Top

GENERACIÓN C

Las claves de una generación que puede cambiar el mundo

Comunicados, creativos, conectados y cambiantes... Desgranamos de la mano de un sociólogo algunas características de la revolucionaria «Generación C»

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
Navegue usando los números

¿Quién forma parte de la «Generación C»?

Gráfico elaborado por la consultora Nielsen - FUENTE: NIELSEN

La «Generación C», denominada también de Consumidores Conectados, aglutina a aquellos indivíduos nacidos bajo la revolución tecnológica y digital. Este grupo, a diferencia de otras clasificaciones como la «Generación Z» o la «Generación Y», no define a sus miembros en base al año de nacimiento y rango de edad, sino en base a una característica común: la influencia de la tecnología en su comportamiento y forma de vida.

Fuertemente vinculados al ordenador y los dispositivos móviles, los miembros de la «Generación C» son personas multitarea y que han crecido al ritmo de las películas de Harry Potter, la elección Barack Obama como presidente de los Estados Unidos y la irrupción de iPhone y Android en el mercado tecnológico, lo que influye de manera determinante en su forma de pensar y actuar.

No son pocos los estudios que se han desarrollado en torno a esta generación y los cambios que introducirá en nuestra forma de vida. En el sector del consumo y el márketing, por ejemplo, la «Generación C» se antoja como un actor protagonista en tanto que cambiará los patrones de consumo y los modos de llegar al consumidor, donde deberán explorarse nuevas vías para llegar a un sector altamente marcado por los continuos avances. Para el analista digital Brian Solis, esta generación posee «la destreza digital como parte de su ADN». Solís asegura que la irrupción de este grupo de individuos conectados supone, sin caer en exageraciones, una auténtica «revolución digital» que puede dar un cambio radical a la sociedad tal y como conocemos.

Un estudio elaborado por Nielsen cifra en un 23% los estadounidenses que ya forman parte de esta generación que, de manera «desmesurada», consume vídeos online, visita las redes sociales y utiliza «smartphones» y tabletas. Son, según la consultora, «consumidores únicos». ABC ha analizado de la mano del sociólogo Jesús Hernández Aristu, profesor de la Universidad Pública de Navarra, los factores de cambio y las características principales de esta generación de indivíduos que se conectan y consumen información a un ritmo frenético. A continuación te mostramos algunos de los principales rasgos que Hernández destaca de ellos.

Comunicados, creativos, conexionados y cambiantes

Son las cuatro C, como asegura el profesor Jesús Hernández, las que definen a la perfección a esta generación tecnológica. Los individuos enmarcados en este grupo se diferencian del resto «por ser una generación nacida, crecida y desarrollada por los medios de comunicación, por estar conectados, por ser una generación de cambio y por ser creativos. Son la generación del click, los que compran y venden en internet, y los que determinarán por tanto que la próxima vida se gestione sobre todo en Red, en Red social comunicada».

El experto no duda un momento al avanzar que este grupo de individuos «creará mundos hasta el momento impensables, influirá socialmente en la política a través de internet y de los SMS así como de otros artilugios tecnológicos que les hacen estar presentes en todo el mundo globalmente en el lugar y espacio de tiempo instantáneo».

Cambiarán la política como la conocemos

El sociólogo considera, además, que al tratarse de un grupo que se movilizará a través de internet, la «Generación C» «será la que determine la política con o sin partidos, superando las regulaciones locales y nacionales incluso, fuera del espacio del tiempo y del lugar». En palabras del experto, este sector acabará teniendo tal importancia que será «capaz de paralizar una empresa, un parlamento, una nación, poniéndose de acuerdo a través de las redes sociales con identidades virtuales, identificables, efectivas...».

«Provocarán las mayores rupturas que hemos visto» En su relato casi futurista sobre esta generación de jóvenes conectados, Hernández se atreve a avanzar que los individuos de este grupo llegarán a exigir quitar las urnas electorales al considerarlas innecesarias. «Votarán, por supuesto, por internet y exigirán quitar todo aquello que perjudique, retrase o haga difícil el acceso a las instituciones. Esta generación será capaz de hundir, pero también de propiciar un producto, una organización, un evento... Superarán con su capacidad tecnológica la media de otras generaciones anteriores, creando mayores rupturas que las que hemos visto en las generaciones anteriores».

Se trata, sin duda, de una generación «que ya está presente y que actúa en muy poco tiempo, y que es capaz además de congregar a miles de personas, informar a millones, recoger firmas en tiempo récord para cambiar leyes, decisiones políticas, económicas....».

Influenciados por...

Barack Obama, Harry Potter y Steve Jobs son algunos de los iconos relevantes para esta generación que dicen puede cambiar nuestra sociedad. No en vano, son los gadgets, la irrupción de Apple, Samsung y Android en el mercado, así como el valor creciente del uso de la tecnología en nuestras vidas lo que influirá de modo determinante en su comportamiento.

Educación digital

Al igual que lo hace en el resto de aspectos que forman parte de su vida, la tecnología también debe estar inevitablemente presente en el modo en que esta generación afronta su educación y la adquisición de nuevos conocimientos. Para Jesús Hernández Aristu, esta elevada influencia de la tecnología puede suponer «como ya ocurre, que los alumnos sepan más que sus propios maestros y se manejen mejor que ellos en los medios informativos de todo tipo». Podemos intuir, como señala el experto en varias ocasiones, que la «Generación C» terminará por convertir en innecesario todo elemento que interrumpa su desarrollo formativo.

No debemos olvidar que los miembros de la «Generación C» son nativos digitales, por lo que la estructura educativa deberá ir adaptándose a los cambios de los nuevos alumnos, a su concepción del sistema y a sus grandes expectativas.

Las empresas...¿preparadas?

¿Y las compañías? ¿Están preparadas para una nueva generación de trabajadores?

Es evidente que el nuevo perfil de trabajador proveniente de la «Generación C» supondrá un cambio radical para las relaciones laborales así como para la estructura organizativa de las empresas, que no tendrán más remedio que adaptarse al cambio: nuevos ritmos de trabajo, empleados menos fieles y con marca propia en la Red, así como cada vez más preparados es lo que espera a los nuevos directivos.

*Jesús Hernández Aristu es profesor de la Universidad Pública de Navarra, e investigador de juventud y familia. Tiene estudios de Filosofía, Teología, Ciencias de la Educación con Sociología y Piscología por la Universidad de Aquisgrán y es doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Deusto.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios