Libros

Cultura

Libros

Virginia Woolf, viñetas de una vida

Día 15/11/2012 - 16.22h
Temas relacionados

Llega a España la primera biografía en cómic de la escritora británica

Pocas imágenes están tan grabadas en la mente de todo lector que se precie de ser bueno como la de Virginia Woolf (1882-1941) sumergiéndose en el río Ouse con su abrigo lleno de piedras. Aquella fatídica escena sucedió el 28 de marzo de 1841. Desde entonces, muchos han sido los autores que han querido acercarse a la vida de la escritora británica a través de biografías, retratos o meros esbozos interesados del personaje (que no la persona). Una de las obras más destacadas fue la biografía que escribió su sobrino Quentin Bell (1910-1996), hijo de su amada hermana Vanessa (1879-1961), que apareció en dos volúmenes originales entre julio y octubre de 1972 y cuya última reedición en España, a cargo de Lumen, data de febrero de 2003.

Sin embargo, nadie ha tenido la «osadía» de retratar la vida de la autora de «Orlando» en formato cómic. Hasta ahora. La editorial Impedimenta, que este año celebra un espléndido quinto aniversario, ha decidido inaugurar su colección de novela gráfica «El chico amarillo» (así bautizada como homenaje al Yellow Kid de R.F. Outcault, el primer personaje de cómic de la era moderna) con «Virginia Woolf», álbum firmado por la escritora Michéle Gazier (Béziers, 1946) y el dibujante Bernard Ciccolini (París, 1953), que publicó en el país galo Naîve y llegará a las librerías españolas el próximo 19 de noviembre. Según explica Gazier en el prefacio, «contar en cómic la vida de Virginia Woolf es un desafío» al que se lanzaron «con pasión». Ambos compartían el mismo interés por su obra y estaban «igual de afectados por las sombras que preceden cualquier acercamiento a su vida».

Sin tomar partido

Para su elaboración, Gazier y Ciccolini releyeron los libros de Woolf, los fragmentos de su correspondencia, sus ensayos, las obras de sus amigos del grupo de Bloomsbury, y les pareció «percibir, en el curso a veces desesperado de sus días, un impulso vital». Impulso que, a juicio de los autores del cómic, «desmentían tanto su marido -Leonard Woolf-, demasiado inquieto, como su sobrino, Quentin Bell». Pero no querían tomar partido. Simplemente buscaban «mostrar en palabras e imágenes el camino de una escritora entre la realidad y el deseo, entre las palabras y el dolor, en busca de verdades inasequibles y de una improbable felicidad». Un objetivo que, sin duda alguna, han conseguido. Si Thomas Carlyle (1795-1881) decía que «una vida bien escrita es tan rara como una vida bien vivida», valga afirmar, sin miedo a caer en la complacencia, que la obra de Gazier y Ciccolini cumple con la primera parte de tan histórica frase y Virginia Woolf con la segunda.

No es de extrañar, por tanto, la ilusión con la que Enrique Redel (Córdoba, 1971), editor de Impedimenta, se ha entregado a esta nueva «criatura», la primera gráfica de su catálogo. Según Redel, la elección de Virginia Woolf para protagonizar su primer álbum «estaba clara». «Si por algo se ha caracterizado Impedimenta en los últimos años es por la recuperación de la figura de algunas ilustres damas de la literatura en lengua inglesa del último siglo, todas deudoras de la mejor escritora en lengua inglesa del XX, que es Virginia Woolf».

Inspiradora, según Redel, de «una legión de narradores y narradoras que la imitaron, la traicionaron o hablaron sobre ella», Woolf fue una «mujer persuasiva de ideas radicales, una maestra auténtica del lenguaje solamente comparable con genios como Joyce, Eliot o Pound», un personaje «fascinante per se». Una «mujer genial, presa de ataques de locura, suicida, adalid de las libertades y del papel de la mujer en una Inglaterra y una Europa convulsas», pero también una «intelectual de primer orden», editora de «La tierra baldía», de T. S. Eliot o de Freud. Por ello, «cuando cayó en nuestras manos la edición de la joven editorial francesa Naïve nos emocionamos» y contrataron «rápidamente los derechos».

«La aproximación de Gazier y Ciccolini a Woolf es apasionante. El álbum es bellísimo, es casi un homenaje, y se plantea de un modo totalmente directo, sin artificios, como una biografía lineal, condensadísima pero muy exhaustiva, de la escritora y editora inglesa», explica Redel. Además, el cómic «no esconde las referencias a su oscura sexualidad, a los abusos que sufrió de pequeña por parte de su hermano, a las tempestuosas relaciones con otras escritoras como Katherine Mansfield, a sus ataques de locura, a la dificultad de composición de sus novelas, a su posición política, a su suicidio. Sin olvidar su dimensión humana».

Un libro que, en definitiva y según el editor, «puede ser leído como una de estas biografías condensadas a las que tan acostumbrados nos tienen los responsables de la colección Vita Brevis de Random House, pero con imágenes». Un cómic de poética belleza que procurará al lector el mismo placer que Quentin Bell decía siempre experimentar al leer y releer la obra de su tía.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...
Lo bello
lo útil

Hoy en TV

Programación Televisión

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.