Los neumáticos de invierno reducen el riesgo de accidente un 38%
Las cubiertas de invierno, garantes de mayor agarre en 190.000 de los 390.000 km de red viaria española.

Los neumáticos de invierno reducen el riesgo de accidente un 38%

Los neumáticos de invierno reducen el riesgo de accidente un 38%. Circular por casi la mitad de las carreteras españolas por debajo de 7ºC sin estas cubiertas supone un grave riesgo.

agencias
madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un estudio del distribuidor de neumáticos Grupo Andrés explica que 190.000 km de los 390.000 que componen la red viaria española plantean graves problemas de adherencia y seguridad cuando las temperaturas descienden por debajo de 7ºC, algo que ocurre en la mitad norte de la Península Ibérica durante unos 100 días al año. A su vez, el informe recuerda que la colocación de cubiertas de invierno, única forma de mejorar la seguridad sobre este tipo de firmes, es obligatoria en los meses más fríos en países como Alemania, Eslovenia o Estonia, que soportan temperaturas muy similares a las de la zona norte de España (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña, Castilla y León, norte de Madrid, norte de la Comunidad Valenciana y norte de Castilla-La Mancha).

En este sentido, los seguros en Alemania ya no cubren accidentes de vehículos calzados con neumáticos convencionales en periodo invernal, y los responsables de tráfico llegan a multar a los conductores que no colocan estos neumáticos invernales desde comienzos de noviembre hasta finales de marzo.

Estas gomas, que pueden ofrecer una vida útil de unos 6 años bien utilizadas en los meses adecuados, evitan la utilización de cadenas y están preparadas para circular con temperaturas frías, de forma que necesitan menos distancia de frenado en condiciones extremas: hasta 11 metros de diferencia comparadas con los neumáticos convencionales rodando sobre nieve a 50 km/h, y hasta 5 metros menos cuando se rueda sobre asfalto mojado.

La adherencia de un neumático de invierno sobre superficies frías, en asfalto mojado, nevado o helado , asegura una respuesta inmediata a cualquier movimiento del volante, sin deslizamientos extraños del frontal o la parte trasera del vehículo. Su profundidad extra asegura un drenaje superior, lo que neutraliza el planeo incontrolado sobre carreteras encharcadas.

Los sistemas antibloqueo de frenos ABS y el control de estabilidad ESP son poco efectivos cuando el nivel de adherencia desciende radicalmente a causa del frío, que endurece las cubiertas convencionales. De hecho, la movilidad de un 4x4 en terrenos difíciles desciende en picado cuando monta cubiertas tradicionales con temperaturas exteriores muy bajas, por lo que también deben de montar neumáticos de invierno con el frío.

En el mismo sentido, las cubiertas convencionales de furgonetas, furgones y camionetas, o pick-up, preparados para trabajar con grandes cargas, pierden buena parte de su adherencia cuando el termómetro desciende de 7ºC.