Los presos políticos olvidados de Cuba
El grafitero Danilo Maldonado, encarcelado en Valle Grande por intentar realizar una «performance» en La Habana - http://delsexto.blogspot.com.es/

Los presos políticos olvidados de Cuba

Mientras la isla se abre al mundo y el mundo a la isla, poco se habla de sus pobladas cárceles y de los activistas allí recluidos

Actualizado:

Mientras la isla se abre al mundo y el mundo a la isla, poco se habla de sus pobladas cárceles y de los activistas allí recluidos

1234
  1. Sesenta opositores tras las rejas

    El grafitero Danilo Maldonado, encarcelado en Valle Grande por intentar realizar una «performance» en La Habana
    El grafitero Danilo Maldonado, encarcelado en Valle Grande por intentar realizar una «performance» en La Habana - http://delsexto.blogspot.com.es/

    Cuba está de moda. Desde que Barack Obama y Raúl Castro decidieron en diciembre, tras la mediación del Papa, comenzar el deshielo entre dos países archienemigos, la isla gobernada por la misma familia desde 1959 no ha dejado de recibir visitas de alto rango y ha disfrutado de un aumento del turismo del 15% a principios de año. Pero mientras el régimen prepara el viaje de Francisco en septiembre, negocia con Estados Unidos la apertura de embajadas y avanza en su diálogo con la Unión Europea, poco o nada se habla de los sesenta presos políticos que aún malviven en las cárceles, algunos desde hace más de veinte años, según un reconocido grupo de derechos humanos.

    Dos semanas después de que el cardenal Jaime Ortega afirmase en una entrevista a la cadena Ser que «ya en Cuba no quedan de aquellos presos políticos», la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn) divulgó este viernes una lista parcial de 71 personas «condenadas o procesadas por motivos políticos o mediante procedimientos políticamente condicionados». La mitad de los casos que hace un año.

    En la relación aparecen tanto disidentes pacíficos de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) como exmilitares, espías o anticastristas que trataron de infiltrarse en la isla con armas. El portavoz de la Ccdhrn, el ex prisionero de conciencia Elizardo Sánchez, admite que algunos cometieron actos violentos, pero que por razones políticas se les negó el debido proceso o sufren «condenas desmesuradas». En la actualidad, Amnistía Internacional no reconoce a ningún prisionero de conciencia en Cuba.

    Población penal

    Sánchez teme además que entre los 60.000-70.000 presos comunes en este país de 11,2 millones de habitantes, «¿quién puede asegurar que no existan otros sancionados por motivos políticos?». En esta relación se incluye a once ex prisioneros de conciencia de la Primavera Negra de 2003, sometidos a la llamada «licencia extrapenal», que significa que en cualquier momento pueden volver a la cárcel y no pueden salir de Cuba.

    Precisamente el cardenal Ortega tuvo un papel «clave» o «instrumental», según a quién se pregunte, en la excarcelación de estos presos del «Grupo de los 75» detenidos en 2003. El presidente francés, François Hollande, le condecoró por ello en su reciente viaje a Cuba. Ortega, arzobispo de La Habana, reiteró este sábado en la capital cubana que «realmente» no conoce casos de presos políticos y agregó que en las «centenares de cartas» con peticiones de indulto que están recibiendo con motivo del próximo viaje del Papa «ni una de ellas indica delitos políticos, sí hay muchos delitos económicos», informa Efe.

    El grafitero Danilo Maldonado es hoy «la figura más representativa de la intolerancia» del régimen comunista, según Elizardo Sánchez. «El Sexto» lleva casi medio año encarcelado por tratar de realizar una «performance» reivindicativa y pacífica en La Habana.

    Al mismo tiempo, la Comisión Cubana reclama los «esfuerzos» de la comunidad internacional para lograr la liberación por razones «humanitarias» de 21 cubanos encarcelados por «delitos contra el Estado», que han soportado entre 12 y 23 años de prisión en condiciones «extremas».

    Entre ellos figuran dos exoficiales de los servicios de seguridad condenados a treinta años, que «empezaron a disentir y rompieron con el Gobierno». Uno es el excapitán de la contrainteligencia Ernesto Borges, que recibió la visita del cardenal Ortega cuando realizaba una huelga de hambre en vísperas del viaje de Benedicto XVI a Cuba en marzo de 2012, según explicó a ABC su padre, Raúl Borges.

    Alonso Hernández

    El otro es Claro Fernando Alonso Hernández, oficial de inteligencia del Ministerio del Interior, preso desde el 20 de febrero de 1996 y acusado de «revelación de secretos de la Seguridad del Estado». Desde 2006 le correspondería la libertad condicional, según las leyes militares.

    Entre esos 21 «presos por motivos políticos o condenados en procesos politizados», la Ccdhrn incluye a seis anticastristas que a mediados de los noventa desembarcaron en la isla armados, sobre los que «casi nadie se interesa».

    En el informe que acompaña la lista de prisioneros políticos, la Comisión Cubana denuncia asimismo que para juzgar a los opositores, el régimen castrista recurre a «figuras que aparecen en la parte de los delitos comunes del Código Penal».

    Ángel Santiesteban

    Aparte de esta lista, la disidencia denuncia los casos del discapacitado psíquico Yosvani Melchor y del escritor Ángel Santiesteban, entre otros. Encarcelado desde 2013 por «violación de domicilio y agresión», periodistas independientes destacan que Santiesteban fue condenado por las críticas contra el Gobierno en su blog «Los hijos que nadie quiso».

  2. El grafitero Danilo Maldonado, «El Sexto»

    Dibujo realizado por Danilo Maldonado en la prisión de Valle Grande, el pasado abril
    Dibujo realizado por Danilo Maldonado en la prisión de Valle Grande, el pasado abril - http://delsexto.blogspot.com.es/

    El artista Danilo Maldonado (1983), conocido como «el Sexto», fue detenido el 25 de diciembre de 2014 cuando se dirigía al Parque Central de La Habana para realizar una «performance» con dos cerdos –llamados casualmente «Fidel» y «Raúl»–, inspirada en «Rebelión en la granja» de Orwell. Encarcelado en la prisión de alta seguridad de Valle Grande, el artista plástico está acusado de desacato, pero aún no ha sido juzgado.

    Su familia y amigos aseguran que Danilo que está «desesperado» por la falta de respuesta de las autoridades, y no descarta una huelga de hambre, afirma la escritora cubana Lía Villares.

  3. Ernesto Borges, excapitán de la contrainteligencia

    El excapitán de la contrainteligencia cubana Ernesto Borges, encarcelado desde 1998
    El excapitán de la contrainteligencia cubana Ernesto Borges, encarcelado desde 1998 - abc

    Eran los tiempos de la «perestroika» en la Unión Soviética cuando Ernesto Borges Pérez (1966) estudiaba en la escuela superior del KGB. Allí comenzó su evolución ideológica hasta que decidió luchar contra el régimen desde las entrañas de la contrainteligencia, donde llegó a ser capitán. Su padre, Raúl Borges Álvarez, explicó a este diario que había elaborado «una valiosa información sobre 26 espías que La Habana tenía preparados para actuar en Estados Unidos y otros países de la OTAN». Preso desde el 17 de julio de 1998, en 1999 fue juzgado por un tribunal militar y condenado a treinta años de cárcel por «alta traición, espionaje y revelación de secretos». Según las leyes militares, desde 2008 le corresponde la libertad condicional.

    «Laico muy activo», según su padre, Ernesto recibió dos cartas de acompañamiento espiritual de Benedicto XVI y una vez al mes le visita un sacerdote.

    Raúl Borges fue mayor de la Dirección General de la Contrainteligencia y opositor desde el año 2000. En la actualidad preside el Partido por la Unidad Democrática Cristiana de Cuba.

  4. Yosvani Melchor, hijo de una activista del movimiento de Payá

    Yosvani Melchor y su madre, Rosa María Rodríguez, una de coordinadoras del movimiento de Oswaldo Payá
    Yosvani Melchor y su madre, Rosa María Rodríguez, una de coordinadoras del movimiento de Oswaldo Payá - movimiento cristiano liberación

    Yosvani Melchor, de 33 años, es un discapacitado psíquico que desde marzo de 2010 se halla en la prisión de máxima seguridad Toledo 1. Su madre, Rosa María Rodríguez, es miembro del consejo coordinador del Movimiento Cristiano Liberación (MCL, de Oswaldo Payá) y señala que fue «chantajeada» por la Seguridad del Estado para que espiara al grupo disidente a cambio de la libertad de su hijo. Rodríguez sostiene que su hijo fue condenado a doce años por un «delito inventado», tráfico de personas, y ya le correspondería la libertad condicional. La opositora subraya que su único delito fue «entrar ilegalmente en Cuba, porque no tenía pasaporte, y eso ya lo pagó con diez meses de reclusión en una celda de castigo en Villa Marista (sede de la Seguridad del Estado)».