<div class="marca">La marca coreana sólo venderá su coupé compacto con motor de gasolina 1.6 GDI.</div> <div class="autor"> </div>

Veloster, la apuesta más vanguardista de Hyundai

En tiempos de crisis se agradece un soplo de aire fresco en el mercado como la apuesta que Hyundai, cuarto fabricante mundial, realiza con el Veloster, un coupé muy especial. Equipado con motor de gasolina atomosférico 1.6 GDI de 140 CV, sus precios se mueven entre 21.690 y 28.890 euros.

Santiago Ibañez
huelva Actualizado:

Crear coches innovadores no es tarea fácil, pero los coreanos de Hyundai tienen ese punto casi de locura cercano a la genialidad que les permite ofrecer propuestas atrevidas en circunstancias especiales como las actuales.

Y la apuesta les puede salir bien, porque el nuevo Veloster gustará más o menos, pero no deja indiferente a nadie y crea imagen de marca. Tomando al pie de la letra el nuevo leitmotiv de la compañía «New Thinking, New Possibilities» (o nuevo pensamiento, nuevas posibilidades), el Veloster es el paradigma de esa idea.

Visto desde el lado izquierdo, es un cupé de 2 puertas (longitud de 4,22 metros, altura de 1,39 y anchura de 1,79 metros), segmento donde Hyundai ya cuenta con el Génesis. Pero desde el flanco opuesto se muestra como una berlina cupé de cuatro hojas. No tiene truco, y en realidad suma 4 puertas contado el portón (da paso a un correctomaletero de 320 litros). Una solución innovadora, vista en algún otro modelo, que trata de resolver (y lo consigue) uno de los problemas de los coches de 3 puertas: acceder de forma más sencilla a las plazas traseras. Además, según el acabado incorpora un techo panorámico ahumado y practicable de vidrio que cubre por completo el espacio cenital.

El frontal aporta rasgos de las últimas propuestas Hyundai, mientras que la maciza trasera es tan personal que hay que verla para decidir si gusta o no, aunque sus 2 salidas de escape cromadas y centradas avisan de intenciones dinámicas. En el interior, más de lo mismo, con asientos donde resulta realmente fácil encontrar una postura cómoda, salpicadero similar al resto de la familia con alguna reminiscencia Audi (como el diseño de las estriberas triangulares en el túnel de transmisión), acabados vistosos en tonos negros de buena calidad y mandos accesibles, más infinidad de huecos donde dejar todo aquello que llevamos en los bolsillos y sobra para conducir.

El Veloster, al menos de momento, se va a comercializar con un único motor de gasolina conocido como Gamma GDi. Es de inyección directa, con 4 cilindros, 1,6 litros y 140 CV (0 a 100 km/h en 9,7 segundos y 201 km/h de velocidad punta). Arroja un consumo contenido en ciclo combinado: 6,5 l/100 km y emisiones de 148 g/km.

En conjunto, el coche se muestra divertido de conducir y, de paso, muy ágil en carreteras reviradas gracias a una suspensión no particularmente sofisticada, pero acertada y con el punto justo de dureza. De momento, el coche sólo puede ser manual, pero en noviembre añadirá una transmisión automática de doble embrague DCT, como la anterior de 6 velocidades. Además, y según la versión, dispone de arranque por botón y función de Stop&Go, que ayuda a contener consumos.

Precisamente, la gama se desdobla en acabados Veloster, Sport y Sport S. Desde el primero, el básico, se dota de «eco indicador» para conducción eficiente, control de presión de neumáticos, ESP, 6 airbag, faros antiniebla delanteros, luces diurnas, intermitentes en los espejos exteriores a base de LED, ordenador de viaje, pantalla multifunción de 7 pulgadas y conexión Bluetooth con reconocimiento de voz y Streaming, entre otros.

El Sport añade asientos tapizados en un combinado de tela y cuero sintético, con ajuste lumbar para el de conductor, climatizador automático y llantas de 18 pulgadas. Por último, la versión Sport S agrega a todo ello los citados Stop&Go y techo panorámico, asientos de cuero regulables eléctricamente y calefactados, llave inteligente con arranque por botón, equipo de audio con altavoz central, subwoofer y amplificador, y navegador integrado. El Veloster se puede elegir entre un elenco de 10 colores, entre ellos el naranja de las imágenes y otro, también de tipo «eléctrico» pero verde, que como éste quitará el hipo a más de uno.