SEMANA SANTA 2017

Prepara así tu coche para viajar en Semana Santa

Al igual que en las operaciones salida y retorno de verano, conviene prestar atención a los principales elementos de seguridad

Actualizado:

Jueves Santo y Viernes Santo son dos días marcados en rojo en el calendario, tanto porque son las primeras vacaciones relativamente largas del año, como por la cantidad de retenciones que se suelen producir en las carreteras, tanto a la ida como al regreso tras pasar el fin de semana en un punto turístico o de interés religioso.

Al igual que en los viajes de larga duración, como pueden ser las vacaciones de verano, conviene realizar una concienzuda revisión al coche, especialmente aquellos elementos relacionados con la seguridad. Así, deberemos chequear el vehículo cuando se va a realizar un desplazamiento de larga duración, como puede ser uno de los desplazamientos de centenares de kilómetros habituales en estas fechas. A comprobar: nivel de aceite, estado de los neumáticos, suspensión, luces y frenos.

Antes de iniciar el viaje, y con el objetivo de evitar encontrarnos problemas como grandes atascos o condiciones adversas (lluvia nieve, niebla), es recomendable escuchar las predicciones de tiempo y tráfico. En caso de mal tiempo, es conveniente retrasar el viaje.

Muchas personas inician el largo «puente» sin perder ni un solo minuto, tan proto como salen del trabajo. Sin embargo es recomendable comenzar el viaje descansado y realizar paradas periódicamente: el 20% de los accidentes de tráfico están relacionados con la somnolencia. Se recomienda hacer un descanso cada 2 horas o 2,5 horas. Se debe aprovechar esa parada para hidratarse, pues la falta de hidratación reduce la concentración y aumenta el cansancio. Hay que evitar comidas copiosas porque el tipo de alimentos que se toman antes y durante el viaje también influye en la conducción.

Una vez en marcha hay que centrarse en la conducción: la falta de atención continúa siendo una de las causas que más accidentes provocan. La distracción está detrás del 40% de los accidentes. Descuidar la carretera para cambiar el GPS o la radio, hablar por el móvil o fumar entraña riesgos elevados e innecesarios.

Finalmente, para evitar las famosas «colisiones por alcance», no nos olvidemos de mantener la distancia de seguridad: la distancia normal es de 3 ó 4 segundos, es decir, unos 90 metros en autopista o autovía. No respetar esa distancia es una de las infracciones más frecuentes y peligrosas.