Pozuelo de Alarcón

Urrechu

7.5 /10
Precio medio
65€
Dirección
Barlovento (Zoco de Pozuelo),S/N
Teléfono
91 715 75 59 Llamar
Web
www.urrechu.com
 Urrechu
Restaurante Urrechu Pozuelo
Urrechu Barlovento (Zoco de Pozuelo) S/N,Pozuelo de Alarcón

Tan mediático como buen cocinero, Íñigo Pérez es un profesional de largo recorrido que fue, como tantos otros chefs que ocupan lugares muy destacados en
el panorama culinario nacional, discípulo de Martín Berasategui, de cuya mano desembarcó en Madrid para hacerse cargo de las cocinas de El Amparo, que marcó una época en la capital.

Durante ocho años, Pérez ejecutó con brillantez los platos de su maestro hasta que le llegó el momento de independizarse. Y surgió entonces, en 2002, Urrechu, en el Centro Comercial Zoco de Pozuelo, en Somosaguas. El nombre responde al apodo con el que siempre se ha conocido a este cocinero, que es también el del pueblo guipuzcoano donde nació. Durante quince años Urrechu se consolidó como una de las referencias gastronómicas en la zona noroeste de Madrid. Cerrado durante casi dos años para someter el local a una profunda reforma, el restaurante reabrió a principios del verano. Con un aire más moderno, se mantienen la gran barra, bien surtida de buenas raciones, ideal para el tapeo, la amplia y agradable terraza y el comedor más formal en la planta superior. En estos meses de cierre, Pérez y sus socios aprovecharon para abrir otro Urrechu en la calle Velázquez, que funciona muy bien.

Tras la reforma, la oferta gastronómica apenas ha cambiado, con esos platos clásicos que han caracterizado la cocina de Urrechu durante todos estos años, en su mayoría de raíces vascas. No hay lugar para las sorpresas. Ni falta que hace. Para empezar, la presencia en la barra de un excelente cortador como es Juan Francisco Hernández garantiza un jamón ibérico de bellota perfectamente cortado (26,80 € la ración). Antes, como aperitivo, una estupenda chistorra que luego aparece en la carta como compañía de unos huevos fritos con migas al pastor (14,80).

Se puede seguir con buena cecina de León (21,80); unas cremosas croquetas de jamón, bacalao y chistorra (12,30), o unos lomos de anchoas de calidad con
tomate en trozos y encurtidos (20,35). No está a la altura una ensaladilla rusa (12,50) un tanto apelmazada. Donde más luce la cocina de Íñigo Pérez es en los platos más tradicionales, en los que muestra su buena base técnica. Muy logrados el changurro a la donostiarra (24,90), el bacalao ajoarriero (23,40) o las albóndigas de añojo (22,65). Hay también parrilla de pescados y carnes, con dos especialidades: el rape, fileteado y con refrito (48,90, para dos personas), y la chuleta de vaca vieja (58,50, también para dos). Además, cocochas de bacalao (22,75), lomo alto de novillo argentino (24,75), o picaña de vaca madurada (21,90). Y una «urreburger» (22,75) en la que el cliente puede elegir ingredientes y tipo de pan. En frío, un notable steak tartar (23,30), bien picada la carne, que llega hecho de la cocina. Las guarniciones (puré, buenas patatas fritas, verduras a la plancha, arroz salteado) se cobran aparte (3,75 y 3,80).

Como discípulo de Berasategui, Pérez es un buen repostero, y lo demuestra con postres como el bizcocho de chocolate (8), el arroz con leche a la asturiana (7,50) o la tarta de queso fresco con galleta (8,25). Hay que sumar una completa y atractiva bodega bien gestionada por la sumiller Pilar Rodríguez. 

Cierra domingos noche. Barra. Terraza.