Diez consejos para conseguir ahorrar en el recibo de la luz
El correcto mantenimiento de los aparatos de aire acondicionado es clave para ahorrar enegría - rafael carmona

Diez consejos para conseguir ahorrar en el recibo de la luz

Numerosos gestos cotidianos pueden permitirnos amortiguar el impacto de la nueva subida de la electricidad

S. E.
Actualizado:

Numerosos gestos cotidianos pueden permitirnos amortiguar el impacto de la nueva subida de la electricidad

12345678910
  1. El aire acondicionado, el 10% del gasto eléctrico de un hogar

    El correcto mantenimiento de los aparatos de aire acondicionado es clave para ahorrar enegría
    El correcto mantenimiento de los aparatos de aire acondicionado es clave para ahorrar enegría - rafael carmona

    Ahora que e l recibo de la luz amenaza con volver a agujerear el ya castigado bosillo del consumidor, conviene tener en cuenta una serie de consejos que amortigüen el impacto económico en los hogares. Los expertos de Iberdrola repasan algunos de estos gestos cotidianos que pueden ayudar reducir el gasto. Y uno de los grandes factores que contribuyen a engordar la factura eléctrica es el aire acondicionado, que puede llegar a sumar hasta el 10% del total del gasto eléctrico de un hogar. Conviene instalar en los hogares un termostato que ayude a regular la temperatura y siempre hay que colocarlos lo más lejos posible de las fuentes de calor (sol, lámparas, etc.). Tampoco es necesario que al enceder el aire se ajuste el termostato a una temperatura especialmente baja. El aire acondicionado no funcionará con mayor potencia y la casa no se enfriará más rápido.

    También ayuda a ahorrar un gesto tan sencillo, pero a menudo olvidado, como el de desconectar el aire acondicionado cuando no hay nadie en casa o en una habitación: volver a enfríar estos espacios lleva pocos minutos. Se puede considerar como temperatura de confort los 26ºC. Cada grado menos dispara el consumo de energía entre un 4 y un 6%. Para un funcionamiento óptimo, las máquinas de aire acondicionado tienen que tener una buena circulación de aire y estar protegidas del sol. Cuando se colocan en el tejado de un edificio, es conveniente ponerles una cobertura protectora. Y hay que limpiar los filtros para ahorrar energía y evitar un deterioro prematuro del aparato.

  2. Calefacción: trucos para no pasar calor al recibir la factura

    La instalación de termostastos puede ayudar a reducir el gasto
    La instalación de termostastos puede ayudar a reducir el gasto - heras

    La calefacción en invierno es otro de los factores que alimentan los sustos en la factura de la luz. Algunos sencillos consejos pueden reducir este gasto, por ejemplo la instalación de termostatos y válvulas termostáticas en los radiadores. Una temperatura entre 20º y 22º puede ser suficiente, y cada grado de más, el consumo de calefacción aumenta entre un 6 y 8%. También puedes conseguir notables ahorros en calefacción si bajas 5º la temperatura del termostato cuando te ausentes horas de la vivienda o si pones el termostato en la posición «economía». También conviente rebajar en 3º o 4º la temperatura del termostato durante la noche.

    No debes cubrir los radiadores ni pongas ningún objeto al lado porque se dificulta la adecuada difusión del calor. Y hay que tener en cuenta que cada zona de nuestra vivienda necesita una temperatura de calefacción y es importante ajustarla.

    Ahorras si purgas los radiadores al comenzar la temporada de la calefacción porque el aire en su interior dificulta la transmisión de calor. También ahorras si mantienes la presión en el interior del circuito de calefacción dentro de los límites definidos por el fabricante de la caldera. Mantener la caldera individual en estado óptimo supone un ahorro de hasta el 22% del consumo de gas. Las calderas de condensación consiguen ahorros de hasta un 35% de energía respecto de las convencionales.

  3. Los grandes réditos de un correcto aislamiento

    Las ventanas de doble aislamiento pueden permitir ahorrar hasta un 15% de electricidad
    Las ventanas de doble aislamiento pueden permitir ahorrar hasta un 15% de electricidad - abc

    Para ahorrar energía y evitar sustos en la factura por el uso del aire acondicionado y la calefacción es clave un correcto aislamiento. Para conservar el frío, es conveniente instalar toldos y cerrar las persianas para evitar la entrada de aire caliente en el interior de la vivienda. También se debe ventilar la casa cuando el aire de la calle es más fresco que el del interior (primeras horas de la mañana y durante la noche), abriendo ventanas en extremos opuestos de la vivienda. Estas medidas y el adecuado aislamiento de muros y techos pueden conseguir ahorros de energía de hasta el 30% en el aire acondicionado.

    Los expertos de Iberdroal recuerdan que el aislamiento también es funamental para conservar el calor en el invierno. Las ventanas deben ser de «doble acristalamiento» o doble ventana, ya que consiguen ahorros de energía del 15% en el consumo de calefacción. Instalando juntas o burletes en puertas y ventanas se reducen las fugas las fugas de calefacción en un 10%. Una vivienda bien aislada puede ahorrar hasta un 30% en gastos de calefacción (y hasta un 50% en viviendas unifamiliares).

    Y a ahorrar en calefacción también contribuye subir durante el día las persianas. El sol proporcionará luz y calor gratis. Al anochecer, cierra las cortinas y baja las persianas y conseguirás reducir la pérdida de calor. Y recuerda que para ventilar completamente una habitación 10 minutos son suficientes.

  4. Ventajas de una iluminación inteligente

    Las bombillas de bajo consumo permiten ahorrar hasta un 80% de energía
    Las bombillas de bajo consumo permiten ahorrar hasta un 80% de energía - fabián simón

    Algunos consejos para ahorrar en iluminación son básicos, pero no está de mas recordarlos. Por ejemplo, conviene instalar interruptores divididos para encender solamente las luces que sean necesarias. Y hay que cambiar las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo, que duran hasta ocho veces más y ahorran hasta un 80% de ebergua eléctrica. Con el mismo consumo, las lámparas halógenas proporcionan más luz que las bombillas tradicionales. Además, su vida es de dos a tres veces mayor.

    La utilización de tubos fluorescentes en las estancias en las que se necesite mayor cantidad de luz durante más tiempo permite un ahorro de energía hasta del 80%, y tienen una duración entre 8 y 10 veces mayor que las bombillas incandescentes. Por su elevado consumo al encenderlas, vigila que no se estén encendiendo y apagando con frecuencia. Déjalas encendidas si van a estar menos de 20 minutos apagadas.

    El sentido común indica que hay que aprovechar la luz natural siempre que sea posible. Y que dejar las luces encendidas en habitaciones que no estás utlizando es derrochar. Utiliza también colores claros en paredes y techos para aprovechar mejor la iluminación natural y reducir la artificial. También se deben mantener limpias las lámparas y las tulipas, porque aumentarás la luminosidad sin aumentar la potencia.

    Si tienes iluminación exterior en tu jardín, controla su funcionamiento mediante un programador o interruptor crepuscular. Ahorras energía con detectores de presencia en garajes y zonas comunes para que las luces funcionen automáticamente.

  5. Cómo cocinar el ahorro

    Aprovechar el calor residual es un truco sencillo para ahorrar energía
    Aprovechar el calor residual es un truco sencillo para ahorrar energía - roldán serrano

    Al cocinar, hay que intentar aprovecha el calor residual, apagando la placa de la cocina unos 5 minutos antes de retirar el recipiente (3 minutos en vitrocerámicas). Hay que elegir un recipiente de diámetro ligeramente mayor que la zona de cocción y con fondo difusor de calor (salvo para cocinas de inducción). Así conseguimos un ahorro en la energía consumida para cocinar del 20%. Además, hay que utilizar siempre que puedas ollas a presión. Consumen menos energía y ahorran mucho tiempo.

  6. Neveras, cada grado más de frío, un 5% más de consumo

    Es fundamental regular correctamente la temperatura del frigorífico para ahorrar energía
    Es fundamental regular correctamente la temperatura del frigorífico para ahorrar energía - eduardo manzana

    Cuando compres un frigorífico debes decidirte siempre por un modelo eficiente de clase A+++ o A++, que permiten ahorrar hasta un 70 % respecto a la media. Después hay que instalar el frigorífico y congelador lo más lejos posible de los focos de calor (sol, horno, radiadores, etc.). Es fundamental regular la temperatura del frigorífico y congelador según las instrucciones del fabricante, porque cada grado más de frío, el consumo de energía aumenta un 5%.

    Se deben mantener las puertas del frigorífico y congelador abiertas el menor tiempo posible, y es clave comprobar que cierran de un modo correcto. La pared trasera del frigorífico también debe estar bien limpia y ventilada.

    Nunca hay que introducir alimentos calientes en el frigorífico o en el congelador. Además, eliminar del congelador la capa de hielo antes de que alcance los 3 milímetros de espesor consigue ahorros energéticos de hasta el 30%.

  7. Mejor el microondas que el horno

    El microondas gasta menos, pero también hay trucos para conseguri reducir la factura si usas el horno
    El microondas gasta menos, pero también hay trucos para conseguri reducir la factura si usas el horno - jaime garcía

    La utilización del microondas supone un ahorro energético entre un 60 y un 70% respecto de los hornos convencionales, pero si cocinas habitualmente con el horno tradicional también debe tener en cuenta un pequeño número de gestos te pueden permitir ahorrar una buena suma de dinero. Por ejemplo, hay que evitar abrir el horno innecesariamente. Cada vez que lo haces puedes estar perdiendo hasta un 20% del calor acumulado. Debes utilizar el reloj programador avisador de tu horno. Es un modo muy efectivo de controlar el consumo de energía.

    Ahorras energía si aprovechas al máximo la capacidad del horno y cocinas el mayor número de alimentos de una sola vez. No es necesario precalentar el horno para cocciones superiores a una hora, así ahorrarás energía. Apaga el horno un poco antes de finalizar la cocción: el calor residual será suficiente para acabar el proceso. Los hornos de convección favorecen la distribución uniforme de calor, ahorran tiempo y gastan menos energía.

  8. Lavar los platos con lavavajillas ahorra un 40% de energía

    Hay que aprovechar al máximo la capacidad del lavavajillas
    Hay que aprovechar al máximo la capacidad del lavavajillas - chema barroso

    Lavar los platos con agua caliente consume un 40% más de energía que lavar con lavavajillas. Eso sí, hay que aprovechar al máximo la capacidad del lavavajillas y seleccionar el programa adecuado.

    Si el lavavajillas no está lleno, puedes prelavar con agua fría ya que facilita el lavado posterior. Ten cuidado al colocar los utensilios en el lavavajillas ya que el agua debe circular entre ellos con facilidad.Usa los niveles de sal y abrillantador recomendados por el fabricante del lavavajillas. Como sucede con el resto de electrodomésticos, elige siempre un modelo eficiente y ecológico de clase A+++, permiten ahorrar más del 45% respecto de los de clase D.

  9. Lavadoras: el 90% de la energía es para calentar el agua

    sigefredo

    Al poner la lavadora hay que usar programas a temperatura moderada, ya que el 90% de la energía es para calentar el agua. Una colada a 30ºC en lugar de 60ºC reduce el gasto energético a la mitad. Al igual que sucede con el lavavajillas, hay que utilizar al máximo la capacidad de tu lavadora y secadora. Así reduces el consumo de energía y alargas la vida del electrodoméstico. Un centrifugado de la lavadora a 1.200 revoluciones, en vez de a 700, reduce el consumo de la secadora en un 20%.

    Si compras una lavadora nueva, elige modelos eficientes y ecológicos de clase A, permiten ahorrar más del 45% respecto de los de clase D. Las lavadoras con programas de media carga reducen el consumo de forma apreciable. Y las que tienen sonda de agua, que miden la suciedad del agua y la cambian, reducen el consumo de agua y de energía. Conviene usar descalcificantes y limpiar regularmente el filtro de la lavadora de impurezas y cal para ahorrarar energía.

    Si tienes contratada la Tarifa con Discriminación Horaria, pon la lavadora en las horas de descuento. Y una vez hecha la colada, hay que aprovechar el calor del sol para secar la ropa y ahorrar energía. Por útlimo, hay que aprovechar el calentamiento de la plancha para planchar grandes cantidades de ropa de una vez.

  10. Ordenadores y televisiones, el coste del «stand by»

    Los televisores deben apagarse totalmente para ahorrar energía
    Los televisores deben apagarse totalmente para ahorrar energía - afp

    Para ahorrar energía, apaga totalmente los televisores y los equipos en ausencia superiores a 30 minutos. Los equipos ofimáticos en estado modo de baja energía consumen como máximo un 15% de lo normal. Ahorras energía si apagas la pantalla del ordenador cuando no vayas a utilizarlo durante períodos cortos.

    Las pantallas LCD ahorran un 37% de la energía en funcionamiento, y un 40% en modo de espera. El salvapantallas que menos energía consume es el de color negro. Y conviene utilizar «ladrones» de conexión múltiple con interruptor; al desconectar el ladrón también ahorras energía.