Siete grandes proyectos que hipotecaron Castilla-La Mancha
Antes cumplir dos años ya se encontraba en concurso de acreedores y cerrado - Mariano Cieza

Siete grandes proyectos que hipotecaron Castilla-La Mancha

En su día fueron símbolo de la pujanza de estas tierras. Hoy, o están cerrados, o no se han cumplido las expectativas o el coste de las obras se ha elevado hasta el disparate. Aquí se muestran siete de los casos más representativos, pero no los únicos. Sin más, empieza la ruta

Actualizado:

En su día fueron símbolo de la pujanza de estas tierras. Hoy, o están cerrados, o no se han cumplido las expectativas o el coste de las obras se ha elevado hasta el disparate. Aquí se muestran siete de los casos más representativos, pero no los únicos. Sin más, empieza la ruta

1234567
  1. Aeropuerto de Ciudad Real

    Antes cumplir dos años ya se encontraba en concurso de acreedores y cerrado
    Antes cumplir dos años ya se encontraba en concurso de acreedores y cerrado - Mariano Cieza

    Coste: 1.100 millones. Situación actual: en venta

    En repetidas ocasiones lo ha mencionado la prensa internacional, «NY Times» incluido, y no para bien. Sin embargo, como mejor se explica el aeropuerto de Ciudad Real es con datos. Costó 1.100 millones de euros –un porcentaje importante de los cuales fueron fondos públicos–; antes de los dos años de su inauguración (2009) ya se encontraba en concurso de acreedores y cerrado; y, en la actualidad, se busca desesperadamente un comprador que se haga cargo de él y de la pesada mochila que lleva consigo: unos 500 millones de euros de deuda.

    El asunto es que en diciembre del año pasado la administración concursal abrió un período de unas semanas para su venta. El punto de partida: ofertas a partir de 100 millones de euros –es decir, menos de un diez por ciento de lo que costó– y fianza del cinco por ciento de esa oferta. Pero el primer intento, agua. Por eso el plazo ya se ha ampliado otras dos veces. Con idéntico resultado. El siguiente paso es bajar de 100 a 80 millones el mínimo y, si sigue sin haber comprador, la última opción sería una subasta sin precio de salida.

    Y mientras se produce su venta, el aeropuerto sirve de escenario a Santiago Segura. No obstante, hace unas semanas estuvo allí rodando algunas escenas de «Torrente 5». Algo muy diferente a lo que durante su construcción se pensó que podía ser: un aeropuerto de carga, que complementara al de Madrid-Barajas.

  2. Autopista Madrid-Toledo

    La autopista se inauguró en 2006; en la actualidad no tiene casi tráfico
    La autopista se inauguró en 2006; en la actualidad no tiene casi tráfico - ana pérez herrera

    Coste: 440 millones. Situación actual: circulan 1.031 vehículos diarios. El 29 de diciembre de 2006 se inauguró la AP-41. «Una autovía de peaje que une Madrid y Toledo en media hora», publicaron las crónicas de la época. La obra tuvo un presupuesto de 440 millones de euros y se pretendía que acogiera un tráfico de 25.000 vehículos diarios.

    Siete años después, por la AP-41 –de 71,5 kilómetros– apenas circulan 1.031 vehículos, según los últimos datos del ministerio de Fomento, pertenecientes a los siete primeros meses de 2013. Es decir, solo un 4 por ciento de lo que la empresa concesionaria de la autopista preveía. Una sociedad –integrada por el Banco Espíritu Santo, el Grupo Sando y Corsán-Corviam–, que ahora está en concurso de acreedores.

    Lo mismo ocurre con el resto de autopistas de peaje en problemas, siete en total. Suman una deuda que se calcula en 3.500 millones de euros y el Gobierno de Rajoy tiene decidido que las «rescatará» por medio de una sociedad pública, al estilo de la que hace unas décadas era la Empresa Nacional de Autopistas –ENA–. Y una última: los miles de expropiados por la AP-41 están empezando ahora, diez años después de que les confiscaran sus tierras, a cobrar las indemnizaciones pertinentes.

  3. Autopista Ocaña-La Roda

    La autopista Ocaña-La Roda es una de las siete de peaje de las que se hará cargo el Estado
    La autopista Ocaña-La Roda es una de las siete de peaje de las que se hará cargo el Estado - efe

    Coste: 565 millones. Situación actual: circulan 2.967 vehículos diarios. «Madrid-Valencia sin atascos». Así tituló un periódico en julio de 2006 cuando se abrió el público la AP-36, en torno a 180 kilómetros entre Ocaña y La Roda. La historia resulta casi un calco de la autopista Madrid-Toledo. Efectivamente, se concibió con la idea de ahorrar tiempo a los conductores que circulan por la A-3, tan ahogada en verano. De hecho, la AP-36 circula en paralelo a ella. Se invirtieron 565 millones de euros y la idea era que ya solo el primer año acogiera una media diaria de 6.000-7.000 vehículos.

    Sin embargo, menos de una década después, la realidad es muy distinta. La sociedad concesionaria –formada por Cintra, filial de Ferrovial, Sacyr y la antigua Kutxa– pidió de forma voluntaria el concurso de acreedores en diciembre de 2012, con una deuda que entonces se calculaba en 522 millones. Es una de las siete autopistas de peaje de las que se hará cargo el Estado. Y los datos de tráfico no son mejores: el último de ellos, facilitado por Fomento, dice que entre enero y julio del 2013 por la AP-36 circulaban 2.967 vehículos de media, un 11 por ciento menos que el año anterior.

  4. Ave Toledo-Cuenca-Albacete

    José María Barreda, con el exministro de Fomento en Albacete
    José María Barreda, con el exministro de Fomento en Albacete - jccm

    Coste: 18.000 euros por día para 9 viajeros. Situación actual: cerrado.

    ¿A quién se le ocurriría ir de Toledo a Albacete pasando por Madrid? Respuesta: al anterior Gobierno de Castilla-La Mancha. Fue debido al empeñó de que todas las capitales de provincia de la región tenían que estar conectadas por el AVE, caso único en España. Eso implicaba que el tren salía de Toledo, iba hasta la Estación de Atocha en Madrid aprovechando la línea de Sevilla, y ya en Madrid se cambiaba a la línea de Valencia y enfilaba camino de Cuenca para llegar a Albacete más de dos horas después. ¿El precio del capricho? 70,50 euros por persona.

    ¿Y cómo se justificaba esto? «Tenemos un diseño estratégico consistente en convertir nuestra situación geográfica en el centro de España en una ventaja económica y en una facilidad para los ciudadanos. Eso explica el gran esfuerzo inversor que estamos haciendo en autovías y en mejoras de carreteras convencionales», dijo el entonces presidente, José María Barreda, cuando lo anunció en noviembre de 2010. Se puso en marcha unas semanas después, el 19 de diciembre, y el 1 de julio del año siguiente ya no se ofertaba.

    ¿La causa? 9 viajeros diarios de media sobre los 2.190 que ofertaba Renfe, al que solo poner en marcha el servicio le costaba unos 18.000 euros al día. Es decir, que si se multiplica esa cantidad por los aproximados 200 días que estuvo el experimento en servicio da un resultado de 3,6 millones de euros. Se descuentan los escasos viajeros y se obtienen las pérdidas. Ahora, aquellos que quieran ir de Toledo a Albacete en tren, también tienen que pasar por Madrid, pero para hacer un transbordo en la capital.

  5. Ave Yebes-Guadalajara

    La llegada de los Reyes Magos a Yebes se utiliza como reivindicación
    La llegada de los Reyes Magos a Yebes se utiliza como reivindicación

    Coste: sin determinar. Situación actual: menos de 200 viajeros al día

    La historia de la estación del AVE Yebes-Guadalajara es la de un tren que parte a toda marcha, creyendo que el destino va a ser idílico, y a mitad de camino le dicen que de lo prometido nada de nada, y se queda varado en la mitad con los viajeros en tierra de nadie. Ya en su nacimiento, a priori no resultaba muy lógico hacer una estación del AVE en unos terrenos del término municipal de Yebes, a 11 kilómetros de Guadalajara. La explicación venía porque allí se estaba levantando una megaurbanización, Ciudad Valdeluz, que preveía acoger a 30.000 personas. Pero la burbuja estalló y hoy allí solo viven 3.000.

    Cayó la construcción y con ella el prometido servicio de lanzadera –trenes de alta velocidad con recorrido de cercanías–. Eso supone que en la actualidad, debido a lo caro de los billetes, apenas tiene pasajeros. Una media de 196 por día en 2013 según los datos de Renfe, ya que los habitantes de la zona prefieren moverse en el cercanías, que sí está en Guadalajara capital.

    Mientras, los vecinos de Ciudad Valdeluz no se resignan. Por ello, desde hace tres años cada 5 de enero los Reyes Magos llegan en AVE a la estación de Yebes-Guadalajara. Es su forma de reivindicar lo que les prometieron y todavía no tienen: la lanzadera o, en su defecto, un tren diario de ida y vuelta hasta Madrid.

  6. El Palacio de Congresos

    El Palacio de Congresos estuvo 13 años construyéndose; mantiene una importante actividad en la ciudad de Toledo
    El Palacio de Congresos estuvo 13 años construyéndose; mantiene una importante actividad en la ciudad de Toledo - ana pérez herrera

    Coste: 51-53 millones. Situación actual: en funcionamiento desde octubre de 2012 El caso del Palacio de Congresos de Toledo lo tiene todo. O a todos, mejor dicho, pues en él se implicaron la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento. Tiempo desde luego han tenido, ya que José Manuel Molina, entonces alcalde, anunció el proyecto en enero de 2000 y no se abrió hasta en octubre de 2012. Es decir, casi 13 años después y cuatro legislaturas mediante. Y si se juega a ser rigurosamente ciertos, el proyecto aún no está terminado. Pues aparte del Palacio de Congresos, se incluía un parking subterráneo –también en funcionamiento– y el remonte de Safont, para unir la zona del río con el Casco, que sigue en obras.

    Aunque lo que más salta a la vista de este diseño encargado al prestigioso arquitecto Rafael Moneo es su coste. Entre 51 y 53 millones, depende de quién lo diga. Hace unas semanas, el alcalde, Emiliano García-Page, decía que habían sido 51, mientras que hace dos años, en junio de 2012, la vicealcaldesa Paloma Heredero elevó la cifra en un Pleno: «Ese Palacio de Congresos ha pasado de costar 24 a 53 millones». En lo que sí coinciden en el Ayuntamiento es que a finales del año pasado se terminó de pagar.

    Pero, eso sí, su gestión es privada: corresponde a la empresa «Gestió i Serveis» por un período de 20 años, en los que tendrá que hacer una inversión de 2,3 millones. Al contrario que ocurre con otros de estos proyectos, el Palacio de Congresos, a pesar de la crisis, mantiene una importante actividad en cuanto a número de congresos y actividades que se celebran en sus instalaciones.

  7. Castillo de Maqueda

    abc

    Coste: 5 millones en su remodelación. Situación actual: en venta. El segundo fin de semana del año, este periódico llevaba un reportaje llamado «Se vende castillo en Maqueda. Razón: la crisis». Efectivamente, el titular no puede ser más descriptivo. El verano pasado, el Gobierno de Rajoy puso a la venta más de 15.000 bienes inmuebles y la fortaleza de Maqueda es uno de los más preciados. ¿Su precio? 9.588.290 euros, por un conjunto que está declarado Monumento Histórico Artístico.

    Pero la historia de su venta, que puede ser más o menos discutible, no se entiende sin un dato importante: desde 2005, el ministerio del Interior se ha gastado en torno a 5 millones de euros para remodelar el castillo, ya que se preveía instalar allí el Museo Nacional de la Guardia Civil y parte de su archivo. De hecho, como reconoció en enero a ABC el alcalde de Maqueda, Esteban Ríos, ya están montadas las vitrinas y los paneles explicativos de la exposición.