Kerry viaja a El Cairo en busca de un alto el fuego entre Israel y Hamás
Manifestación propalestina frente a la Casa Blanca, en Washington - AFP

Kerry viaja a El Cairo en busca de un alto el fuego entre Israel y Hamás

Actualizado:

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, partió esta madrugada hacia El Cairo donde se sumará a los esfuerzos diplomáticos para lograr una pausa en los combates entre israelíes y palestinos, según confirmaron fuentes oficiales a medios de Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y Kerry reiteraron en estos últimos días su opinión de que Israel tiene el derecho a defenderse de los ataques del movimiento islamista palestino Hamás, pero también expresaron su preocupación por el creciente número de civiles muertos en los enfrentamientos.

Desde el inicio de la operación israelí, el 8 de julio, más de 500 palestinos y 20 israelíes han muerto en la violencia que se intensificó ayer con una incursión militar israelí en la franja de Gaza que Kerry describió como «infernal», en un comentario reservado captado por los micrófonos de una televisión.

Kerry y otros diplomáticos buscan que se reanude la tregua entre palestinos e israelíes dentro de los términos de un acuerdo logrado en noviembre de 2012. En las gestiones participa también el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien ya se encuentra en la región.

Más muertos en Gaza

Mientras tanto, la situación continúa deteriorándose en Gaza, donde en un nuevo día de enfrentamientos los últimos ataques del Ejército israelí desde el aire y por disparos de artillería causaron once muertos, entre ellos cuatro menores, dijeron fuentes sanitarias y testigos de la Franja de Gaza. El ataque más reciente de la aviación israelí tuvo como objetivo un edificio en el barrio Rimal del centro de la ciudad de Gaza, donde fallecieron ocho personas, entre ellas los cuatro niños.

De acuerdo al portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, Ashraf al Qedra, en otro bombardeo contra una casa del barrio Shahaíya, al este de la capital de la franja, fallecieron tres civiles, que al igual que los muertos en el otro ataque, fueron trasladados al hospital Shifa de Gaza. Estos dos últimos ataques se produjeron después de otro en el que cuatro personas murieron y otras cincuenta resultaron heridas por fuego de artillería contra el hospital Al Aqsa de la localidad de Deir Al Balah, en el centro de la franja. Horas antes, cinco personas, tres niños y dos mujeres de la misma familia, perecieron en otro bombardeo de cazas israelíes sobre su vivienda, en la parte noroeste de la ciudad de Gaza.