Maquetas coches clásicosMaquetas del 4L que parecen coches de verdad

Esta aficionado al modelismo reproduce a buen tamaño, con milimétrica exactitud y bajo licencia, dos de los modelos responsables de buena parte de la motorización patria y francesa: el Renault 4L y su estrecho rival de Citroën, el 2 CV

MadridActualizado:

Christophe Goujon tiene una curiosa pasión: fabricar réplicas a escala del famoso Renault 4L (para muchos, «cuatro latas»), responsable de buena parte de la motorización no solo de Francia, sino también de España.

Lo más curioso es la precisión de sus modelos, que realiza a escala ¼ con milimétrica precisión. No obstante, cuenta hasta con autorización de la firma del rombo en su cometido.

Además, no se limita a fabricar versiones de todo tipo del modelo 4L esencialmene destinadas a coleccionistas y a aficionados al radio control, como cabe apreciar en la galería de imágenes bajo estas líneas, sino que amplía su radio de acción a coches triciclo o de juguete para niños y a la fabricación de objetos de todo tipo relacionados con el épico 4L, un auténtico «todoterreno» de pueblo en otras épocas: volantes, faros (se iluminan en sus maquetas), puertas y pilotos, detalles varios de corte decorativo...

Por cierto, Goujon, que trabaja por encargo, también «mete mano» con la misma sorprendente habilidad al más estrecho rival del 4L: el no menos añorado Citroën 2CV (llega incluso a combinar piezas de unos y otros). Los deportivos clásicos de Alpine también son objeto de sus cuidadosos trabajos.