Diez tartas de queso para relamerse
Hilario Arbelaizt, en la cocina de Zuberoa, junto a la tarta de queso con frutos rojos y helado de yogur y queso - sara santos

Diez tartas de queso para relamerse

En España la tarta de queso ya se hacía mucho antes de existiera el «cheesecake». Estas son las mejores hoy en día

Actualizado:

En España la tarta de queso ya se hacía mucho antes de existiera el «cheesecake». Estas son las mejores hoy en día

12345678910
  1. Zuberoa, Oyarzun (Guipúzcoa)

    Hilario Arbelaizt, en la cocina de Zuberoa, junto a la tarta de queso con frutos rojos y helado de yogur y queso
    Hilario Arbelaizt, en la cocina de Zuberoa, junto a la tarta de queso con frutos rojos y helado de yogur y queso - sara santos

    Es probablemente el postre más habitual en las cartas de los restaurantes españoles, sean del tipo que sean. Aunque sus orígenes se remontan muchos siglos fueron los estadounidenses los que popularizaron por todo el mundo el «cheescake», un pastel de queso blanco cuya receta más popular es la que hacían los judíos en Nueva York. Un fondo de bizcocho seco desmenuzado (o galleta), mantequilla y azúcar que se rellena con queso fresco y cremoso tipo Filadelfia mezclado con huevos y azúcar para luego hornearlo y servirlo cubierto de un coulis de frutos rojos o de otras frutas. En España, donde la tarta de queso ya se hacía mucho antes de existiera el «cheesecake» (ahí está, por ejemplo, la quesada pasiega), se suelen preparar siguiendo esta receta, si bien algunos restaurantes emplean para su elaboración fórmulas más antiguas o utilizan quesos más fuertes. Hemos seleccionado algunas de las mejores tartas de queso  que se pueden encontrar en nuestro país. Estas son nuestras favoritas:

    Zuberoa

    Para muchos la que se sirve en el restaurante de la familia Arbelaitz, en Oyarzun, es la mejor tarta de queso de España. Dicen que cuando Bruce Springsteen comió allí se volvió loco con ella. Al tradicional queso Filadelfia le añaden un poco de queso Roquefort. Y la sirven con frambuesas y una salsa natural de frutos rojos, aunque está igual de buena sin añadidos. Una mezcla de sabores dulce y salado y un juego de texturas que deja el interior casi líquido y la masa bien crujiente.

    Plaza de Bekosoro, 1. Oyarzun (Guipúzcoa). 943 49 12 28. www.zuberoa.com

  2. Cañadío, Santander

    Sala del restaurante Cañadío, en Madrid
    Sala del restaurante Cañadío, en Madrid - belén díaz

    Tanto en la casa madre de Santander, como en su «sucursal» madrileña, la tarta de queso es el postre imprescindible. Paco Quirós recoge la tradición cántabra y la elabora con un queso de su tierra, un pasiego artesanal de la quesería La Jarradilla, que le da un sabor muy especial. Las tartas se hacen cada día, de tal forma que los últimos clientes pueden quedarse sin ella. Una de las mejores.

    Plaza de Cañadío. Santander. 942 314 149. Conde de Peñalver, 86. Madrid. 91 281 91 92. www.restaurantecanadio.com

  3. Güeyu Mar, Ribadesella (Asturias)

    Exterior del restaurante Güeyu Mar
    Exterior del restaurante Güeyu Mar - GüeYU Mar

    Uno de los mejores restaurantes de pescado de Asturias, junto a la playa, donde la satisfactoria comida hay que rematarla inevitablemente con su estupenda y contundente tarta de queso. La elabora Luisa, la mujer del propietario, y emplea un queso muy tradicional asturiano, el afuega´l pitu. Está horneada y se sirve con mermelada de higos.

    Vega de Ciego, 4. Playa de Vega, Ribadesella (Asturias). 985 86 08 63. www.gueyumar.es

  4. Trinkete Borda, Irún (Guipúzcoa)

    Este asador de Irún es célebre por su parrilla, una de las más destacadas de Guipúzcoa (de hecho ganó en 2012 el premio al mejor asador de la provincia), de la que salen unas chuletas de categoría y pescados en su punto. A la hora del postre no hay que dejar de probar su peculiar, pero riquísima, tarta de queso. Al parecer surgió de un error de cocina, pero ahí ha quedado, entre creme brulée y tarta de queso. La sirven gratinada y se acompaña con fresas, frambuesas o arándanos, al gusto del cliente.

    Caserio Borda,  Barrio Olaberria, 39. Irún (Guipúzcoa). 943 62 32 35. www.trinketeborda.com

  5. El Oso, Madrid

    belén díaz

    Tanto este restaurante como Esbardos, su nueva filial en el barrio de Salamanca, son dos de los mejores representantes de la cocina asturiana en Madrid. Allí se sirve, desde su apertura hace veinte años, una estupenda tarta de queso a la que se añade cuajada. Una tarta que ha sido muy imitada por diferentes restaurantes madrileños, aunque en ninguno alcanza el nivel de la original.

    Avenida de Burgos, 214 (vía de servicio de La Moraleja). 91 766 60 60. www.restauranteeloso.com

  6. La Viña, San Sebastián

    Barra del restaurante La Viña
    Barra del restaurante La Viña

    En una de las calles más concurridas y con mayor oferta de pinchos de toda la parte vieja de San Sebastián, esta casa es una de las más tradicionales. En su barra hay siempre una amplia variedad de opciones, con mención especial para las gildas y para la jugosa tortilla de anchoas. Pero su gran especialidad es curiosamente un pincho dulce, la tarta de queso, que goza de merecida fama. Tostada por fuera, suave y cremosa por dentro, casi como un flan. Sin necesidad de ningún adorno ni añadido. También la venden para llevar.

    31 de Agosto, 3. San Sebastián. 943 42 74 95. www.santiagorivera.com

  7. La Carmencita, Madrid

    belén díaz

    Carlos Zamora, joven empresario santanderino, ha recuperado esta centenaria casa de comidas y le ha devuelto su espíritu de taberna madrileña pero con una carta basada en producto de calidad, buena parte de él traído de su tierra, Cantabria. Por eso su tarta de queso, elaborada con uno ecológico de una pequeña quesería montañesa, y con base de galleta, es una de las mejores que se pueden tomar en Madrid.

    Libertad, 16. Madrid. 91 531 09 11. www.tabernalacarmencita.es

  8. La Cesta, Madrid

    Belén díaz

    Este es uno de esos restaurantes que funcionan en Madrid bajo la fórmula de dar bien de comer y de beber, sin que la factura se dispare, y en un ambiente de cierta informalidad. Sólo por la tarta de queso, que es su postre estrella, bien merece una visita. Está horneada, con una base crujiente de galleta y almendra. Suave, muy esponjosa y con sabor.

    Recoletos, 10. Madrid. 91 140 06 96. www.lacesta.eu

  9. Etxebarri, Atxondo (Vizcaya)

    El restaurante se halla en un entorno que alimenta el espíritu
    El restaurante se halla en un entorno que alimenta el espíritu

    Aquí hay pocas dudas. Se trata de la mejor parrilla de España. Vitor Arguinzóniz prepara en las brasas, con instrumentos diseñados por él, toda clase de productos de excelente calidad, desde ostras hasta gambas rojas o huevos de caserío. Y por supuesto unas chuletas impresionantes, con la carne en su justo punto y muy sabrosa. Y como remate perfecto de la que siempre es una gran comida, aunque no es exactamente una tarta, su flan de queso fresco, nada empalagoso, con textura delicada, y sabor muy agradable.

    Plaza de San Juan, 1. Atxondo (Vizcaya). 946 58 30 42. www.asadoretxebarri.com

  10. El Fogón de Trifón, Madrid

    belén díaz

    Versión actualizada de las viejas casas de comidas, orientada hacia la cocina tradicional pero buscando siempre un producto de la máxima calidad. Materia prima excelente, una ambiciosa selección de vinos y la atención constante del propietario han sido las claves de su éxito. Su postre más destacado es la tarta casera de queso, muy suave, que sirven con el curioso contraste de un “dulce de aceituna”, confitura de aceite de oliva.

    Ayala, 144. Madrid. 91 402 37 94. www.elfogondetrifon.com