Diez playas mágicas de Mallorca

Diez playas mágicas de Mallorca

Desde la urbana de Palma hasta la cala nudista del Mago, una decena de opciones para descansar en un arenal

Actualizado:

Desde la urbana de Palma hasta la cala nudista del Mago, una decena de opciones para descansar en un arenal

12345678910
  1. Playa de Palma

    Palma de Mallorca es el destino de infinidad de turistas españoles y extranjeros durante todo el año gracias a su clima privilegiado, su riqueza cultural y artística y, cómo no, sus arenales.

    La playa de Palma es una de las más extensas de las Baleares. Sus 4.600 metros de arena fina y blanca, donde cada año se cuelga la Bandera Azul, invitan a desconectar del mundo y disfrutar de unas vacaciones de ensueño en sus aguas tranquilas y claras.

    El arenal está situada a 14 kilómetros del centro de Palma y tiene todos los servicios, desde acceso para minusválidos, WC, duchas, teléfonos o chiringuitos.

    Precio. Vuelo y hotel en alojamiento y desayuno. 8 días / 7 noches desde 161 euros

  2. Playa de Can Pere Antoni

    La playa de Can Pere Antoni está situada a dos kilómetros del centro de Palma de Mallorca y sus 750 metros de largo con paseo marítimo la convierten en un referente para dar un paseo y deleitarse en sus bares y restaurantes.

    Por su parte los bañistas pueden disfrutar de su arena fina y blanca de esta playa urbana con Bandera Azul y un oleaje moderado. Además el arenal cuenta con los servicios necesarios y ofrece acceso a minusválidos, duchas o socorristas, entre otros servicios. Se puede llegar en bicicleta a través del carril bici del paseo Marítimo.

    Precio. Alojamiento cinco días desde 285 euros

  3. La playa de Alcudia

    La playa de Alcudia, en Mallorca, es la mayor de las Baleares. Sus más de siete kilómetros de largo de arena blanca y fina se dividen en dos tramos. El primero, con una amplia oferta de ocio y de servicios, comienza junto al puerto deportivo con un agradable paseo peatonal de varios kilómetros hasta la zona llamada Ciudad Blanca donde comienza el segundo tramo, que llega hasta el límite de la Playa de Muro. Aquí el entorno es algo más virgen. Hay un ambiente de habituales que se mezclan con aquellos bañistas que buscan algo más de tranquilidad. Los servicios de hamacas y sombrillas también están disponibles en esta zona.

    Precio: Alojamiento 5 noches desde 140 euros

  4. Cala de Torrent de Pareis

    Con la llegada del verano, Mallorca se llena de visitantes en busca de sol y playa. Hay arenales para todos los gustos, desde los más grandes a las coquetas calas de aguas cristalinas. Uno de los lugares más impresionantes lo encontramos en un rincón de complicado acceso en el litoral de la costa de Tramuntana.

    La Cala de Torrent de Pareis es una playa de grava y pequeños guijarros entre un cañón cárstico de tres kilómetros de longitud en un valle horadado durante milenios por la acción del agua sobre la roca. Sus paredes verticales alcanzan en algunos puntos los 200 metros de altura

    Para alcanzar por tierra uno de los lugares más impresionantes de Baleares, donde la naturaleza sigue intacta, hay que superar un fuerte desnivel. Más idílico resulta llegar en barco desde el puerto de Sóller, que se sitúa unos 30 kilómetros al oeste, bordeando la agreste costa norte de Mallorca.

  5. Playa Sant Elm

    Sant Elm, en el municipio de Andratx, fue durante años un pueblo de pescadores que a mediados del siglo XX se reconvirtió al turismo. Hoy en día hasta sus calas y playas llegan miles de visitantes para disfrutar de sus arena fina y aguas claras así como de sus hoteles, restaurantes, bares y comercios.

    El mayor arenal de la localidad es la playa de Sant Elm, también llamada Es Geperut, y en verano suele ser una de las más visitadas de Baleares. Desde sus 140 metros de longitud por unos 30 de ancho se divisa el islote des Pantaleu y la isla de Sa Dragonera hasta la se se puede llegar en ferry.

  6. Cala El Mago y Portals Vells

    TURISMO DE MALLORCA

    La costa de Mallorca cuenta con magníficos paisajes donde disfrutar de la naturaleza. Dos ejemplos son la cala del Mago y Portals Vells. Ambas playas están comunicadas entre sí y sus características son similares, con la diferencia de que en la primera se permite el nudismo mientras que en Portals Vells no.

    Esta última es conocida por su «cueva», que tiene aproximadamente unos 80 metros de largo por unos 60 de ancho, de donde se extrajeron las piedras para construir la catedral de Santa María de Palma de Mallorca. Por su parte el Mago es una de las calas más bonitas de la isla gracias a su arena dorada y aguas cristalinas de color turquesa.

    Precio. Alojamiento cinco noches desde 140 euros

  7. Playa de Portals Nous

    En la bahía de Palma de Mallorca, en el municipio de Calviá, se esconde una de las playas más exclusivas de la isla. La cala de l’Oratori o Cala Portals Nous es el lugar elegido por numerosos rostros famosos para descansar al sol del verano.

    Rodeada de lujosas residencias, buenos restaurantes y un ambiente de moda, en sus 1.000 metros de largo y 50 de ancho suele reinar la paz y la tranquilidad a pesar de ser una playa de alta ocupación. En arena fina y oscura se coloca año tras año la Bandera Azul, garantía de estar en un buen arenal de aguas vigiladas y tranquilas.

  8. Playa de Muro

    Playademuro.net

    La Playa de Muro, al norte de Mallorca, es una de esos arenales donde todos, mayores y pequeños, pueden disfrutar de un día de playa. En sus más de cinco kilómetros encontramos arena dorada y fina, con tramos rodeada por pinares y una zona de playa virgen que forma parte del Parque Natural de s'Albufera.

    La Playa ha sido reconocida con la Bandera Azul, distintivo que garantiza sus óptimas condiciones a nivel ambiental y de instalaciones, y sus aguas son cristalinas y tranquilas al tener un oleaje moderado, ideal para ir con niños, porque no cubre.

    El arenal de Muro fue distinguido en 2009 con un diploma a la excelencia en materia de salvamento, socorrismo y primeros auxilios otorgado por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor.

  9. Cala Formentor

    Una de las mejores playas, al menos de las más conocidas de Mallorca, es la cala Formentor, situada a escasos 20 kilómetros de Alcúdia. Sus 840 metros de longitud están divididos en dos, Cala Gentil, justo al otro lado del muelle de los barcos que recorren la travesía Puerto de Pollensa-Formentor, y Playa de Formentor. Una rocosa y otra un arenal de arena blanca y fina con la presencia de pinos y encinas.

    Es junto a esta playa de Bandera Azul y con todos los servicios, donde se levanta el Hotel Formentor, uno de los alojamientos de gran lujo por el que han pasado decenas de personajes de renombre nacional e internacional.
    Para los amantes de los barcos es posible acceder hasta playa Formentor por mar. Cruceros Brisas realiza esta excursión desde el Port d'Alcúdia hasta el puerto.

  10. Playa del Puerto de Pollensa

    En Mallorca, frente a las costas de Ciudadela, en la vecina Menorca, está el municipio de Pollensa, lugar de descanso de importantes artistas como Winston Churchill, Agatha Christie o Peter Ustinov.

    La playa del Puerto -también conocida como Llenaire-, de arena blanca y fina, donde ondea la Bandera Azul, es el centro neurálgico de la vida diurna y una de las principales atracciones turísticas. Tiene servicio de socorristas, baños, duchas, hamacas y sombrillas de playa para alquilar. Por su paseo marítimo circulan a diario cientos de personas que recorren su kilómetro de largo y descansan en sus restaurantes y chiringuitos.

    Precio cinco noches de hotel de 4 estrellas desde 404 euros