcanes.

Las temperaturas más altas no solo implican que se evapore más agua del suelo, los árboles y las masas de agua, sino que también darán lugar a períodos de sequía más frecuentes y prolongados, lo que a su vez reduce el suministro de agua y empeora las sequías.

El escenario de emisiones utilizado en el estudio predice que la temperatura global promedio aumentará hasta 3,4ºC para 2100, en relación con el periodo 1961-1990. Pero los autores advierten que el calentamiento proyectado para Europa, en particular de sus regiones del sur, es aún más fuerte. «En la península ibérica, por ejemplo, el aumento de la temperatura media puede ser de hasta 5ºC en verano para finales de siglo», explica Luc Feyen, hidrólogo del JRC.

Además del calentamiento climático, el uso intensivo del agua agravará un 30% las condiciones de sequía en el sur de Europa, así como en el oeste y el centro del continente y en algunas áreas del Reino Unido.

Costes elevados

En comparación con otros desastres naturales, como inundaciones, tornados y terremotos, por ejemplo, suele haber una conciencia pública más baja en relación con las sequías, ya que generalmente se desarrollan de una forma más lenta e imperceptible. Sin embargo, los investigadores recuerdan que el potencial de aumento del riesgo de sequías con el calentamiento climático inducido por el hombre se ha convertido recientemente en una gran preocupación para la UE, debido a los considerables impactos económicos, sociales y ambientales.

En españa, los periodos de falta de agua pueden aumentar un 80% en 2100Se calcula que en las tres últimas décadas el coste de las sequías en Europa ha ascendido a más de 100.000 millones de euros. Según datos de 2010 de la Agencia Europea del Medio Ambiente, en las últimas dos décadas, las consecuencias económicas de las sequías en Europa aumentaron drásticamente, llegando a los 6.200 millones de euros anuales en los últimos años. Solo la grave sequía que afectó a los países de Europa meridional y central en el verano de 2003 supuso un daño económico de más de 8.700 millones de euros, demostrando cómo pueden ser los impactos si el cambio climático conduce a un aumento en la frecuencia e intensidad de las sequías.

Toda la actualidad en portada

comentarios