Cinco motivos por los que se recordará el E3 2013

Cinco motivos por los que se recordará el E3 2013

La feria del videojuego evidencia la nueva generación de consolas con la presentación de la PlayStation 4 y la Xbox One, que rivalizan en varios aspectos como los juegos de segunda mano o la conexión permanente a internet

Actualizado:

La feria del videojuego evidencia la nueva generación de consolas con la presentación de la PlayStation 4 y la Xbox One, que rivalizan en varios aspectos como los juegos de segunda mano o la conexión permanente a internet

12345
  1. Llega la nueva generación de consolas

    Microsoft y Sony han inaugurado en esta feria del videojuego E3, celebrada en Los Ángeles, la nueva generación de consolas en la era de internet y en medio de un cambio de hábito de los consumidores por el auge de los dispositivos móviles inteligentes.

    La nueva videoconsolaXbox One, que debutará en 21 países a partir del mes de noviembre con un precio de 499 dólares y 499 euros en Europa, partirá con una quincena de juegos que estarán disponibles para su renovado dispositivo. La compaía confirmó su interés en seguir prolongando la vida de su ya exitosa Xbox 360, que no parece sucumbir ante la entrada en escena de la sucesora.

    Entre los primeros títulos para la nueva consola estará en exclusiva el «thriller» «Quantum Break», «Below» y «Crimson Dragon», y también se venderá «Dead Rising 3», «Kinect Sports Rivals», el creativo «Project Spark» y en 2014 «Titanfall», juego de combate estilo «Halo», que también se refrescará el año que viene. En la presentación de Microsoft no se pudo ver nada del ya anunciado «Call of Duty: Ghosts», o «FIFA 14», aunque sí de «Battlefield 4», otra gran franquicia que estará en Xbox One.

    Tras su fracasado intento de crear expectación durante su presentación en febrero, donde solo se mostró el controlador «Dual Shock 4», Sony llegaba con las miradas de muchos analistas y seguidores puestas. La firma japonesa anunció en su intervención que su nueva consola PlayStation 4 saldrá a la venta en Navidad a un precio de 399 euros, cien euros menos que su máximo rival.

    La compañía japonesa mostró por primera vez la consola, que será negra y rectangular y puede colocarse tanto en posición horizontal como vertical. En su primer año de vida, su catálogo ascenderá a un centenar de títulos, una veintena de ellos procedentes de los estudios de desarrollo de Sony.

    Hubo demostraciones en tiempo real de «Assassin's Creed IV Black Flag», ambientado esta vez en el siglo XVIII en una isla del Caribe; de «Watch Dogs», un videojuego sobre un mundo hiperconectado en el que un teléfono móvil sirve de arma; y de «Destiny», el esperado título de ciencia ficción futurista de Bungie.

    «Final Fantasy Versus XIII», «Final Fantasy XV», «Kingdom Herats III», «NBA 2k14», «The Elder Scrolls Online» y «Mad Max», algunas de las creaciones para la nueva generación de consolas, también han hecho acto de presencia. Los estudios de Sony trabajan en 12 juegos completamente nuevos, entre ellos «The Order 1886», un título de acción ambientado en el Londres de la época victoriana. El videojuego de disparos «Killzone Shadow Fall», el de carreras de coches multijugador en línea «Drive Club» y «Knack» se lanzarán a la vez que la consola, mientras que la acción de «Infamous Second Son» llegará en el primer trimestre de 2014.

  2. Polémica por los juegos de segunda mano

    Visitantes juegan con la nueva consola PlayStation 4
    Visitantes juegan con la nueva consola PlayStation 4 - efe

    Una de la polémica generada en esta edición fue la posibilidad de prestar y consumir juegos usados. Microsoft y Sony desvelaron sus diferentes posturas al respecto. Frente a las limitaciones para vender videojuegos en el mercado de segunda mano de Xbox One, Sony ha decidido apostar por todo lo contrario, en la línea de la presente generación, igual que ha ocurrido hasta ahora; es decir, sin ningún tipo de restricción. Lo que vino a decir la firma nipona es que la PlayStation 4 ofrecerá «absoluta libertad» con los juegos usados, es decir, el comprador de un videojuego podrá prestarlo o revenderlo.

    Sin embargo, la letra pequeña había que leerla detenidamente. La política de Sony no contempla el préstamo de copias digitales, algo que sí hace Microsoft, pese a limitar el préstamo de discos físicos. Es una realidad que los juegos descargados para Xbox One se podrán prestar, y no así los de PS4, como ocurre con iOS. De esta manera, da un paso menor en el proceso de digitalización de los títulos.

  3. PS4 gana el primer pulso a la Xbox One

    Un grupo de hombres cAmina entre anuncios de XBox y Playstation durante la Feria E3
    Un grupo de hombres cAmina entre anuncios de XBox y Playstation durante la Feria E3 - EFE

    A las diferentes políticas expuestas por ambas compañías respecto al consumo de juegos de segunda mano, se le añadió otra controversia que les distancia y que podría inclinar la balanza a un lado u otro: la conexión permanente a internet. La PS4 no obligará al usuario a conectarse a internet -como lo hará la Xbox One-, si este no lo desea, ni tampoco a autentificar los juegos.

    La compañía advirtió que la Xbox One, a diferencia de su rival, aspira a conertirse en el centro del entretenimiento del hogar, por donde pase todo el consumo tanto de películas y vídeos como de los videojuegos. «El todo en uno». Por todo ello, la consola de Sony ha ganado el primer pulso de esta generación, aunque habrá que ver cómo se comportan en el mercado. Sus predecesoras han estado en igualdad de condiciones.

  4. Nintendo se queda al margen

    Nintendo muestra la Wii U
    Nintendo muestra la Wii U - AFP

    Nintendo planea lanzar su primer título «free-to-play» en marzo de 2014. Aunque no ha desvelado de qué título se tratará ni para cuál de sus consolas estará destinado, con esta nueva medida espera impulsar las ventas digitales para sus consolas. La japonesa Nintendo intenta por todos los medios mantenerse entre las grandes del sector. Pese a que su consola de nueva generación Wii U no ha conseguido los resultados esperados, la compañía nipona no se rinde y continúa apostando por ella y por sus portátiles.

    El pobre resultado comercial de la consola Wii U tras su lanzamiento el año pasado se debió a que debutó sin los contenidos necesarios para dinamizar las ventas. Esta fue la tesis del presidente de Nintendo América, Reggie Fils-Aime, quien aseguró en una entrevista con Efe que espera despegar en Navidades.

    Inicialmente, Nintendo estimó que comercializaría 5,5 millones de Wii U en sus primeros 5 meses de vida, unas perspectivas que rebajó en febrero a 4 millones de unidades, si bien esas expectativas tampoco se cumplieron. A finales de marzo, la empresa nipona había despachado 3,4 millones de su última generación de consolas. ¿Se ha quedado al margen en esta guerra?

  5. Las consolas alternativas tienen su espacio

    Vista del control de juegos Nvidia Shield con pantalla táctil android exhibido durante la Feria E3
    Vista del control de juegos Nvidia Shield con pantalla táctil android exhibido durante la Feria E3 - EFE

    Aunque las grandes compañías de videojuegos han mostrado todo su poderío en el E3, también ha habido hueco para las consolas alternativas y juegos independientes, que han conformado una feria diferente y fascinante. Allí emergen propuestas innovadoras como Gamestick, Ouya, Shield o las gafas de realidad aumentada Oculus Rift.

    El auge de los dispositivos móviles y los juegos ha tenido un gran impacto en el mercado y ha motivado la creación de máquinas que aprovechen su potencial. Gamestick es una consola para jugar a videojuegos creados para tabletas y móviles con el sistema operativo móvil de Android en la televisión y que cuesta 79 dólares (la misma cantidad en euros será el precio para Europa).

    El dispositivo, rectangular, tiene el tamaño de dos dedos y se conecta al televisor por USB. Además, va acompañada de un mando. «En estos tiempos es muy difícil pagar 500 dólares por una consola. (...) Los 'smartphones' han cambiado la industria para siempre. Ahora hay juegos de Android para todos, el mercado no para de crecer», explicaba su responsable, Anthony Johnson.

    Un concepto similar al de Gamestick es el de la consola Ouya (que costará 99 dólares, 74 euros, al cambio actual), que también permite acceder a juegos para Android desde el televisor. «Queríamos que los juegos divertidos de Android estuvieran disponibles para los jugadores y que el desarrollo de títulos para la televisión fuera sencillo», comentaba el portavoz de Ouya, Bob Mills.

    Shield, de Nvidia, se cimenta asimismo en Android pero se aleja de la televisión: es una consola portátil (349 dólares, 261 euros al cambio actual) con una pantalla de 5 pulgadas para acceder a todos los juegos móviles disponibles en Google Play. La portátil de Nvidia también sirve para escuchar música, ver películas y jugar por «streaming» a los juegos de PC. Muy diferente es la propuesta de Sifteo Cubes, una consola que consiste en pequeños cubos con pantalla táctil diseñados para combinar el mundo físico y el virtual.

    Algo más grandes que una nuez, las piezas cuadradas están pensadas para la enseñanza y los juegos de puzzle. Por ejemplo, para ayudar a un personaje a escapar de un lugar, el jugador tendrá que alinear los cubos de la forma acertada. Sifteo Cubes forma parte de la muestra que Indiecade, el Festival Internacional de Juegos Independientes, tiene en el E3.

    La fundadora de este festival, Stephanie Barish, comentó a Efe que los juegos independientes constituyen el futuro de la industria del ocio interactivo. Barish ha indicado que la innovación y la creatividad son libres en los desarrollos independientes ya que no están lastradas por grandes presupuestos ni departamentos de marketing, sólo guiadas por «la pasión y los sentimientos creativos» de sus promotores. «Lo que puedes ver en la muestra de Indiecade es lo que verás en los próximos años en la exposición principal del E3».