Peugeot vuelve a ganar el Silk Way Rally

El Peugeot 3008 DKR confirma su supremacía con Cyril Despres a los mandos por segundo año consecutivo

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Peugeot ha vuelto a triunfar en el Silk Way Rally, que se ha celebrado durante las dos últimas semanas entre Rusia y China.

Además, lo ha ganado el mismo piloto, Cyril Despres, que ya ganó el año pasado a los mandos del Peugeot DKR, la misma versión que utilizó y venció el año anterior. Y tras el abandono de Sebastian Loeb que lideró la carrera con el prototipo preparado por Peugeot, el DKR Maxi, para correr el próximo Dakar.

Con él, el Peugeot 3008 DKR Maxi, Loeb mostró una huella ancha que era 10 centímetros más larga por cada lado, así como mejoras técnicas que le sirvieron para liderar el rally a un ritmo impresionante durante la primera semana, proclamándose vencedor de cuatro etapas en total. Con una ventaja de más de una hora, Loeb colisionó el día después del día de descanso en Urumqi mientras conducía en la pista principal para sortear un lecho rocoso. Su coche tropezó con un canal de drenaje, dañándolo gravemente y, aunque el DKR Maxi pudo reparase al final, Loeb se lesionó un dedo y no puedo continuar. A pesar de este contratiempo, la pareja francesa ganó más experiencia y práctica en el abordaje de eventos de larga distancia.

“Mr Silk Way Rally” Despres

Después del accidente de Loeb, Despres tomó la delantera, conduciendo de manera intachable de principio a fin. Este solo tuvo dos problemas, al quedarse bloqueado en un agujero durante la primera semana y al encallar en una duna de arena a tres días de la llegada, pero estos fueron, relativamente, problemas menores que no le impidieron liderar el rally con energía, para proclamar su segunda victoria en coches, tras una destacada trayectoria en el mundo de las bicicletas.

Stephane Peterhansel

Peterhansel, el vencedor del Rally Dakar de este año (y el piloto de más éxito en la historia del Dakar) vio cómo se arruinaban sus oportunidades de conseguir la victoria en el Rally Ruta de la Seda durante la primera semana, cuando perdió dos horas después de un accidente. Sin embargo, desde la parte inferior de la clasificación general contra atacó con gran energía hasta conseguir llegar entre los cinco primeros, estableciendo unos tiempos por etapa en el Rally Ruta de la Seda más rápidos que cualquier otro piloto. Y no solo eso, sino que Peterhansel desempeñó un papel fundamental como ‘ángel de la guarda’ para Despres en la fase final del rally, ayudando a su colega a mantener su liderazgo estando a su disposición en caso de que ocurriera cualquier problema. Esto resultó ser inestimable, puesto que Despres fue capaz de conducir con seguridad, sabiendo que su compañero de equipo le cubría las espaldas.