Su aspecto es imponente. Pesa 11,99 toneladas y tiene un precio estimado de 250.000 euros.

Unimog Brabus, camión «tuneado»

Quién iba a decir hace unos años que uno de los camiones-herramienta de mejor reputación a escala global iba a terminar convertido en capricho de jeques para remontar dunas y otros «accidentes» del terreno. La respuesta, de la mano de Mercedes-Benz, llegó a través del singular Unimog Brabus U500 Black Edition. Ésta es su historia.

e.c.
madrid Actualizado:

Se presentó en el Salón de Dubai hace unos años y es fruto de los trabajos efectuados por el preparador germano Brabus, pseudo filial «tunera» del gigante Daimler al mejor estilo AMG, y conocido por la agresividad de sus creaciones. Se llama Unimog U 500 Black Edition.

Antes de detallar las características de tan singular producto, es preciso recordar qué es un Unimog. Codiciado hasta por los amantes del offroad extremo, se trata del camión más rentable de la historia, y en el mundo del 4×4 lo más parecido a un Jeep WranglerRubicon (el mas extremo de los producidos en serie), un Hummer H-1, un Mercedes-Benz Clase G o un Toyota Land Cruiser, a los que supera con creces en las concidiones más extremas: su reputación para adentrarse en bosques o rutas impracticables le precede.

El Unimog entierra sus raíces en 1951, cuando Mercedes-Benz detectó demada para un estrecho –de ahí su fisonomía, básicamente intacta en el tiempo– y capaz camión tipo herraminta para acceder a lugares inhóspitos y difíciles. Su planteamiento era profesional: tareas forestales, bomberos, guardabosques... Tenía que ser pesadopara arrastrar o portear y de altísima movilidad, con un diseño sólido y robusto y una fiabilidad sin tacha. Por resultado, un apto 4×4 portaimplementos capaz de lo inverosímil, una fórmula que avalan más de 340.000 unidades vendidas en 150 países imprescindible en sectores como el minero y el ferroviario, el militar, el agroforestal y el aeroportuario, de reconocimiento y mantenimiento, bomberos, asistencia médica y rescate, quitanieves y hasta deportivo.

Casi invariado (al menos en lo estructural) desde su origen, ha evolucionado para ser más competitivo y rentable aprovechando sinergias, adaptando nuevas técnicas de montaje y reestructurando una gama que llegó a sumar 36 variantes. Hoy (de 80.000 a 330.000 euros en versiones expedicionarias) juega con multitud de automatismos, un elevado y dominante puesto de conducción, chasis con guiado de ejes en tubos de empuje que permite a los trenes anterior y posterior retorcerse y cruzarse 30º, avance en vadeos y un bastidor con ejes de pórtico capacitado para «subir por las paredes» (véase vídeo adjunto sobre estas líneas).

Con el lema por bandera «superar cualquier obstáculo allí donde otros ni siquiera pueden acceder», la marca recibió para este vehículo demanda de adinerados particulares amantes del 4×4 extremo dispuestos a hacerse con un Unimog de uso particular. Y para satisfacerles pensó en Brabus. El imponente resultado fue el U 500 Black Edition, de habitaculo refinado y biplaza, y aptitud campera sin igual: igual vale para ir a la ópera, superar la trialera más acusada y salir airosos de percances a priori insuperables.

Su figura semipick-up se completa con un gigantesco y envolvente parabrisas y soluciones como una servoasistida dirección que lo maniobra como a un utilitario, pese a sus enormes neumáticos camperos 455/70 sobre llantas de 24 pulgadas. Con decoración racing pero minimalista, adosa «guiños deportivos» al estilo de la capilla de la instrumentación o los tiradores de las puertas de carbono, barras exteriores antivuelco y escapes de inoxidable pulido, pedalir perforado de aluminio... La dotación no le va a la zaga: radio-navegador (con DVD y brújula) Comand de la Clase S dotado de mando verbal y display multifunción de 6,5 pulgadas, climatizador bizona …

El U 500 Black Edition, beneficiado por su corta longitud y acertados ángulos de trabajo, echa el resto en lo mecánico: motor 6.4 turbodiesel de 280 CV y ¡1.100 Nm!, cambio auto secuencial EAS... Consiente un tope de 120 km/h, pesa 11,99 toneladas y puede arrastrar 4,3. Sus ruedas se hinchan o desinflan desde el puesto de conducción para superar bancos de arena suelta o dunas. En cuanto al precio, es acorde con su tarjeta de presentación: unos 250.000 euros.