Cinco consejos para proteger las cuentas de videojuegos «online»

Cinco consejos para proteger las cuentas de videojuegos «online»

Los expertos recomiendan no abrir enlaces desconocidos durante una partida

Actualizado:

Los expertos recomiendan no abrir enlaces desconocidos durante una partida

12345
  1. No abrir enlaces

    Desde que los videojuegos entrasen en la vida de muchas personas, ha cambiado mucho la forma de jugar. Al principio el usuario jugaba solo delante de la pantalla, ahora comparte la experiencia con otros usuarios, interaccionando con personas de todo el mundo. Con este sistema, la conexión a internet es imprescindible, por eso hay que estar muy atentos y preocuparnos de proteger el dispositivo.

    Para ello, Kaspersky ha realizado un informe con cinco consejos dirigidos a los usuarios para que puedan proteger las cuentas de los videojuegos «online»: Una de las más importantes es no abrir enlaces: En los videojuegos con múltiples usuarios, los jugadores acceden a través de internet. Como ya se sabe, la Red está llena de peligros que pueden afectar a los equipos.

    Como si se tratara de una página web cualquiera, los cibercriminales también se ocultan tras las websites de los videojuegos para aprovecharse de la ingenuidad de las posibles víctimas. Muchas de estas páginas utilizan un servicio de mensajería instantánea o cuentas de correo electrónico para que los jugadores puedan comunicarse entre ellos.

    Lamentablemente, estos chats pueden ser peligrosos. Para evitar cualquier problema, no se debe abrir los enlaces que envían otros usuarios porque pueden contener «malware». Además, antes de descargar cualquier juego o software, verificaremos si se trata de un programa fiable o no.

  2. Actualización y descarga de parches

    No se debe olvidar descargar las actualizaciones de un programa cuando estén disponibles. Los parches que se encuentran en las actualizaciones solucionan las vulnerabilidades del software.

    Si no se descargan, el equipo estará expuesto a los ataques de los cibercriminales, que intentarán explotar a toda costa los «bugs» del programa. Se trata de una medida preventiva eficaz y fácil de realizar.

  3. Contraseñas fuertes

    Es importante utilizar una contraseña robusta. Siempre que el usuario se conecte desde una red inalámbrica protegida con una clave. Para ser más precavidos, es aconsejable usar una RPV, que nos asegura la máxima protección de los datos.

    Hay que crear contraseñas complejas y diferentes para cada página web que se utilice. Así, si roban las credenciales del perfil de juego, no podrán utilizar dicha información para entrar en otras cuentas.

  4. Antivirus robusto

    Lo más importante de todo es procurarse un sistema de seguridad adecuado. Sin duda, hay que tener en cuenta que sin protección hay más posibilidades de caer en manos de los ciberdelincuentes.

  5. Sin acceso a internet durante el juego

    Cuando se juegue «online» evitaremos entrar en otras páginas web. Puede ser que, sin saberlo, estemos jugando en una página infectada por un malware y que unos cibercriminales nos hayan robado nuestros datos. Si se juega a la vez que se navega por internet es muy probable que la información personal llegue fácilmente a las manos de los delicuentes.